¿Qué valores sustentan y orientan tu vida?

Comentarios

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Estoy totalmente de acuerdo. Sin valores (o sin reflexionar sobre ellos) no podemos llevar una vida equilibrada y coherente; sin embargo las prisas y las servidumbres de la vida actual muchas veces nos obliga a vivir de espaldas a algunos de ellos... Gracias por la reflexión, Noemí.

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Buenas noches María!. Mil gracias por tu valioso comentario. Me sentiré muy agradecida si el artículo os anima y ayuda a reflexionar y es útil para desarrollar vuestro autoconocimiento. Un abrazo.

Añadir nuevo comentario

“Cuando tus valores son claros para ti, tomar decisiones se vuelve sencillo”. Roy E. Disney.

Los valores pueden definirse como las cualidades que integran a la persona. Son un sistema de creencias que nos sirven especialmente para juzgar lo que está bien y lo que está mal en nuestras vidas. Tanto los valores como las creencias son los conductores de las actitudes (formas de afrontar las situaciones) y por tanto tienen un componente emocional. 

Conocer tus valores o incluso priorizar unos sobre otros, puede tener una gran beneficio en tu vida. Los valores son tus principios de actuación en la vida, tus prioridades y las cosas a las que das importancia.

Las creencias y los valores constituyen una base sólida de nuestra personalidad, y en la creación de nuestra identidad.

Cuántas veces no hemos sido conscientes de la importancia que cobran los valores y las creencias en nuestra vida (creencias limitantes y potenciadoras, también), ni hemos puesto en valor una experiencia, un aprendizaje que refleja cómo somos y por qué actuamos cómo lo hacemos en determinadas situaciones y ámbitos, tanto profesionales como personales.

Beneficios que nos aportan:

·         Conocerte mejor, tener claro cómo eres, lo que quieres y aprender a ser fiel a ti mismo.

·         Capacidad de tomar decisiones y actuar conforme a ellas.

·         Vivir con integridad y es un elemento importante para tu equilibrio emocional.

·         Ser consciente de que determinan tu visión de la vida y las decisiones que tomas en ella.

Es vital para tu autoconocimiento y para la actitud con la que te desarrollas en tu vida, identificar, cultivar y ser coherente con tus valores si quieres lograr tus metas y sentirte feliz con ellas.

Tu actitud determina las conductas que realizas para conseguir desempeñar tu trabajo y es una expresión de tus valores, creencias y expectativas. Por eso es tan importante que si quieres mejorar tu actitud ante la búsqueda de empleo, o ante situaciones que vives en tu vida, seas capaz de identificar, revisar y contrastar los valores y creencias que tienes y cuáles debes mejorar, adaptar o incluso eliminar en tu vida.

Las personas logramos motivarnos por causas internas y externas. Entre esas causas internas estás tú mismo, tus metas, tus para qués y sobre todo, tus valores. Son una importante fuente de motivación.

Es vital que conozcas qué valores tienes en tu vida y el ranking que ocupan en ella, ya que condicionan tus creencias, tus opiniones, tus aptitudes, actitudes y conductas. La prioridad que des a cada uno de ellos dará forma de tus principios. Los valores no suelen cambiar, pero sí lo hace la posición que ocupan en nuestro ranking. 

Es por esto que aquellas situaciones y experiencias que más te afectan, se debe a que reflejan y chocan con aquellos valores que son importantes para ti. Ej. Un alto ejecutivo cuyo primer valor es la familia pero que trabaja 12 horas al día y apenas puede disfrutar de ella.

No es mejor ni peor tener un determinado valor en tu vida, lo que tienes que ser es coherente con ello y honesto contigo mismo, porque si no, te va a generar un conflicto interno que derivará en un desequilibrio emocional.

La automotivación que adquieras gracias a tus valores afectará a tu conducta, lo que ven los demás en ti. La verdadera fuerza interna reside en tener tus valores vivos y ser conscientes de ellos en tu día a día.

Como dice la psicóloga Noelia Pérez Pérez “a veces es bueno parar, y ver si lo que quieres de tu vida, concuerda con lo que haces en ella”. Es necesario hacer esa reflexión como un ejercicio de autoconocimiento para ayudar a tu equilibrio emocional.

Tus valores tienen que ver con lo que crees y sobre ellos se organizan tus creencias. Cualquier cambio que se origine en el orden de tus valores hará que éstos cambien de prioridad e incluso podrían llegar a desaparecer algunas de tus creencias. Identificar tus valores es fundamental para descubrir tus creencias. Si son creencias limitantes y no potenciadoras debemos eliminarlas ya que se convierten en obstáculos para lograr tus metas.

Si nos apoyamos en un valor para lograr una meta concreta, te otorga una fuerza interior que te refuerza en tu acción por lograrlo y te llega información de los “cómo” y de los “qué”.

TIPOS DE VALORES:

  1. Valores personales: Son normas y principios esenciales necesarios para edificar nuestras vidas (moral, ética, religión).
  2. Valores Familiares: La familia determina como buenos o malos. Son resultado de las experiencias, creencias y tradiciones que tienen los padres y trasmiten y educan a sus hijos.
  3. Valores Socioculturales: Se desarrollan en la sociedad con la que vivimos y son la base para definir nuestras acciones en la sociedad.
  4. Valores Materiales: se relacionan con nuestras necesidades básicas. 
  5. Valores Espirituales: Parten de las necesidades humanas. Dan sentido a las creencias, vivencias, y sentido a nuestras vidas.
  6. Valores Morales: Son todas los aspectos que otorgan a la humanidad a cuidar y controlar su dignidad.

 

Olga Castanyer, experta en Asertividad, establece la diferencia entre:

·         Valores sanos: Son flexibles, elegidos y se comprueban. Son realistas y vitales puesto que reconocen necesidades y sentimientos.

·         Valores no sanos: Son rígidos, globales, se aceptan sin cuestionarlos. Son no realistas y restringen la vida porque ignoran necesidades y sentimientos.

Os recomiendo crear un listado de vuestros valores. Podéis encontrar en internet numerosos listados para guiaros. Es muy importante que reflexionéis sobre ello y seáis conscientes de lo que esos valores suponen en vuestra vida a través de estas preguntas.

Analiza qué valores tienes en la actualidad, Haz un resumen de los más importantes para ti y darle la prioridad que desees. 

·         ¿Has cambiado alguno ante alguna experiencia vital?

·         ¿Existe una coherencia entre tus valores, tus pensamientos, creencias y conductas?

·         ¿Qué tendrías que hacer para manifestarlos en tu vida?

·         ¿Qué valor reconoces ó valoras más?

·         ¿Cómo has incorporado estos valores a tu vida? si es que lo has hecho.

·         Y si no lo has hecho ¿qué necesitarías hacer para incorporarlos?

·         ¿Qué información te dan a ti los valores que tienes?.

Obtenemos mejores resultados en nuestra vida, cuando nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, metas y valores están en equilibrio. La gran dificultad reside no en encontrar mejores valores, sino en reflexionar sobre aquéllos que tenemos, ser conscientes de ellos y ser fieles a aquéllos que profesamos.

Foto: Pixabay.

Sobre Noemi Plazas

 

Socióloga con amplia experiencia en el ámbito del empleo, la orientación laboral y la formación ocupacional.

Comentarios

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Estoy totalmente de acuerdo. Sin valores (o sin reflexionar sobre ellos) no podemos llevar una vida equilibrada y coherente; sin embargo las prisas y las servidumbres de la vida actual muchas veces nos obliga a vivir de espaldas a algunos de ellos... Gracias por la reflexión, Noemí.

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Buenas noches María!. Mil gracias por tu valioso comentario. Me sentiré muy agradecida si el artículo os anima y ayuda a reflexionar y es útil para desarrollar vuestro autoconocimiento. Un abrazo.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter