Tú también eres imprescindible

Añadir nuevo comentario

Nos llenamos la boca, en demasiadas ocasiones y sin pensarlo suficiente, al afirmar que algunas personas son prescindibles.

Lo afirmamos cuando en nuestra vida privada prescindimos de personas que en un momento dado daban sentido a nuestra existencia.

Lo afirmamos cuando en nuestros entornos de trabajo prescindimos de colegas que en un momento dado daban sus sentidos por la existencia de proyectos conjuntos.

Lo afirmamos cuando en nuestra vida privada y en nuestros entornos de trabajo prescinden de nosotros. Inconscientemente aceptamos la condición de prescindibles para que no duela la existencia, la nuestra propia.

Me niego a admitir ser prescindible en la vida de nadie, en un proyecto de desarrollo socioeconómico y en mi propia existencia.

Me niego a admitir que haya alguien prescindible en mi vida, en los proyectos en los que he participado y que alguien lo haya pensado con detenimiento y con sentido pleno.

Prescindir. Renunciar a alguien o algo. Poder pasar sin alguien o algo. Pasar por alto u omitir a alguien o algo.

Soy imprescindible y tú también.

Somos imprescindible porque hemos dado sentido a la historia de muchas personas en un momento dado y eso no se omite.

Somos imprescindibles porque hemos generado un valor, sea en la vertiente o no de cada realidad socioeconómica, pero hemos generado un valor.

Somos imprescindibles porque el hecho de que prescindan, o así parece que se pretenda, de nosotros duele y daña nuestra (auto) valía.

Este fin de semana he tenido la suerte de aprender del gran sentido de las personas, su ser prescindibles o no, junto a un pedagogo de corte filosófico, sociocrítico y constructivo: Javier Bahón. En su intervención perfiló aspectos muy importantes en el desarrollo de la inteligencia de la sociedad, planteando su impacto desde la más tierna infancia. Y uno de esos aspectos se encaminaba al respeto por las aportaciones que las personas tenemos en otros seres y en los procesos que dan estructura a la vida. Todos los seres humanos, por haber formado parte de una historia, sea personal o profesional, nos convertimos en imprescindibles para explicar la existencia de tales hechos.

Pensándolo en profundidad, creo que el hecho de no encasillar a las personas como prescindibles en tu vida te enseñará mucho de ti, te ayudará a posicionarte en la línea de tu vida, te ayudará  a enfrentarte y afrontar tus dilemas laborales. Sabrás y valorarás lo que te han enseñado; lo que has aprendido  a su lado; lo que has sentido en situaciones de intensidad; lo que te ha resonado y removido; y lo que has causado y generado. Tú reconocerás tu protagonismo y situarás a cada persona en su correspondiente protagonismo.

 

Pienso en los jefes que he tenido, desde la realidad de la hostelería hasta la experiencia de la docencia universitaria.

Pienso en las aportaciones de mis compañeros, los que han sido, en el ámbito de los servicios sociales o en el desarrollo de proyectos sociocomunitarios.

Pienso en lo que he significado en la vida de muchas personas y en lo que he sabido ofrecer de mí como profesional en los entornos en los que he madurado como recursos humanos.

Pienso y me genera sentimientos de humildad. ¿Cómo puedo considerar a esta u otra persona prescindible en mi trayectoria y son ellas las que dan sentido a mi propia trayectoria?

La próxima vez que te detectes diciendo con la boca bien abierta que alguien es prescindible en tu vida, por favor, cierra la boca, deja de llenártela con afirmaciones sin fundamento, mastica con más estilo y traga ese orgullo que tanto nos caracteriza.

Al darme cuenta de la valía de nuestra existencia, me he planteado pasar el resto de mi vida haciéndome imprescindible en vida y obra laboral por la que pase. ¿Por qué no?, ¿te animas? Piénsalo de verdad porque creo que tú también eres imprescindible.

Etiquetas: 

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment