Me lo dijo mi mamá: ¡Aprende a VIVIR mejor con menos!

Añadir nuevo comentario

¡Gastar más, no significa VIVIR  mejor! 

En una economía global en la que los recursos económicos son mas escasos, se vuelve muy importante reeducarnos en los temas de  las finanzas personales;  cambiar viejas creencias y adquirir nuevos hábitos.

Si tú eres una persona emprendedora, o simplemente requieres mejorar tus finanzas, esto es para ti.

Si deseas realmente mejorar tu economía, requieres aplicar las mejores y más sencillas prácticas en la administración del dinero, como los hicieron  tus abuelos  y padres; sin mayores rollos, de una forma muy sencilla y práctica:

  • Tener una lista de los gastos ordinarios y extraordinarios que tendrás en los próximos meses, por lo que se requiere elaborar un presupuesto de de ingresos y gastos (mínimo 6 meses).
  • No gastar más de lo que ganas, controlar tus gastos hormiga.
  • Ahorrar al menos el 10% de tus ingresos.
  • Hacer un uso adecuado de tu crédito;
  • Invertir tu dinero en bienes que generen más dinero, y  sobre todo
  • Cambiar un paradigma fundamental: “GASTAR MÁS NO TE HACE MÁS FELIZ”

Si frecuentemente experimentas el deseo de comprar, aun cuando lo que adquieras no lo necesites; si como se dice popularmente el dinero no te rinde; si hay un sensación de que desperdicias recursos en tu casa, si tu hogar  esta lleno de cosas y cosas que no necesitas; y por si fuera poco sientes ansiedad por comprar y sentimientos de culpa cuando lo haces, la información que hacemos en esta entrega te puede ser de gran utilidad.  

Un gran número de personas día con día experimentan gran ansiedad con la sensación de que el dinero no les alcanza y  necesitan más dinero para vivir, y esta comprobado que si llegara ese aumento de sueldo, ese incremento de flujo en el negocio o en su caso utilidades adicionales, al poco tiempo la sensación será exactamente la misma; es decir se incrementaría el nivel de consumo y así sucesivamente en una espiral ascendente.

El dinero que gastas en “cosas no necesarias” te impiden ahorrar y posiblemente estas dejando pasar oportunidades  de  inversión o en alguna iniciativita productiva, que más tarde podría ser una base importante de tu seguridad y libertad financiera.

Nos pasamos muchos tiempo de nuestra existencia en trabajos para pagar todas las cosas que compramos, dedicando cada ves menos tiempo a la familia, a la pareja y a disfrutar de los amigos.

 El sistema de consumo impuesto es de alguna forma estar en la rueda del hámster, estar corriendo y corriendo  sin parar, sin destino; con el paso del tiempo llega el cansancio, la frustración y con ello posiblemente la soledad (con el síndrome del nido vacío, cuando los hijos y la parejas se han ido), dedicando toda tu vida a pagar tus deud

Un verdadero sin sentido son las enfermedades causadas por las presiones económicas pretendiendo pertenecer a un nivel socioeconómico que presiona para tener un estilo de vida que implica gastos y consumos muy por arriba de la economía real; y por si fuera poco ocasionando con ello la muerte.

Lo mas triste del final de la existencia humana, sin duda es  haber anhelado estar con los seres queridos mas tiempo para disfrutar, en resumen haber sido feliz.

Aprender a VIVIR con menos es una actitud, que parte de lo pequeño, lo simple, lo sencillo; de volver a lo básico;  desprenderse del tener, de acumular; de estar dispuesto a soltar viejas creencias de apariencias falsas y fugases  para querer impresionar, buscando nos valoren por lo que tenemos y no por lo que somos.

Se dice fácil, sin embargo en una sociedad en la que cada vez se aprecian mas las cosas que a las personas, nuestro día a día transcurre anhelando tener cosas para que sea “querido y reconocido”; lo embates son en medio de frustraciones y desanimo porque los hombres no logran tener la “rubia de categoría” y las mujeres la casa, el auto o incluso el hombre de sus sueños.

¿Por donde empezar?

  1. El dinero no es la felicidad

Popularmente se dice el dinero no es la felicidad, pero como quita los nervios; los estudios sobre la felicidad revelan que tener resueltas las necesidades básicas  para vivir es motivo de felicidad.

De acuerdo al estudio revelado en el libro La ciencia de la felicidad de Sonja Lyubomirsky, identifica que las variables relacionadas con ella son: gratitud, optimismo, tener trabajo (que te guste y apasione), mayor parte del tiempo sintiendo afectos positivos, una autoestima alta, frecuencia de relaciones sexuales (agreguemos los ingredientes  lindas y placenteras)

2. Las cosas mas bellas de la vida, no son cosas, no se ven ni se tocan; se sienten en el corazón.

Tienen que ver con experiencias de vida, aprender a disfrutar de lo sencillo, de lo que no cuesta: lo vibrante de un amanecer, la paz que se experimenta al atardecer, una comida en tranquilidad con los hijos, mirar a los ojos a tu pareja y sentir su amor incondicional, las risas  y comilonas con los amigos, el trabajo comprometido, los proyectos, la faena de la casa, ayudar a un amigo, a tu comunidad etc.

Es urgente aprender a experimentar la alegría de lo que ocurre a nuestro alrededor; así como observar, observarnos y provocar nuevas sensaciones; construir nuevas rutas, buscar la inspiración en el día a día para experimentar simplemente la alegría de vivir. 

3. Un nuevo enfoque: maximiza tu bienestar, reduce tu consumo

Aprender a VIVIR mejor con menos, implica poner en el centro nuestro bienestar y el de nuestra familia, y posiblemente implique reconsiderar la forma en como obtenemos los ingresos y el tiempo que empleamos en el trabajo; analizar nuestros hábitos, consumos y practicas de gasto; también requiere de amplias conversaciones con nuestros seres queridos para poner mayor atención en lo importante: NOSOTROS.

Continuará…

Saludos PositivaMENTE, buen camino.

Foto: Pixabay.com

 

Sobre Mary Paz Herrera

 

Pasión por acompañar a las personas a EMPRENDER y alcanzar su “Mejor Yo Posible” 23 años de experiencia profesional en formación y desarrollo del talento emprendedor, así como coaching y consultoría a MIPYMES, Jóvenes y Mujeres Emprendedoras y Empresas Familiares.

Add comment