"Yo he querido crear un catálogo de deseos"

Añadir nuevo comentario

Adriana Bañares Camacho, antóloga del libro Erosionados (Ed. Origami, 2013) y administradora del blog Erosionados, habla con para La Nueva Ruta del Empleo sobre este maravilloso proyecto en el que ha implicado a más de cuarenta autores. 

P: Antes de adentrarnos en lo que es tu obra en sí, una de las cosas que más me sorprenden es, tras leer tus comentarios en redes sociales,  lo contenta que estás y te muestras al ver aparecer Erosionados… ¿cierras un deseo o empiezas un sueño?R: Estoy poniendo toda mi energía en este libro porque me parece un proyecto ambicioso que merece ser reconocido. Ambicioso, reconocido... vale, ¿por qué digo esto? Porque he implicado a cuarenta y ocho autores en él y todos ellos merecen que su obra sea reconocida. Por otro lado, estoy muy emocionada porque es la primera vez que trabajo como antóloga. Es mi primer trabajo editorial, por así decirlo, -aunque trabajo en la edición de la publicación independiente La Fanzine desde hace cuatro años-, y quiero hacerlo bien. La parte de edición ya está, pero ahora toca la fase de promoción. Una buena parte de esa fase ya comenzó hace más de un año, cuando creé el blog Erosionados, pero no podemos limitarnos a internet. Ahora toca salir y presentar el libro por diferentes ciudades del país. Es algo que supone un desembolso importante de dinero para mí y para la editorial, pero que debemos hacer, tanto por mi trabajo como, y sobre todo, por los cuarenta y ocho autores que forman parte de este libro.Tengo la satisfacción y la sensación de haber hecho bien el trabajo, ahora que tengo el libro ya en mis manos, pero esto no termina aquí.P: Erosionados es un libro de poesía erótica. Si eliminamos cierto toque de frivolidad que puede subyacer al mentar la palabra “erótico” queda un libro que nos lleva, nos conduce, nos seduce…¿a dónde?R: Yo no creo que el erotismo sea frívolo. Depende del enfoque que se le quiera dar. Yo he querido crear un catálogo de deseos. Un libro fino y con buen gusto. El lector aquí no va a encontrar pornografía, sino que encontrará cuarenta y ocho habitaciones diferentes en las que el sexo y el deseo se ven desde diversas perspectivas. La grandeza de Erosionados reside en que no hay ningún nexo de unión entre los autores que lo componen. Pertenecen a diferentes generaciones, géneros y estilos, así que este libro puede seducir a cualquier lector. P: Son tiempos complicados para el libro en prosa, supongo que para la poesía más ¿Por qué esas reticencias?R: Bueno, aquí habría que matizar. Si hablamos del tema económico y de ventas claro que son malos tiempos. La literatura no vende. A no ser que seas un bestseller, tu libro no se va a vender. Vas a cualquier librería grande ahora mismo y te encuentras con sota, caballo y rey: 50 sombras de Grey (y sus múltiples derivados), La sociedad Juliette, de Sasha Grey, y libros de gente pública como Mario Vaquerizo o ¿Qué haría Vicky? de Vicky Martín Berrocal; mientras, editoriales como Libros del silencio o DVD, que apostaban por una literatura de calidad, DVD en el campo de la poesía y Libros del silencio en narrativa, se han visto obligadas a echar el cierre. Estamos ante una situación desoladora y muy triste. Con este panorama, ya sabemos a lo que nos exponemos al apostar por la literatura.  Por otro lado, la poesía siempre ha estado en crisis. El ciudadano medio quiere una novela gorda y fácil de leer (¿qué significa esto?) que le entretenga. Es la era del entretenimiento: pon la tele, mira la cartelera de cualquier cine, o los libros que comentaba antes. Queremos cositas planas, reír, ver qué hacen los demás y alejarnos de nosotros mismos. La poesía es introspección, y nadie quiere meterse dentro. Para hablar de amor y sentimientos tenemos las canciones de la radio. Antonio Orozco y Malú en rima consonante. Para la poesía contemporánea no hay sitio en las librerías. Visite la sección de poesía en su librería. Vea esa pequeña estantería. Verá clásicos y editoriales grandes (Visor, Hiperión, si acaso Pre-Textos y gracias), pero no hay lugar para todos los poetas contemporáneos. El sitio de estos poetas es internet: publicaciones digitales, blogs, redes sociales. Tengo el Facebook repleto de poetas y escritores y editoriales independientes que se ven obligadas a vender sus libros casi exclusivamente a través de internet.  P: Tu libro lo encontramos en la Editorial Origami y además andarás de aquí para allí, presentándolo. Para aquellos que sacan ahora mismo un libro o lo harán en el futuro, ¿aconsejas implicarse en la difusión del mismo?R: La difusión, promoción y distribución del libro son tareas de la editorial. La editorial invierte económicamente para que se publique el libro, y por eso es a la editorial a quien le interesa que el libro se venda. El trabajo del autor es escribir, y por eso se lleva un pequeño porcentaje de las ventas del libro.  Ahora bien, nos encontramos ante la siguiente situación: has publicado con una editorial pequeña que no dispone de mucho capital. La editorial invierte en el libro y se queda sin pasta. Tienes dos opciones: o lo mueves tú, o aquí el libro no lo mueve nadie. Yo me voy a mover con Erosionados por respeto a mi trabajo y por respeto a los autores que han participado en el libro. Creo que es un libro de calidad que no merece estar en la sombra.  Empezaremos a presentarlo en noviembre el 2 de noviembre en el Teaetreneu, con el Prostíbulo Poético de Barcelona. Después lo presentaré en Logroño el 6 de noviembre, en el café cultural Asterisco; el 8 de noviembre en la librería A pie de página de Valladolid; y el 15 en el bar Belmondo, en León. P: ¿Cómo ha sido tu experiencia como antóloga? ¿Es difícil tratar con poetas?R: No me puedo quejar. En general, todos los autores se han implicado muchísimo con el proyecto. Se me escapó algún autor con el que me hubiera gustado contar en la antología, pero al final he conseguido contar con grandes poetas. Tenemos poetas conocidos a nivel internacional, como Raquel Lanseros, Luis Antonio de Villena,  Agustín Fernández Mallo y Yolanda Castaño, por ejemplo. Y también he contado con autores para quienes Erosionados supone su primera incursión en el papel, como Sara Gutiérrez Santamaría, Óscar R. Cardeñosa o David P. Zarain, a cuya obra he llegado a través de sus blogs y Facebook.  No creo que sea difícil tratar con poetas. Al menos no lo ha sido con los que componen Erosionados. Ellos me están ayudando, además, y por eso me siento muy agradecida y orgullosa de haber contado con ellos, con el tema de las presentaciones. También se han implicado con el blog. Creé una sección, Entrevistas breves con poetas erosionados, que consiste en la publicación semanal de una entrevista breve a un autor diferente de Erosionados. Estoy muy contenta con mis poetas y les estaré muy agradecida siempre por haber hecho realidad Erosionados.P: Dinos por qué es tan importante leer en estos tiempos, sea del tema que sea. Supongo que la pregunta es demasiado manida, pero por qué tenemos que seguir diciendo que debemos leer muchísimo más…R: Leer siempre es esencial. Leer basura no es recomendable, del mismo modo que no se recomienda ver telebasura ni ver cinebasura ni escuchar músicabasura. Para todo hay que tener criterio. Desde luego, a alguien que no ha leído nada en su vida, no le vamos a decir que no lea ¿Qué haría Vicky? si es el único libro al que se quiere acercar, pero que no se trata de leer cualquier cosa, quiero decir. Justo hoy decía uno de mis contactos en FB algo así como: Gente que se cree inteligente por ver Breaking Bad e intelectual por leer a Coelho. Pues eso. P: Para finalizar, y como siempre, este libro ¿con qué música lo leemos?R: Creo que Portishead puede irle muy bien. El álbum Dummy. También le puede ir bien un poco de Serge Gainsbourg. 

Sobre La Nueva Ruta del Empleo

Periódico Digital La Nueva Ruta del Empleo

¿Quieres hacer un curso con La Nueva Ruta del Empleo ? apúntate aquí

Add comment