×

Mensaje de error

  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out

¿Y tú qué quieres?

Añadir nuevo comentario

Con la despedida al 2015 y la bienvenida al recién estrenado 2016, huele a propósitos de año nuevo allí donde vas. 

Millones de vídeos e infografías nos bombardean en las redes sociales para que hagamos balance del año y nos planteemos nuevos objetivos. Y como tiene que haber de todo, incluso he llegado a encontrar sitios que ofrecen sugerencias para aquellos casos en que la creatividad no fluya y así, ningún indeciso pueda quedarse sin los prescriptivos propósitos.

 

Los seres humanos somos capaces de llevar las cosas a los extremos y, de este modo, casi parece una locura iniciar un nuevo año sin un plan en mente. Querido ruter@, me dirijo a ti que estás todavía pensando cómo dar un nuevo giro a tu año, a tu vida y sigues sin tenerlo claro. Lo importante no es que lo decidas en una fecha concreta. Lo verdaderamente importante cuando te planteas un objetivo o un propósito es que sea algo que tú, y sólo tú, quieras y puedas conseguir, pues tan sólo de ti depende.

 

No termina el mundo si no lo has hecho a fecha de hoy. Recuerda que hace 16 años, todo el mundo esta obsesionado con el cambio de milenio por lo que pudiera pasar. Y ya ves, aquí seguimos. Las fechas no son tan importantes.

 

Si realmente tienes un sueño, un propósito, por pequeño que sea, ese debe ser tu guía y sólo tú tienes derecho a decidir si vas a por ello o no. Muchos caminos diferentes se abren ante cada una de las personas y la vía adecuada para una persona puede no serla para otra. Harás bien en consultar, escuchar y compartir opiniones, pero al final tu intuición te dirá qué hacer.

 

A las personas nos gusta mucho aconsejar y demasiados deberías son pronunciados basados en la experiencia y la sabiduría, cuando en su lugar algún que otro silencio habría sido mucho más beneficioso. Yo te tenido la osadía de decir a muchas personas lo que deberían hacer. ¿Quién soy yo para atreverme a esto?

 

 

Nadie vivirá tu vida por ti, así que nadie debería decirte cómo vivirla. Toma tus decisiones, comete tus propios errores, aprende tus lecciones y sigue adelante según los dictados de tu corazón.

Así siempre podrás sentirte responsable de tu vida sintiendo las riendas de la misma en tus manos.

 

 

Te deseo un año estupendo, lleno de aprendizajes, oportunidades, gente conocida y por conocer.

 

Feliz ruta!

 

Foto: pixabay.com

Sobre Amparo Aparisi

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter