×

Mensaje de error

  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out

Una reflexión sobre las competencias del futuro

Añadir nuevo comentario

Cada vez son más frecuentes los estudios e informes que tratan de aportar evidencias sobre el empleo y las cualificaciones del futuro, entendiendo que nos encontramos actualmente ante uno de los retos más importantes para el mundo desde comienzos del siglo pasado. 

Lo que se ha dado en llamar “cuarta revolución industrial” plantea un nuevo escenario para las relaciones productivas, comerciales y humanas en general, que nos va a acompañar en las próximas décadas. Un escenario que se dibuja por la acción de las tecnologías disruptivas, muchas de ellas ya se encuentran entre nosotros, cuya incidencia, impacto y efecto combinado, va a provocar cambios nunca antes observados en la historia de la humanidad.

De modo, y por la importancia destacada que este análisis tiene para el empleo, la formación y cualificaciones de la población, que en esta ocasión quiero hacer referencia a un estudio titulado Future Work Skills 2020 (en español, Competencias Laborales Futuras 2020)  elaborado por el Institute For The Future (IFTF) perteneciente a la Universidad de Phoenix (Arizona) [1], un centro especializado en identificar y analizar, precisamente, las tendencias emergentes que transforman el mercado laboral.

El estudio identifica seis conductores que explican los cambios disruptivos que están afectando el escenario presente y futuro. Y aunque cada uno de esos conductores en sí mismos son importantes, su impacto coordinado es lo que está detrás de los cambios más importantes. Estos conductores son los siguientes:

1.- La extrema longevidad, entendida como el aumento de la esperanza de vida asociada con el envejecimiento de la población. En 2025 el porcentaje de estadounidenses mayores de 60 años alcanzará un 70%. España no irá muy lejos. El aumento de la longevidad significa personas que incrementarán la demanda de nuevas oportunidades de productos y servicios médicos, de alojamientos, más saludables y que procuren un retiro activo. La salud pasará a ser un referente fundamental de la elección humana.

2.- El aumento de las máquinas y equipos inteligentes, que serán el centro de nuestras vidas en todos los ámbitos de la misma. En la medida que estas máquinas puedan reemplazar a las personas en algunas tareas, y aumentar el empleo en otras, su mayor impacto exigirá reflexionar sobre cuestiones como en qué actividades los seres humanos son esenciales, cuáles son nuestras ventajas competitivas y qué lugar vamos a ocupar junto a las máquinas.

3.- Un universo informatizado, con incrementos masivos del número de sensores y de poder de proceso de datos en todos los objetos cotidianos harán del mundo un sistema programable. Cada objeto, interacción, todo aquello con lo que entramos en contacto, se convertirá en datos. Una vez que se decodifica el mundo que nos rodea y empezamos a contemplarlo a través de la lente de los datos, las actividades de manipulación de datos para alcanzar resultados concretos pasarán a ser las más importantes.

4.- Un nuevo ecosistema de medios, con instrumentos de comunicación que exigirán también nuevas competencias educativas para que las personas puedan aprender a comunicarse en el nuevo escenario. En concreto, las tecnologías de producción de videos, animación digital, realidad aumentada, gamificación, edición de medios se harán cada vez más sofisticadas abarcando campos muy amplios de la vida humana. Un nuevo ecosistema que se proyectará sobre el conjunto de las actividades sociales.

5.- Organizaciones superestructuradas, en las que las tecnologías sociales conducirán a nuevas formas de producción y de creación de valor.  En otras palabras, las cosas se harán fuera de los límites tradicionales de las organizaciones con una apuesta por la inteligencia colectiva y las conexiones sociales, que permitirán alcanzar escalas de operaciones que anteriormente solo se podían obtener por grandes corporaciones.

6.- Un mundo conectado globalmente, en el que esa mayor conectividad exigirá a las empresas e instituciones, al mismo tiempo, prestar la máxima atención a la diversidad y adaptabilidad.

Teniendo en cuenta estas tendencias del entorno, dominadas por tecnologías de un fuerte impacto disruptivo, el estudio trata de anticipar qué competencias serán necesarias hacia 2020 para que la población pueda cualificar para los nuevos empleos y oportunidades que se derivan del escenario global. Estas competencias son las siguientes:

1. ‘Sensemaking’: la capacidad de interpretar el mundo, entender el significado de aquello que no se expresa directamente y ocupar las actividades que no pueden desarrollar las máquinas.

2. Inteligencia social: capacidad de comunicarse y conectar con otras personas y también de estimular las reacciones e interacciones deseadas.

3. Innovación y adaptación, capacidad para adaptarse y y dar solución a distintas situaciones con originalidad.

4. Competencias interculturales: capacidad para trabajar en los distintos ambientes y contextos culturales de un mundo globalizado

5. Pensamiento informático: capacidad de traducir y de interpretar los datos para convertirlos en conceptos abstractos y comprender el razonamiento basado en datos.

6. Cultura multimedia: capacidad de crear contenido para las nuevas formas de comunicación y de lograr con ellos una comunicación persuasiva.

7. Transdisciplinariedad: capacidad de análisis y manejo de conceptos de y desde distintas disciplinas.

8. Diseño: capacidad para diseñar y desarrollar tareas y procesos de trabajo que permitan obtener los resultados buscados.

9. Crítica cognoscitiva: capacidad de discriminar y filtrar la información importante y maximizar el proceso de aprendizaje.

10. Colaboración virtual: Habilidad para trabajar de forma productiva, impulsar la participación, y dejar impronta como miembro de un equipo virtual.

¿Están trabajando los sistemas educativos y formativos actualmente en el logro de estas capacidades para sus alumnos? El horizonte temporal está encima, 2020.

 

Elías Amor Bravo

Presidente AFEMCUAL*

* AFEMCUAL es la Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas y las Cualificaciones

 

[1]     El estudio se puede consultar en http://www.urv.cat/media/upload/arxius/ocupacio-urv/orientacio-professional/future_work_skills_2020.pdf

 

Sobre Elías Amor Bravo

Presidente de AFEMCUAL, Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones. Especialista en cualificaciones y políticas activas de empleo. Director general de FP (1998-2005) y director de la Fundación FSVE (2005-2013).

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter