A un solo click

Añadir nuevo comentario

Botones de llamada a la acción, realiza tu inscripción en 2 pasos, haz click aquí, gratis, inscríbete YA… la agilidad y sencillez de las gestiones que hacemos a través de internet se están convirtiendo en la filosofía del mínimo interés y de la pasividad total a un solo click.

Bajo la premisa de facilita el acceso a tus usuarios, pónselo fácil a tus clientes, busca la agilidad y la rapidez en el contacto, hemos convertido nuestras webs en un medio para acceder a un montón de actividades y contenidos que son ninguneados por los usuarios que, conectados a masa, en plan autómata repiten el movimiento de subo dedo índice, apunto y bajo dedo índice….click. Y volvemos a repetir…subo dedo índice, apunto, bajo dedo índice…click.

Si a ese fácil acceso a ofertas de empleo, suscripciones a Newsletter,  inscripciones, preinscripciones le añadimos la palabra mágica “gratis”, entonces la velocidad de clikeo se acelera.

“Enhorabuena hemos recibido satisfactoriamente tu inscripción, recuerda no inscribirte a ninguna otra actividad ese mismo día y a esa misma hora, recuerda grabarlo en tu móvil, ponerte una alerta, anotarlo en tu agenda y atarte un lacito en el dedo para no olvidarte”.

¿Qué problema hay? Te estarás preguntando.

El “problema” o más bien la consecuencia de esta inscripción convulsiva por parte de algunas personas a todo lo que ponga “haz click aquí” es que las plazas que pueda haber de una actividad se llenan enseguida por inscripciones que llegados el día de la formación, charla, taller o networking no aparecen, dejando sin plaza seguramente a otros usuarios que sí tienen verdadero interés.

Por otro lado, si para una actividad se requiere inscripción, es que hay una organización previa y una previsión de medios, espacios, tiempo y contenidos que se adecuan muchas veces al aforo previsto. Y créeme siempre hay alguien que organiza, coordina, o preocupa por la actividad en cuestión.

Quédate con esta frase: Detrás de cada botón de inscripción hay una persona.

Y con esta otra, por favor: Aunque sea gratis, siempre hay alguien al que le cuesta dinero, tiempo y esfuerzo.

A largo plazo estamos sufriendo una pérdida de valor de las iniciativas que se desarrollan dirigidas a los demás, y cierto desencanto por parte de instituciones y organismos que ven que la pasividad, la falta de compromiso y el pensamiento del si hay que ir se va pero ir pa`na es tontería, cada vez son más frecuentes en la cultura de “a un solo click”.

¿Mínimo esfuerzo igual a mínimo compromiso? Porque si es así, tenemos un problema.

Es cierto que el abanico de actividades es muy extenso e intenso en algunas ocasiones pero es una elección voluntaria según los intereses y objetivos de cada persona. Digo yo que los objetivos e intereses no cambian en unos días ¿no?

Espero haberte hecho reflexionar y que la próxima vez que sientas la necesidad imperiosa de hacer click en una inscripción o sientas un ligero temblor en tu dedo índice sobre el botón derecho del ratón, pienses en la personita que está al otro lado (recuerda que siempre hay una) que con toda la ilusión, profesionalidad y entusiasmo organiza, coordina y trabaja para recibirte con los brazos abiertos y la hoja de firmas en la mano, para aportar su granito de arena a tu desarrollo profesional.

Y si te ha gustado este post….no dejes de hacer CLICK.

Sobre Raquel Acón

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter