Un descuido demasiado habitual que delata al escritor

Añadir nuevo comentario

Hola, queridos y admirados compañeros escritores.

Voy a hablaros de un error que casi todos cometemos cuando empezamos a escribir,  me refiero a la ausencia en nuestros textos de una de nuestras diez comas indispensables en el idioma español: la coma vocativa.

Sí, esa querida amiga, tan pequeña y tan esencial, pero tan complicada a veces, ¿verdad? O eso nos parece a algunos.

Lo hago porque hace mucho tiempo que vengo leyendo grandes historias que no merecen que esa coma brille por su ausencia.

No podemos permitirnos el mal uso de la coma vocativa, porque es una gran “chivata” y, además, no es de las más complicadas.

El vocativo es el que recibe el mensaje o la llamada, como los nombres propios, apellidos, apodos, alias, parentescos (mamá, hijo, tía…), profesiones, títulos (profesor, doctor…), grados (teniente…), diminutivos (hijita…), adjetivos (guapa…), sobrenombres, seudónimos, etc.

Procede del latín (vocare), que significa “llamar, convocar”.

Es un sintagma nominal con función apelativa y/o retórica.

Se usa en diálogos, discursos, saludos; junto a un mandato, llamada de atención, exclamación, pregunta o súplica.

No se debe confundir con el sujeto de una oración determinativa, que nunca lleva comas que separen sus elementos.

En la oración vocativa se precisa siempre la coma para no incurrir en confusiones.

No es lo mismo decir:

Julia trae el café.

(Donde Julia es el sujeto, que nunca debe separarse del verbo por una coma. Es una oración determinativa: ¿Quién trae qué? (Sujeto, verbo y complemento directo).

Que:

Julia, trae el café. (Mandato).

Como veis, una oración vocativa sin comas se convierte en una oración determinativa.

Ejemplos:

Estimado amigo, deseo que te mejores pronto.

—Usted sabe, doctor, que me cuido bastante.

—Sí, pero no olvides la medicación, Juan.

El vocativo puede estar al inicio, en medio o al final de la oración.

Deseo que esta información os sirva de ayuda, compañeros, así como me sirvió a mí en su momento.

¡Feliz verano, amigos!

Sobre Isabel Mata Vicente

Diplomada en Comercio en la Escuela Oficial de Gerona.

Titulada en la Escuela Oficial de Idiomas de Gerona y en el Goethe Institut de Prien am Chiemsee – München (Gramática alemana).

Lectora editorial y correctora/maquetadora profesional en Calamo & Cran.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter