¡Tú Puedes! Nuevas ideas para potenciar tu talento: ¿Te has preguntado por qué los otros tendrían que creer en ti?

Añadir nuevo comentario

Todo empieza por creer en ti. Por eso, para conseguir el éxito personal y profesional, lo primero es despertar y multiplicar tu talento, la energía y la creatividad que guardas en tu cerebro se pueden optimizar con prácticas acciones aplicables al instante. ¿Te atreves?

  • Me gusta hablar con Pepe porque…
  • Compro en esta tienda porque…
  • Iré a ver esa película porque…
  • Prefiero este desodorante porque…

Lo descrito (la lista podría ocupar casi cien páginas) es la hoja de ruta de nuestras pequeñas creencias, esos modestos vuelos de gorrión que nos facilitan la decisión en mil y una cosas cotidianas.

Hasta que un día…debemos tomar decisiones superiores, esas que requieren ampliar el paisaje en el que nos movemos habitualmente. Son los momentos de nuestros vuelos de paloma.

  • Quiero conocer a fondo a Juan porque me interesa su…
  • Este año pasaré las vacaciones en la sierra porque…
  • Compraré este coche porque…

Aunque todo es rectificable y renovable, cuando nuestras preguntas se mueven a este nivel, superior en lo emocional y a veces en lo racional, por lo general adoptamos una sensata actitud de tratar de no equivocarnos; sabemos que todo lo podremos rectificar, excepto el tiempo perdido y las ilusiones malogradas.

Por último, de tarde en tarde, debemos adoptar decisiones marcadas por la trascendencia; porque sentimos que su acierto o error pueden configurar los perfiles de nuestra vida. Son los grandes vuelos de águila de nuestro cerebro.

  • Enamoraré a esta persona porque…
  • Voy a destacar en mi actividad profesional porque…
  • Me voy a vivir a otro país porque…

Sea el vuelo del gorrión, paloma o águila imperial, la ruta de nuestro cerebro viene definitivamente condicionada por lo que creemos que nos aportará aquello que deseamos.

El deseo de conseguir sólo se excita en la medida en que entendemos y asumimos el beneficio que algo o alguien nos puede estar ofreciendo.

En un entorno de libertad, nadie hace ruta sin beneficio ni decide esfuerzo sin premio; a veces emocional, a veces racional, a veces con la suma de ambos.

Y cuando, en lugar de ir a buscar, somos nosotros los que queremos atraer la atención de otros; si lo que ofrecemos no lo hacemos entendible ni apetecible, nos quedaremos solos. Solos en el amor, el trabajo, el negocio, la macrocorporación, la política o la creencia. En todo.

La pregunta del millón de euros es saber sintetizar la respuesta a un “¿los otros me creen, o me prefieren, o confían en mí porque…?”

En ese “por qué” de puntos suspensivos necesariamente debe estar la síntesis de tu oferta o la del bien que ofreces a tus posibles creyentes.

Las personas, las marcas, los profesionales, los negocios y las urnas que triunfan son las que han sabido definir y justificar una ilusionante, sensata y prometedora respuesta a la pregunta más determinante de la relación humana: “¿Confío en ti porque….?”

Cuando tu promesa realmente interesa, se inicia el maravilloso proceso de la recomendación solvente, el boca a oreja, el cerebro a cerebro, el corazón a corazón. En todo el mundo mundial no existe creativo publicitario ni asesor de imagen que lo supere. Y todo sucede de forma maravillosamente gratuita.

Si no eres capaz de rellenar esos puntos suspensivos, con el mayor de los afectos lo único que puedo es desearte que te toque urgentemente la lotería.

Sobre Antonio Fuentes

Después de casi 30 años como experto en la Gestión de RR.HH.

¿Quieres hacer un curso con Antonio Fuentes ? apúntate aquí

Add comment