Tres grandes mentiras sobre el desempleo

Añadir nuevo comentario

Esto de conocer las situaciones “desde los dos lados de la mesa”, es lo que tiene: que te da una perspectiva más amplia de las situaciones y te permite emitir juicios un poco menos injustos que cuando solo se vive en uno de esos lados.

Al conocer el mundo del paro desde sus dos extremos, como desempleado y como profesional, he escuchado muchísimos comentarios al respecto y quiero dar mi punto de vista sobre lo que considero que son tres de las GRANDES MENTIRAS que se suelen decir sobre esta cuestión, con las consecuencias que ello tiene para muchísimas personas cuyo único pecado es el de haberse quedado sin trabajo:

Mentira nº 1: TODO EL MUNDO PUEDE SER EMPRENDEDOR.

Creo que lo correcto sería decir:

“Todo el mundo puede ser emprendedor, porque todos tenemos la posibilidad de intentarlo, pero solo tendrán probabilidades de éxito LOS QUE REÚNAN LAS CAPACIDADES Y ACTITUDES ADECUADAS PARA ELLO.”

Lo que es lo mismo que decir que NO todo el mundo es BUENO, o válido, para emprender, igual que no todas las personas reunimos los requisitos necesarios para ser BUENOS cirujanos, policías, maestros, enfermeros...

Mentira nº 2: EL QUE NO TRABAJA ES PORQUE NO QUIERE.

O lo que es lo mismo, que los desempleados que llevan cierto tiempo en paro, son unos vagos y unos aprovechados.

Durante el tiempo que estuve en el paro, asistiendo a formaciones diariamente, conocí a muchísimas personas que llevaban más tiempo que yo sin trabajar y que ya no sabían qué hacer para encontrar un trabajo, no solo de su sector o tipo de empleo, sino ya “de lo que fuera”.

Si pensamos un poco podremos encontrar varias razones por las que esas personas no encontraban un trabajo:

A) Porque haya más demanda de empleo que oferta de trabajo, lo cual está constatado estadísticamente.

En 2013, por ejemplo, se destruyeron en España casi 1.200.000 puestos de trabajo y solo accedieron a nuevos empleos 863.573 personas, según un estudio de la FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada).

B) Porque no han SABIDO hacer mejor las cosas para encontrar empleo.

El NO SABER es totalmente diferente al NO QUERER.

Estamos de acuerdo en que la manera de buscar trabajo está en continuo cambio y que se deben aprender nuevas formas de hacerlo ¿no?. Esto me lleva a pensar que los organismos que se encargan de crear programas formativos en este sentido, también tengan una parte de responsabilidad y, posiblemente, no lo estén haciendo todo lo bien que podrían, teniendo en cuenta los medios que se destinan para ello.

Una pista: ¿cuántas de estas entidades incluyen AUTÉNTICOS programas de acompañamiento, no solo técnico sino también emocional, en los procesos de búsqueda de empleo de sus usuarios?

C) Porque, simplemente, tienen mala suerte

Y la tercera mentira, o lo que creo es una gran falacia: TIENES QUE DEJAR A UN LADO TODO LO QUE HAS HECHO/APRENDIDO HASTA AHORA, PARA REINVENTARTE Y ADAPTARTE A LOS NUEVOS MERCADOS LABORALES.

Es cierto que el mercado laboral no es el mismo que el de hace 20 ó 30 años, que las formas de buscar empleo han cambiado (y lo seguirán haciendo), que muchas empresas han cerrado o se han deslocalizado y que algunos tipos de trabajos están dando los últimos coletazos o han pasado a manos de colectivos extranjeros, creándose otros nuevos.

Todo eso es así, pero encuentro muy poco ético por nuestra parte decirle a bocajarro a una persona de 40 ó 50 años que nunca jamás volverá a encontrar trabajo “de lo suyo” y que va a tener que trabajar de cualquier otra cosa, para lo que seguramente no tenga ninguna experiencia, y que le va a representar aprenderlo todo de nuevo para, además ¡tener que competir con personas mucho más jóvenes que ella y con mayor velocidad de aprendizaje!   

Los profesionales que actúan así con los usuarios ¿se han parado a pensar qué SENTIRÍAN si fuera a ellos a los que les dijeran algo parecido si estuvieran en las mismas circunstancias?

Y lo más grave aún es que todos esos argumentos catastrofistas NO SON TOTALMENTE CIERTOS.

Actualmente hay menos posibilidades de encontrar empleos “de los de siempre”, es verdad, ¡pero siguen existiendo!

También podemos pensar en puestos de trabajo diferentes, pero en los que se pueda aprovechar esa experiencia y cualidades que trae consigo la persona, con creatividad, imaginación e información, que es lo que puede hacer más interesante nuestra profesión.

Creo que los verdaderos profesionales nos deberíamos “partir el lomo” para que esa persona pudiera aprovechar su dilatada -e impagable- experiencia, o por lo menos intentarlo, para volver a trabajar de nuevo en aquello que conoce, si es eso lo que quiere hacer.

Por otro lado, coincido totalmente en que se debe tener un plan B, por si nuestros esfuerzos no tuvieran éxito, pero trabajando principalmente con lo que la persona YA TIENE en su haber (experiencia, potenciales, competencias, conocimientos, actitudes, motivaciones, habilidades personales, etc.), porque es la manera de optimizar y agilizar el proceso al contar con una abundante materia prima que no requiere de un aprendizaje desde cero.

Y en último extremo, si todo eso no funciona, siempre podremos pedirle a la Virgen de Lourdes que transforme a ese/a desempleado/a, que no tiene más motivación que pagar sus facturas a fin de mes, en una persona totalmente REINVENTADA; algo parecido a pretender que una licuadora funcione como una tostadora, solo por el hecho de que se nos haya estropeado esta última y no sepamos dónde comprar otra. 

Vivir el desempleo es algo tremendamente serio y traumático para una gran parte de la población, y los profesionales no podemos tomarnos nuestro trabajo a la ligera, porque no trabajamos con simples números, sino con PERSONAS, que tienen necesidades y sentimientos similares a los nuestros.

¿No os parece?

Sobre Chema Montorio

Me apasiona que las personas descubran sus verdaderos potenciales y los hagan brillar, para su propio beneficio y el de los demás, contribuyendo al aumento de su auto-confianza y mejora personal.

¿Quieres hacer un curso con Chema Montorio ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter