Tengo algo que contarte

Añadir nuevo comentario

Estoy pensando la manera en la que contarte algo que es muy importante para mí, tu opinión me importa mucho.

Voy a empezar por decirte que la autoestima, el sentimiento de valía hacia nosotros mismos, es algo más que importante, es fundamental. La vida es una macedonia de sensaciones y de emociones y la manera en la que interpretamos aquello que nos sucede, nos afecta y vaya si nos afecta. 

Mira, he tenido experiencias muy positivas, algunas de reconocimiento, pero también las he tenido negativas, he sufrido decepciones al ver que mis expectativas no se cumplían y es precisamente ahí donde más he aprendido, y es que precisamente la autoestima depende de mí, de cómo interpreto mi alrededor, de en qué pongo el foco de atención.

Desde hace tiempo aprendí que mi autoestima se fortalece desde mi autoconocimiento, cuanto mejor nos conocemos, cuanto más tiempo dedicamos a mirar hacia nosotros, nos damos cuenta de muchas cosas, vemos cuales son nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles , cómo somos y cómo nos comportamos en según qué circunstancias. 

Con el tiempo he aprendido que no se puede hacer reposar todo el peso de la autoestima en las valoraciones de los demás, he visto a gente muy válida a mi alrededor que no lograban su meta porque los demás no apostaban por ellos y se venían abajo, sin ver precisamente todo lo que valían en aquello que otros les estaban midiendo de forma arbitraria y poco objetiva.

Y es que, tú eres tú, independientemente de la foto que te hagan otros en un momento concreto, esto supone aceptar que nos equivocamos pero también que tenemos mucho que aportar, bajo la óptica de que siempre tenemos que mirar hacia adelante. También he visto personas que después de un largo periodo en el desempleo, hoy ocupan puestos de responsabilidad, porque no dejaron de creer en ellos mismos, en sus posibilidades independientemente de las circunstancias, y no dejaron de querer crecer, de formarse, de mejorar y de llevar una vida equilibrada manteniendo unas excelentes relaciones sociales con los que les rodean.

He visto como en las situaciones negativas hay mucha gente, la mayoría, que puede brillar con más intensidad que nunca, porque sacan las mejores cualidades de sí mismos ante una derrota.

La vida es una creación constante, no te preocupes si algo te ha salido como no esperabas, lo que hoy es un resultado malo para ti, puede ser una oportunidad de cambio y algo muy positivo en el futuro, pero ya sabes que estás cosas se ven en el medio plazo, tranquilo, tranquila, porque si buscas llegar a un punto y quieres algo, todo llega, si estás motivado y sientes que esa es tu meta, sin duda llegarás, razona aquello que sientes y siente aquello que razonas, para poner tu sistema completo en acción, mente y sentimiento trabajando para ti, visualizando lo positivo, lo que quieres, sabiendo lo que vales. Creer en ti es fundamental y actuar es el siguiente paso para hacer que todo suceda.

He aprendido que tú puedes crear tu propia realidad, que todo es cambio y tenemos que estar más abiertos que nunca a aprender, sustentados por nuestros valores y nuestras metas, mirando a nosotros mismos, con más humildad para ver al otro.

El mayor compromiso que existe es contigo mismo, porque cuando no te comprometes contigo mismo no atiendes a tus necesidades reales, no te tienes en cuenta y no te validas.

Para lograr un compromiso contigo tienes que pensar en aquello que quieres, aquello que te incita a tomar acción. Tienes que ver cuáles son tus metas, tus valores y no trabajar para otros, sino para ti.

No te conformes con tomar el camino que otros han tomado. No dejes que los demás actúen por ti, toma las riendas de tu vida y piensa en lo que de verdad te ilusiona.

Aquello en lo que te centras debería de ser lo más importante para ti, aquello con lo que vibras, aquello que te hace feliz, piénsalo.

Yo te pregunto, aquello por lo que te mueves día a día ¿realmente es una prioridad en tu vida? ¿Se sostiene en los valores que para ti son importantes y te definen como persona? El esfuerzo, el sacrificio, el altruismo, la capacidad de trabajo y la mejora como valor para conseguir las cosas… Sé consciente de los valores que te definen, guíate por ellos y ponlos delante de ti, esos valores son el foco que van a iluminar tus metas.  

A veces buscamos respuestas y no encontramos nada porque la respuesta no está fuera, está en ti.

He aprendido que cuando retiras los miedos de tu vida, aquellos a los que te agarras para ponerte una excusa para no actuar, aquellos que son infundados, inventas un abanico de posibilidades donde dibujas aquello en lo que crees y aquello a lo que quieres llegar y te rodeas de la gente con la que realmente quieres estar, aquellos que unas veces te necesitan a ti para que los ayudes y otras tú necesitas de ellos, pero en los que siempre te apoyas para aprender.

Tú eliges los caminos en los que avanzar para llegar a tu destino, solo necesitas visualizar tu meta, pensar que es posible y ponerte manos a la obra, porque tú eres la persona más importante en esta vida para ti.  Cuando cambias por dentro, el mundo de fuera también cambia, porque tú interpretas tu realidad.  Aquello en lo que crees conforma tu realidad.

No tengas prisa, tomate tu tiempo, lo importante es el resultado, el tiempo no está marcado, lo defines tú. Necesitamos amigos importantes, viajes importantes, cargos importantes. ¿Te has planteado si realmente necesitas tanto esas cosas externas? ¿Te acercan a lo que tú quieres y te hacen feliz? ¿Esperas que las cosas de fuera cubran cosas que no te has cubierto tú mismo? Presta atención, porque la apariencia tapa la realidad.

Pensamos que así estaremos más a gusto, pero no reflexionamos si realmente es lo que queremos. A veces no queremos escucharnos como estamos, y no nos vemos a nosotros mismos ni a los demás.

Vives la vida que deseas y no aquella que piensas que se pensó para ti. Por eso amigo, amiga, te pido tu ayuda para que me ayudes a seguir creciendo y alcanzar mis metas, porque sin duda contigo será más fácil. ¿ Avanzamos juntos? Sólo necesitamos creerlo para lograrlo, porque todo nace de un pensamiento, y aquello que haces hoy algún día lo pensaste y gracias a eso hoy es posible. Vamos!

Sobre Fernando Álvarez

 

Psicólogo colegiado y Máster en Prevención de riesgos laborales en las especialidades de Ergonomía y Psicosociología aplicada, Higiene Industrial y Seguridad en el trabajo.

¿Quieres hacer un curso con Fernando Álvarez ? apúntate aquí

Add comment