×

Mensaje de error

  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out

¡Sí quiero! o a lo mejor, no

Añadir nuevo comentario

Acabas de superar otra fase en un proceso de selección. Atrás van quedando candidatos, tus competidores por una u otra razón. Cada vez está más cerca el ansiado puesto de trabajo. 

Lo quieres, o crees que lo quieres, porque claro, no has dedicado tiempo y esfuerzo para llegar hasta donde estas ahora para tirarlo todo por la borda. ¿O sí? Complicado de responder.

 

Llevas tiempo revisando tu currículum vitae, acompañándolo de una sencilla y directa cover letter y has aplicado todos y cada uno de los tips para búsqueda de empleo a los que hoy en día tienes acceso. Y parece que al fin todo tu trabajado va a dar sus frutos. Aunque tu cabeza te indica que sigas adelante, algo en tu interior te avisa de que algo no está claro.

 

¿Quizás has pasado algo por alto? Tómate tu tiempo para examinar cada detalle y, si en verdad estás en búsqueda activa de empleo, no te limites a aceptar una propuesta porque tu perfil encaje en lo que busca esa empresa en este momento. Pregúntate ¿es esto lo que tú buscas ahora?

 

Para encontrar la respuesta a dicha pregunta, infórmate bien sobre la empresa en cuyo proceso estás. No te limites a leer en su web su misión, visión, valores, ya que estas bonitas e inspiradoras palabras aunque ciertas son eso, palabras.

 

Te propongo un pequeño ejercicio de cambio de perspectiva. Imagina que eres un directivo que está entrevistando empresas para decidir con cuál le gustaría trabajar. ¿Me sigues? ¿Cuáles son las características que buscas en tus candidatos? ¿Qué perfil te encaja? ¿Qué hay en tu oferta que pueda descartar a un candidato?

 

Aunque al principio te cueste un poco, esta práctica te permitirá mantener el foco en tus valores a la hora de buscar empleo para no sacrificarlos por un anhelado sí. No sé si me estoy explicando bien, no te propongo que renuncies a un potencial trabajo. Te aconsejo que recuerdes y tengas presentes las cosas que son importantes para ti.

 

¿Importante para tí? No seré yo quien te dé un listado de aspectos a valorar aquí porque creo que es ahí donde radica uno de los mayores errores que se pueden cometer a la hora de aceptar un trabajo. Nadie mejor que tú para saber lo que más valoras en un trabajo, aquello sin lo que cualquier trabajo, por bien pagado que te parezca, deja de resultar atractivo para convertirse en insoportable.

 

Seguramente no te hayas parado a plantearte estas cuestiones y quizás ha llegado el momento.

En definitiva ¿cuál es tu salario emocional? ¿es negociable?

 

Foto: pixabay.com

 

Sobre Amparo Aparisi

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter