¿Sabes orientarte?

Añadir nuevo comentario

Para conocernos a nosotr@s mism@s no hay nada mejor que poseer un buen sentido de orientación.

Uno de los puntos que compartí con vosotr@s en anteriores artículos fue el de “conocer el mercado laboral”, o como me gusta llamarlo a mí, “hacer turismo laboral”. El siguiente punto a trata es el del autoconocimiento, que dará pie a matizar muchos aspectos de la realidad laboral. Vamos a iniciarnos con uno de ellos gracias a la maravillosa práctica deportiva: aspecto 1, orientación.

Recientemente he descubierto una nueva modalidad deportiva que me tiene fascinada. Se trata de la carrera de orientación u orientación deportiva. La carrera de orientación es una modalidad deportiva que se caracteriza por la combinación de esfuerzo físico y cognitivo, dos aspectos de las personas que considero imprescindibles en todo desarrollo íntegro que se plantee, junto con la parte emocional y espiritual.

La Federación Española de Orientación define la orientación como “actividad deportiva que requiere constantemente exigencias físicas e intelectuales (…) (y se practica) sobre terreno variado con un recorrido determinado por una serie de controles que el deportista debe descubrir por itinerarios elegidos por él mismo, sirviéndose únicamente de un mapa y (, en algunos casos,) de brújula”. Lo más interesante y lo que más conecta con el ámbito laboral, que es nuestro foco de acción, es la base que sustenta esta modalidad deportiva: la orientación en sí. Pero...¿qué sabes de orientación?

La orientación es una capacidad compleja, presente en humanos y en ciertas especies animales, que nos permite determinar, ayudándonos de ciertas referencias, a tomar posición y escoger la ruta más eficaz para alcanzar una meta, situada al final de un recorrido marcado y que presenta unos controles secuenciales e intransferibles.

En este cuarto artículo quiero matizar la importancia que tiene que las personas seamos capaces de darnos cuenta del valor que tiene desarrollar esta capacidad entre nuestro bagaje personal. De la misma manera que muchos animales, gracias a la orientación, los seres humanos nos adaptamos y nos convertimos en seres más eficaces en nuestra vida: en lo personal, laboral, académico...Como bien expone un artículo de la Universidad de Utah (EEUU), los humanos tenemos mucho que aprender de esta capacidad misteriosa, que usan  muchos animales (insectos, peces, aves...) para asegurarnos de tomar la mejorar decisión a la hora de escoger un camino u otro.

Al practicar orientación aprendes que debes ir con material adecuado, debes cumplir con las normas expuestas en la competición, tienes que comprender el significado de los mensajes (del mapa, de las indicaciones...), prestar atención a las señales que te ofrece el contexto y, sobre todo, no fijarte en lo que los demás deciden y/o hacen. Lo más importante de la orientación es que te enfrentas tú a tus propias decisiones finales, de seguir una ruta u otra tras haber puesto en marcha tu propia capacidad de orientación.

En el ámbito laboral ocurre paralelamente lo mismo:

  • Según el mercado laboral que te interese, debes tener en cuenta que hay una marcada influencia de unos aspectos u otros (vestimenta, aspecto, habilidades, estudios reglados...)
  • Debes de tener en cuenta que hay unas reglas del mercado que rigen tu entrada o salida del mismo, tu desarrollo y/o crecimiento...
  • Hay que estudiar a fondo los mensajes que nos envía el mercado laboral, pasado, presente y futuro, para ir tomando las decisiones más acertadas a medida que pasa el tiempo, ya que puede que cambien las circunstancias socioeconómicas, cambien tus circunstancias...
  • Nunca te fijes en lo que los demás han decidido, no te dejes llevar por comparaciones ni influenciar por “el que dirán”, ya que a fin de cuentas, quien va a sufrir o saborear la realidad laboral eres tú y solamente tú. Conocerte a ti mismo y auto-observarte/auto-desarrollarte es la única herramienta fidedigna que posees para escoger tu camino y tu destino.

Empieza a practicar una nueva modalidad deportiva, interesante desde el plano intelectual y físico. Orienta tu destino teniendo en cuenta las claves del mercado, sus reglas y sabiendo más de ti.

La orientación laboral tiene su mapa, su brújula, sus balizas, sus normas de competición...pero, a  fin de cuentas, eres tú quien escoge salir a correr esa carrera o quien decide nunca intentarlo. La meta está ahí para tod@s y seguiremos acompañándote para que en esta hazaña seas capaz de orientarte y tomar la mejor decisión.

Foto: Pixaway.com

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment