Quiero un cambio, no me gusta lo que hago

Añadir nuevo comentario

Probablemente, esta frase se ha colado alguna vez en tus pensamientos y no has sabido cómo afrontarlo, por lo que te has quedado atrapado en un laberinto sin salida.

Muchas veces, cuando hacemos algo que no nos gusta, pensamos que nos gustaría que las cosas fueran diferentes o que ojalá las circunstancias de nuestra vida hubieran sido diferentes y tal vez podríamos haber sido más felices.

Error. Todo momento y situación tienen características tanto positivas como negativas, por lo que la idea esencial si queremos que algo cambie, es trazar un plan de acción para conseguir los objetivos que tengamos en mente.

Los cambios se aplican a todos los órdenes de la vida, en este caso, vamos a analizarlo desde el punto de vista laboral. Si estás en situación de búsqueda activa o consideras que tu trabajo no te llena lo suficiente ¡Enhorabuena! estás en el lugar indicado para empezar desde hoy mismo el cambio hacia tus nuevos objetivos profesionales.

¿Qué claves debes tener en cuenta si quieres cambiar tu trayectoria profesional?

En esta entrada vamos a ver 3 claves que os ayudarán a ver las cosas desde otro punto de vista más positivo y asequible, disfrutando de todo el proceso y aprendiendo a aceptar que cada uno tenemos una vida y hemos de trabajar para ser felices con ella.

Antes de comenzar todo este proceso, necesitas coger un papel y apuntar todas esas ideas que se te pasen por la cabeza, aunque sean disparatadas y no tengan relación unas con otras, pero son tus ideas y necesitas ponerlas en orden para establecer un plan de acción coherente y compacto.

Dejar de lado lo conocido para enfrentar algo nuevo no siempre es fácil y requiere una etapa de análisis, reflexión, ensayos de prueba-error y cambios, ¡muchos cambios!

Todo esto parece sencillo hasta que nuestro amigo el miedo se apodera de nuestras ideas, haciendo tambalear los pensamientos y provocando una gran inestabilidad que hace que, en ocasiones, queramos tirar la toalla por no vernos capacitados para enfrentar esos cambios.

Para atacar al miedo y demostrarle que somos muchos más fuertes que él, debemos potenciar los siguientes 3 puntos y establecer un marco de actuación para conseguir que lo que un día apuntamos en un papel, se convierta en una realidad y te permita dar un paso más en el cambio hacia tu felicidad.

  1. ¿Qué quiero para mí? Seguro que muchas veces alguien te ha dicho que no sabes lo que quieres, o quizá tú mismo te has dado cuenta de que a la hora de tomar decisiones no eres capaz de decidir de forma firme y contundente, lo que te ha generado dudas enormes y la caída en una espiral permanente. Es necesario analizar cuáles son las experiencias que más te han motivado hasta ahora para llevar a cabo tus objetivos y las habilidades y capacidades que te hacen único. Te encuentras sin trabajo y no sabes si quieres hacerlo dentro del sector en el que te formaste, o por el contrario quieres abrir nuevas vías, trabajas pero no te sientes en tu sitio, no te llena o no te satisface, quieres emprender pero no sabes por dónde coger algo que parece tan difícil… Pregúntate qué es lo que quieres y qué herramientas podrías utilizar para conseguir tus metas.
  2. Analiza esas herramientas y busca algunas diferentes. Las Ferias de Empleo, seminarios, Networking y en definitiva, el contacto con otros profesionales de tu sector puede ayudarte a ver las circunstancias de formas diferentes. Por ejemplo, los Talleres de Empleo, donde se ofrecen claves y planes de acción, pueden ayudarte a decidir tu camino y marcar un antes y un después para el cambio. Parece muy obvio, pero es una realidad que, mantener unas relaciones profesionales sólidas ayuda a dar una vuelta a esos objetivos tambaleantes para edificar unas bases mucho más estables que hasta ahora.
  3. ¿Quién eres? ¿Qué te define? A día de hoy, los valores están muy de moda. Todo el mundo habla de valores, pero son pocos los que realmente saben lo que es y trabajan por ellos. No es recomendable establecer metas profesionales sin saber hasta dónde estamos dispuestos a llegar, ¿por qué? Porque así nos quedamos en el camino… Al principio de este post hablábamos del miedo, ese que nos acompaña en muchas situaciones y nos bloquea. ¿Necesitas combatirlo? Hay cantidad de herramientas para plantarle cara al miedo y apartarlo de nuestro camino. Desde un libro, pasando por terapias, la psicología, orientación laboral o el coaching, abordar al miedo es la tarea más necesaria para llevar a cabo objetivos nuevos.

¿A qué esperas? ¡Ponte en marcha ya!

Empieza por crear una lista de objetivos y aprender a trabajar la herramienta del compromiso. Si necesitas ayuda pídela, explorar tus fortalezas es tarea difícil y generalmente, la opinión de alguien diferente puede ayudar a que veas las cosas de otra forma. Dale una patada al miedo, sí, sí, con ganas y con firmeza. Explora, indaga, permítete el lujo de equivocarte y volver a empezar. Establece tus objetivos, cúmplelos y analiza dentro de un tiempo, seis meses o incluso uno año, que estás mucho mejor que como estás hoy. Pero eso sí, ármate de paciencia, porque las cosas ni salen solas ni se solucionan de aquí a mañana.

Todo cambio requiere un proceso y lo más importante es que disfrutes de él.

Sobre Mercedes Poyato

Grado en Turismo y Máster en Recursos Humanos y Relaciones Laborales.  Técnico en Orientación Laboral.

¿Quieres hacer un curso con Mercedes Poyato ? apúntate aquí

Add comment