Querida felicidad

Añadir nuevo comentario

Disfruto de las pequeñas cosas, de las que me aportan la felicidad más ingenua y transparente.

 

Conducir es para mí un momento de gran felicidad, por ejemplo. Y en esas me vi el viernes a la noche: conduciendo feliz

Como cada viernes, conduzco mi automóvil hacia mi residencia de fin de semana. Y mientras domino el volante, suelo encender la radio, con la ilusión de encontrar alguna noticia interesante, algún tema candente o buena música. El viernes me encontré con una emisora que hablaba sobre la felicidad en el trabajo. ¡Qué gran tema

Y, al parecer, existen los trabajos en los que sus profesionales son felices. Y lo son gracias a que en la empresa se han hecho cambios que conducen hacia la dirección correcta: la felicidad de todos y cada uno. La empresa que citaban era Cyberclick

Cyberclick Group es una empresa que ha obtenido el prestigioso galardón Best Workplace España 2014 en la categoría de 20 a 49 trabajadores, que premia los mejores centros laborales según la opinión de los propios empleados

¿Cuántas veces acudes a tu puesto de trabajo dándote cuenta de que te mandan hacer cosas que no acaban de tener sentido con los objetivos de la empresa?, ¿cuántas veces te han dado ganas de decirle a tu mando superior que está equivocado y no puedes por eso de respetar las jerarquías?, ¿cuántos resoplidos de resignación emiten tus compañeros de plantilla? Si estas situaciones ocurren con frecuencia en tu entorno laboral, siento decirte que estás en una empresa infeliz

Cuando hablamos de empresas, hay muchos factores que las personas no podemos modificar por mucho que queramos y los cambios deben venir desde la estructura de mando

  • Seleccionar personas alineadas a la filosofía deseada. Las personas responsables de selección deben fijarse en que las personas que entren a formar parte del equipo presenten actitud personal y respeten los valores a desarrollar, es decir, felicidad, entre otros.
  • Organización horizontal. La empresa debería permitir el desempeño de las tareas, a ser posible, en equipos en los que no existan las jerarquías, se creen relaciones estrechas, las personas puedan opinar y participar de la toma de decisiones.
  • Organización consensuada de vacaciones y turnos. Los miembros del equipo deberían poder consensuar entre ellos los períodos de descanso, ya que las personas son responsables de por sí y siempre van a querer alcanzar metas profesionales y, a la vez, responder a los deseos de los miembros.
  • Transparencia financiera. La empresa debería poder mostrar su datos de forma transparente a sus empleados, de modo que sean conscientes de que su desempeño es valorado por los clientes y accionistas a través de las cuentas (en alza claro) de la casa.
  • El nivel de felicidad como medidor de éxito. Cuando nos saludamos solemos decir eso de “Hola, qué tal?”. Si la respuesta habitual de alguien es “Mal”, va siendo hora de que alguien cambie algo en esa empresa. Lo normal es que las exigencias de la cúpula desborden a sus empleados; que los objetivos de la empresa no sean alcanzables y los profesionales se vean indefensos; que no se escuche a los empleados; que no les pida opinión...Analizar el nivel de felicidad de los empleados son una vía de adquisición de datos que hay que saber aprovechar para dirigir bien el rumbo de la empresa

    Ojalá las personas podamos ser felices en los sitios en donde ejercemos nuestra profesión y pasamos gran parte de nuestra jornada diaria

    Me voy pitando a alcanzar la felicidad laboral: a exponerle mi visión a mi mando superior rompiendo filosofías de empresa anticuadas, a ejerce de directora sin jerarquías rígidas, a preocuparme porque mis compañeros acudan felices a trabajar. Me voy a trabajar FELIZ!

            Foto: Pixabay.com

 

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment