Querer hacer algo más: con sentido y servicio

Añadir nuevo comentario

Inquietudes que van más allá de las preocupaciones de un presente confuso y un futuro incierto. Inquietudes que empujan a buscar y a hacer algo más, en otro sentido, sirviendo a los demás.

Ya de por sí encontrar un puesto de trabajo decente, estable y que en cierta medida nos guste o nos realice parece misión imposible, pero si además queremos encontrar nuestro lugar, nuestra misión y el sentido a lo que hacemos cada día, entonces la valentía será indispensable ya que el reto es inmenso.

¿No te basta con lo que haces? ¿Buscas hacer que de verdad te haga sentir realizado? Independientemente de si tienes trabajo, de si buscas uno o incluso si a nivel personal o en tu vida privada o familiar quieres aportar, dar más de ti, sabes y quieres servir a los demás, inspirar a otros, entonces puedes convertirte en un líder. Pero no en un típico líder de esos de los que hablan los artículos que se postean en redes como LinkedIn o en blogs profesionales. No se trata de convertirse en un ser idolatrado, ambicioso y lleno de poder sino de convertirse en un “líder inspirador”, un concepto que va más allá del ego personal y de lo que solemos entender superficialmente por éxito en la vida.

Para saber liderar, en otro sentido, es necesario reeducarse, romper con algunas ideas preconcebidas y forjadas como decíamos a golpe de artículos sobre empresarios del año. Y para eso, una buenísima ayuda es que leas el nuevo libro de Héctor Trinidad, “Vivir para servir”. Y no sólo se trata de leer, además Héctor te propone muchos ejercicios a medida que avanzas de capítulo en capítulo, y lo más importante, te va a hacer trabajar. Una vez que llegues a la última página es cuando empezará el momento de perseverar y poner todo en práctica, hasta que, como él nos dice, lo que comenzarás hacer de forma muy consciente y constante acabarás por hacerlo inconscientemente, de forma interiorizada. Será entonces cuando servirás e inspirarás a muchos, y serás un líder en cualquier área y ámbito de la vida en el que te propongas compartir tu visión y guiar a los demás.

¿Y qué cuenta Héctor para que sirva como herramienta de reflexión y aprendizaje?

Empieza hablando de ti. Explicando y argumentando sobre lo que hemos entendido siempre por cualidades, habilidades y competencias. Sobre valores, actitudes y comportamientos. Y sobre esa visión tuya que pretendes que sea también de otros muchos.

Pero lo principal son las personas, que se convierten en tus propios clientes, porque debes reconocer cuáles son sus necesidades y qué les mueve e interesa. Para ello es fundamental conocer mediante la empatía cuáles son sus emociones y motivaciones.

Para poder inspirar hay que aprender a comunicarse con los demás, que no es lo mismo que hablar, para ello necesitarás un buen plan de comunicación. Será así descubriendo cómo sienten y qué les motiva como podrás hacerles llegar el mensaje adecuado, y será cuando querrán seguir tu visión y llevarla adelante.

Y hay más, aprenderás sobre talento, guía y propósito. Sobre sentir y servir. Sobre pasión, confianza y compromiso. Sobre cambio, crecimiento y transformación. Sobre potencial, desarrollo, impacto y feed-back. Sobre foco, intensidad y también diversión.

Además disfrutarás leyéndolo, en este libro fantástico, de fácil y amena lectura, Héctor te pondrá muchos ejemplos de la vida real y de la suya, para que todo se entienda aún mejor, (y que te harán pensar mucho). Igual que en su anterior libro “Cambia para cambiar el mundo”, que también es muy recomendable que leas pues ahí si se enfoca más en el propio plan personal de desarrollo interior.

¿Y al final? Pues puede que quieras ir haciendo los ejercicios o puede que prefieras leerlo todo una primera vez para después adentrarte en el estudio (y trabajo) minucioso de todo lo que te propone. En cualquier caso, conseguirás reflexionar y profundizar sobre esas inquietudes que te empujan en tu interior, esas ideas locas que a veces te pasan por la cabeza… de servir a los demás, de saber cuál es tu misión, de darle a todo un sentido mayor, de convertirte en un catalizador.

¿Un catalizador? Sí, eso mejor te lo explica Héctor, yo sólo te dejo aquí una de las frases que le impactaron a él (a mí y a quién la lea) y que menciona varias veces en su libro (“Vivir para servir”), ya después tú decides si quieres hacer algo más:

Si le das a cada persona TODO lo que necesita, te lo devolverá multiplicado por 1000.

Sobre Davinia Capote

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter