Qué me dice de ti tu foto

Añadir nuevo comentario

Aún resuenan las 12 campanadas que marcan el comienzo de un nuevo año… Esa madrugada son muchos y muchas los que se envuelven (y nunca mejor dicho) en sus mejores galas para dar la bienvenida al año que empieza: peinado, vestidos, trajes, complementos… ¿Con qué fin? Con el de dar esa noche la mejor de las imágenes posibles. Y ahora me diréis ¿Y qué tiene que ver el atuendo de Nochevieja con la foto del curriculum? Pues tiene que ver y mucho con algo que a mí particularmente me cuesta entender: ¿cómo es que nos preocupamos de mostrar nuestra mejor cara para salir una noche y no dedicamos el mismo interés y preocupación a la hora de elegir la foto para nuestra candidatura?

Hace justo un año, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolores Montserrat concretó en el Senado que se llevaría a cabo un "programa piloto" del curriculum ciego. Para la ministra, "ni la edad, ni el nombre ni la foto tienen algún tipo de relación con las capacidades a evaluar de una persona para acceder a la mayoría de los puestos de trabajo". Por eso, cree que el formato de curriculum anónimo puede "impedir cualquier actitud discriminatoria" por cualquiera de estas razones.

Decir que ni la edad ni la foto tienen relación con el rendimiento y las capacidades de una persona para el desempeño de la mayoría de los puestos, es una evidencia constatada. Que el formato de curriculum anónimo pueda “impedir cualquier actitud discriminatoria” no lo es, porque el problema no es la información contenida en el CV sino precisamente la actitud de quien lo lee, con lo cual más que intervenir sobre la forma en la que se presenta la información, deberíamos invertir en la educación que estamos dando a las personas que tienen que tomar las decisiones sobre selección de personal. No digo que el curriculum anónimo no pueda ayudar a que los candidatos pasen la criba curricular, ya que es más fácil discriminar sobre papel, que una vez que se tiene a la persona frente a frente en una entrevista, pero insisto en que el foco no se debe poner en el contenido sino en prevenir que se tengan esas “actitudes discriminatorias”.

Dicho esto ¿qué hago yo hablando de la foto en el CV si la tendencia futura va en la línea de lo que hemos denominado curriculum anónimo? Pues porque estoy hablando de la realidad que tenemos en el presente, no de la que podrá llegar en un futuro. Y en el presente, al menos en España, aún son mayoría los candidatos y empresas que prefieren el curriculum con foto y es por ese motivo por lo que quiero que sepas que puede llegarme a decir de ti tu foto:

  1. PRIMERA IMPRESIÓN: Es algo que vamos a causar queramos o no, no se trata de guapos ni feos, no es eso, pero sí de que tengamos presente dos cosas: una, que inevitablemente al ver nuestra foto la persona que hace la selección se crea una primera impresión, y de lo que se trata es de que no parezca que soy una persona triste, malhumorada… Enseña la foto elegida a amigos, conocidos, familiares que sean sinceros y objetivos y que te digan que les transmite tu imagen. Queremos mostrarnos como una persona agradable, accesible… ¡esa es la idea! En segundo lugar, algo que suena a Perogrullo: que sea una imagen actual, es decir, que el seleccionador vea como soy ahora, no como era cuando hice la primera comunión.
  2. PROFESIONALIDAD: Una persona profesional cuida todos los aspectos que tienen que ver con su trabajo o con su futuro trabajo. Cuidar los aspectos, implica entre otras cosas conocer los requerimientos y características del ámbito en el que me muevo. Son miles los artículos que me aconsejan de forma gratuita sobre los aspectos que debo considerar a la hora de elegir la foto para el CV. Cuando la persona que hace la selección corrobora que los he tenido en cuenta, empieza a considerar mi profesionalidad, ya desde la presentación de mi candidatura.
  3. INTERÉS: Aquí enlazamos con el tema del “envoltorio” en Nochevieja del que hablábamos al principio del artículo, si algo me interesa, si quiero conseguirlo, cuido todos y cada uno de los elementos que influyen en el éxito. Es decir, una foto adecuada, es una muestra más del interés que tengo por dar lo mejor de mí en la candidatura para el puesto.

Recuerda, que salvo que te lo pidan expresamente en la oferta, el poner foto en el curriculum es una decisión tuya. Si quieres que tu CV la lleve, ten presente al elegirla el “PPI”: Primera impresión, Interés y Profesionalidad.

Sobre Carmen Robledo

Pedagoga especializada en orientación laboral, intermediación y selección de personal.

¿Quieres hacer un curso con Carmen Robledo ? apúntate aquí

Add comment