¿Puedo confiar en esta persona que soy yo mismo?

Añadir nuevo comentario

En el anterior artículo os especificaba un aspecto muy importante del autoconocimiento, como era la orientación, esa capacidad que, por desconocimiento o falta de manejo, parece que much@s de nosotr@s tenemos en desuso. 

En este artículo quiero hacer referencia a un segundo aspecto del autococimiento: la confianza. ¡Ay, la confianza!, ¡qué gran dilema filosófico existencial!

Un gran autor, un clásico de inicios del S. XIX, como fue Ralph Waldo Emerson, imprescindible para conocer, indagar, reflexionar y comerte los sesos con el tema de la autoconfianza, decía:

“La confianza en sí mismo es el primer secreto del éxito“

Y me atrevo a reproducir sus sabias palabras para que retumben en vosotr@s con ganas, con carisma y, si me lo permitís, con la suficiente energía que me permita molestaros con este tema para que no lo olvidéis: AUTOCONFIAR EN VOSOTR@S!!!!!! Decía Ralpdh:

"La persona es su propia estrella; y el alma que puede
crear una persona honesta y perfecta,
dirige toda la luz, todas las influencias, todo el destino;
nada para ella aparece muy temprano o muy tarde.
Nuestros actos son nuestros ángeles, buenos o malos,
Nuestras sombras fatales que caminan a nuestro lado".

Y en eso es en lo que hay que insistir: en que cambiemos el rumbo de la confianza que nuestro conciudadan@s tienen en sí mismos. Ya el Instituto Aragonés de empleo, en su “Estudio del colectivo de desempleados mayores de 45 años, especialmente proveniente de sectores en crisis”, matiza que los orientadores laborales han propuesto el desarrollo de módulos en los que se traten, y cito textualmente, temáticas relacionadas con la  “confianza en sí mismo” y recoge además que “varias opiniones han coincidido en que hay que trabajar la autoconfianza”.

¿Por qué consideran este aspecto l@s orientadores/as laborales? Porque nos encontramos en una situación que llevamos arrastrando demasiado tiempo como colectividad. Se respira un espíritu de inestabilidad. Se contagia esta actitud de desgana, abandono, desilusión. Se trasmite la idea de aguante, mientras las aguas vuelvan a su cauce. Y eso, de cara a solventarlo, no nos queda otra que insistir, insistir, insistir en que las personas somos las responsables de autoconfiar en nosotr@s mism@s.

Quiero que miréis ese espejo, sí ése, en el que nunca te has parado a mirarte seriamente a las mañanas, tardes o noche; y os hagáis la siguiente pregunta con todo el peso de la honradez: ¿confías en ti mism@? Y no me digas que no, porque si no confiases en ti mism@ ya no estarías entrando en este periódico digital a consultar un artículo sobre confianza. Sí, créetelo: vales, eres capaz, tiene habilidades y lo único que necesitas es creértelo.

Me gustaría darle la vuelta a la tortilla, que veo que el otro lado se nos está pasando ya de quemada. En situación de desempleo, cuando los planes de negocio nos van mal,cuando en esa oposición no obtenemos los resultados deseados...las personas nos volvemos más vulnerables, pequeñitas, indefensas y creemos que no podemos afrontar un traspiés.  Y eso no ayuda a tomar buenas decisiones que resuelvan nuestra realidad. ¿Verdad que si la tortilla se está quemando por una cara con quejarte no solucionas nada, sino que hay que darle la vuelta?

¿Y si te creyeses con confianza?, ¿podrías hacer un último intento de no incluirte en ese 80% de personas encuestadas por Nielsen (empresa que se ocupa de  investigar aspectos sociales y medir, recapitular información y emitir informes al respecto), que afirman tener falta de confianza en sí mismos debido a la situación actual en cuanto a las perspectivas laborales actuales.

Si tú no haces el esfuerzo por confiar en ti mismo, se lo transmitirás a los demás y, como consecuencia, dejarán también de hacerlo en ti. Si no somos capaces de observarnos como personas de valor, va siendo hora de poner en marcha, como os explicaré en el siguiente artículo, un  tercer aspecto de autoconocimiento: la visualización.

Buena suerte y disculpad por los gritos: CONFIAD EN VOSOTR@S!!!!!!!!!

Foto: Eugenio Siri - Self

 

 

Etiquetas: 

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment