Progresar hoy es saber adaptarse

Añadir nuevo comentario

Hoy, las personas y las organizaciones en general, experimentan no sólo en la esfera laboral, sino en diferentes ámbitos de sus vidas una serie de situaciones,

generadas por un nuevo entorno, el cual se caracteriza por el predominio de cambios dinámicos y constantes.

Es así que, para  poder avanzar en el mundo se ha tornado un reto complejo de lograr, que en esencia requiere de saber y conocer cómo es esa dinámica, para luego poder coordinar los esfuerzos, actuaciones y recursos, con el fin de lograr nuestro objetivo: tener éxito en este mundo dinámico y de cambios  constantes.

Para prosperar ante una situación, se exige accionar de manera adecuada, y por ello es importante analizar: las diferentes personalidades de los actores con los cuales estamos tratando. Asimismo, es necesario entender en profundidad lo que está pasando para disminuir el grado de error.

La situación que exige “cambio” requiere estar presentes y conscientes en el momento, para poder tener una idea clara de dicha situación. Es importante centrarse en el presente, en el problema a resolver,  sin olvidar experiencias pasadas para luego accionar de acuerdo a lo que la circunstancia necesita y propiciando el cambio con naturalidad.

El cambio lo podremos llevar naturalmente teniendo en cuenta estas pautas:

Aprender mientras hacemos. Es una realidad, que para muchas personas tiene mucho más sentido aprender mientras se hace la prueba. Salir a la cancha, caer y levantarse, una nueva manera de aprender que cada día suma más aficionados. ¿Qué logramos al hacer la prueba? Logramos adquirir una experiencia previa alrededor y construir un marco para pensar. Por ejemplo, cuando fuimos niños y aprendimos a andar en bicicleta sin ruedas. En el momento, sólo pensamos en largarnos a andar y tras varias caídas nos levantamos logrando adaptarnos.

Rodearse de personas de quienes puedas aprender, y a quien puedas enseñar. Es importante la presencia de personas que sepan lo que están haciendo. En el marco de un emprendimiento, contar con personas con experiencia en determinadas cuestiones pueden dejarnos enriquecedoras aprendizajes y, a su vez, el resto de colaboradores puede aportar nuevas formas de pensar, sentir, hacer que hagan del aprendizaje algo social y transformador.

Cambia y sé un anti-disciplina. La idea es que logres tener una visión del mundo global, es decir que se pueda traducir lo que se aprende de una disciplina a otra. Esto significa que se puede reunir ideas y traducirlas de manera útil para los demás. Es así que a medida que las disciplinas se van transformando y reinventando a sí mismas, el mundo se vuelve más conectado, ser capaces de movernos sin problemas entre las diferentes lenguas se torna cada vez más importante.

Crea una red diversa. Cuando nos movemos con gente  y en entornos diferentes a nosotros, por ejemplo, con profesionales de diferentes profesiones nos ayuda aprender a construir nuestra capacidad de analizar la complejidad y el caos, resultando más cómodo en un futuro movernos en este tipo de entornos, y también a adquirir mayor seguridad para hacerlo.

Ponte incómodo para estar cómodo. Si tomamos las riendas de nuestra vida debemos lograr algo que no todas las personas son capaces de hacer: lograr estar cómodos dentro de la incomodidad. Siempre recuerdo una experiencia que me tocó vivir no hace mucho tiempo atrás, mientras cursaba en la universidad, el curso estaba compuesto por alumnos de edades, gustos e intereses similares, salvo yo; la brecha entre nosotros era bastante grande lo que generaba que absolutamente todos me dejaran de lado en actividades en grupo, sólo por mencionar un ejemplo. A pesar de todo, y pese a la incomodidad que me hicieron sentir aproveché “esa incomodidad” para convertirla en una oportunidad para aprender a desenvolverme y dar lo mejor de mí. Hoy, mirándolo a la distancia agradezco que me haya ocurrido esta experiencia y tomo lo positivo, el aprendizaje de salir de la zona de confort.

Creer en la tecnología como un medio para ayudarte a alcanzar grandes metas. Para poder utilizar la tecnología adecuadamente es necesario en primer lugar, saber qué es lo que queremos hacer y por qué queremos hacerlo. En segundo lugar, reflexionar acerca de cuál es la tecnología adecuada a aplicar. No olvides, la tecnología no lo es todo es solo una herramienta que puede ayudarte en tu vida, en tus proyectos…

DesconfigurarSE.  La idea de desconfigurarse a uno mismo es que podamos alcanzar nuestras metas, aprovechando la automotivación y logrando el aprendizaje. Este aprendizaje se logra cuando logramos dar respuesta a preguntas tales como ¿Por qué estoy haciendo esto?: “Estoy haciéndolo porque  quiero hacer esto”. Vale la aclaración, cuando alguien hace lo que quiere porque le motiva significa que está centrado en sí mismo, y no en lo que quiere otra persona. Siempre se puede ser feliz haciendo lo que a uno le gusta.

Haz tu propio modelo a medida. Cada persona debe crear su propio modelo a partir de experiencias vividas, del autoconocimiento, de vincularse con otra gente, haciendo cosas no relacionadas extra escolares o extra laborales, de esta manera podrá tener un marco para la vida.

Como conclusión, podemos decir que para poder progresar en nuestra vida, tanto en lo personal como en lo laboral, es necesario poder tener la capacidad de aceptar que debemos adecuarnos a los cambios que el contexto nos propone.

Saber adaptarnos de la manera más óptima y sintiéndonos capaces para hacerlo no se logra de un día para el otro. Es un proceso, es por ello que es bueno acostumbrarnos a estar en movimiento no temiendo, ni enfatizando en obstáculos que pueden autolimitarnos a dar el paso.

Comienza el futuro es tuyo, sólo si te adaptas a él.

 

Sobre Valeria Betiana Flores

Add comment