Prevención de riesgos personales

Añadir nuevo comentario

Ahora que estoy adentrándome en otro campo laboral, desconocido hasta ahora para mí, la consultoría (estratégica, de calidad, de medio ambiente, de comunicación,…) y la prevención de riesgos, estoy dándome cuenta de la importancia que tiene atender a ciertos aspectos de cara a prevenir riesgos de tipo personal. 

Estos riesgos, por lo que estoy comprobando, da igual que te encuentres en el entorno docente, socioasistencial, en hostelería o en consultoría estratégica. Se repiten, te invaden y secuestran ciertas capacidades personales y profesionales.

 

Primer aspecto: dosis de atención. Querid@ lector/a, presta atención plena a lo que te aporta tu desempeño profesional. Sé consciente de lo que está moldeando en ti: actitud, desarrollo de pasión laboral, espíritu de auto-observación, disfrute de tus tareas. Plantéate qué grado de atención prestas a las señales que te envía tu contexto laboral y las que tú generas y ayudas a que se generen. Si tu grado de atención es óptimo, te darás cuenta de las múltiples fugas de ideas que se generan en los entornos en los que se comentan continuamente (cuando digo continuamente, digo continua e intermitentemente) aspectos no relacionados con el desempeño laboral. Comentarios sobre la dieta, anécdotas con l@s amig@s, las incidencias con el coche, la serie de moda, entre otros aspectos. Importante es generar un ambiente laboral de compañerismo y buen trato. Pero ¡ojo!, ¡ojo!. Eso no es equivalente a invertir cada 15 minutos el tiempo en descentrarnos de nuestra faceta profesional. Se previene así un gran riesgo personal: la constante desconcentración.

 

Segundo aspecto: dosis de mejora. Querid@ lector/a, desea mejorar, no solamente pensando en tu desarrollo profesional sino ya y principalmente en el personal. Llevo observando año tras año, entorno tras entorno, sector tras sector, la expropiación que se ejerce sobre las ganas de mejora profesional de l@s trabajadoras/es. Mejorar requiere soñar con la calidad y ejercerla; soñar con el mejor hacer y que te permitan materializarlo; soñar con la visión integral perfeccionada y disfrutarla. Si desde los entornos laborales se fomenta la chafallada, los apaños, el todo vale, ¿te has planteado si eso influye en ti de alguna manera? Sí, sí que influye: aléjate de estas tendencias. Incluye la mejora en tu bagaje y estarás ejerciendo la prevención de un riesgo personal básico: la incontrolada mediocridad.

 

Tercer aspecto: dosis de responsabilidad. Querid@ lector/a, asume tus responsabilidades. Asumir responsabilidades pasa por apropiarte de tu presente siendo consciente de que no toda la responsabilidad recae en ti pero una parcela importante sí. No culpes a otr@s de tu actual destino laboral, incluso no culpes a tus actuales jefes de tu desmotivación, desgana, falta de aprendizaje y desarrollo profesional. Sal de esa zona de queja, analiza tu parte de responsabilidad en tu situación actual y, si te atreves/puedes/quieres, provoca cambios, sean estos internos (cambio de perspectiva en el mismo puesto) o externos (cambio de trabajo). Asumiendo tu papel responsable previenes un riesgo personal básico: la irresponsabilidad.

 

Ahora exporta estas tres facetas (atención, mejora y responsabilidad), elabora una tabla a tres columnas y  a dos filas (fortalezas y debilidades).

 

  Atención Mejora Responsabilidad
Fortalezas  

 

 

   
Debilidades  

 

 

   

 

 

Enumera ahora las situaciones que te vienen a la mente sobre tu situación actual al tratar estos aspectos y que supongan aportes para ti positivos (fortalezas) y negativos (debilidades). Elabora una visión global de los datos que extraigas de la exploración y finalmente plantéate si manejas correctamente la prevención de los siguientes riesgos personales: desconcentración, mediocridad e irresponsabilidad. Si los manejas adecuadamente (más fortalezas que debilidades), plantéate incrementar ese potencial. Si no los manejas (más debilidades que fortalezas), cuidado, estás en zona de riesgo personal. Acude inmediatamente a tu capacidad de cambio. Te dará qué pensar. Tal vez actúes en consecuencia. Ojalá notes efectos positivos.

 

Foto: youtube.com

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter