Por qué no debes usar tu CV como boleto de lotería

Añadir nuevo comentario

“Muy buenas tardes!En primer lugar, felicitarte por el blog y la ayuda que ofreces a personas que estamos en búsqueda de empleo, me gusta mucho seguir y leer a gente profesional como tú que ofrece consejos tan valiosos.Por otro lado, te comento mi situación: Tengo 25 años, soy licenciada en Pedagogía y después realicé un Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos.Mientras cursé el Máster, conseguí ser seleccionada como becaria en Adecco durante 3 meses, pequeñísima experiencia que me ayudó a aprender bastantes cosas. Después de eso, estuve trabajando en otras cosas, con el fin de conseguir algo de dinero y poder ayudar a mis padres a la hora de pagarme los estudios y la vida en Valencia, ya que yo soy de un pueblo de Alicante.En la recta final del Máster, modalidad a distancia, decidir volver a vivir a mi hogar, donde las oportunidades son muy limitadas, quizás ese fue mi error, ya que llevo más de un año sin haber conseguido trabajar en nada más. Realicé un par de voluntariados europeos, y desde que volví me siento atada de pies y manos.No cuento con experiencia suficiente como para que me contraten en RR.HH y desde mi pueblo es difícil conseguir alguna de las oportunidades que hay ahí fuera para mí.Si pudiera conseguir que mi CV se tuviera en cuenta en puestos de becaria al menos, en ciudades más grandes como Barcelona o Madrid, no dudaría en mudarme donde hiciera falta, pero como ya sabes, si tu residencia no está en el lugar de la oferta, es difícil que te tengan en cuenta en la mayoría de casos.Estoy apuntada en mil portales de empleo, pero me encuentro bastante perdida en estos momentos, siento que estoy desperdiciando mi vida y a pesar de saber "bastante" sobre RRHH y empleo, no tengo ni idea de cómo conseguir uno. (Bonita paradoja ;))Qué me aconsejarías?? Te doy las gracias de antemano.Un cordial saludo.”


Zumo de Empleo

Querida Anónima,Muchísimas gracias por escribirme y por tus bonitos comentarios sobre mi blog. Tanto en zumodeempleo.com como en este fantástico periódico y otros medios en los que escribo, siempre trato de cumplir con una máxima: APORTAR. ¡Espero hacerlo también en este caso!Lo primero que hay que asumir cuando uno acaba la carrera y está buscando un primer trabajo es que el mercado laboral tiene poco o nada que ver con lo que nos han contado hasta el momento, y lo que es peor: esos títulos por los que tanto (o tan poco ;o) has luchado por conseguir –licenciatura, diplomatura, máster, etc.- no son más que un pequeñísimo porcentaje de lo que en realidad el seleccionador necesita de ti para contratarte. Esas, las malas noticias. Tranquila que luego vienen las buenas ;o)Empezamos por desmontar (o montar) ideas sobre cómo debes buscar trabajo: Solemos salir de la carrera “henchidos” por haber logrado terminar los estudios, por haber superado lo que creemos que es la prueba más dura. Somos jóvenes, intelectualmente preparados y con los conocimientos más frescos y actuales de nuestro sector. Nos han formado como para poder llevar la cuenta de resultados del Banco de Santander, diseñar las campañas de Marketing de Coca-Cola, construir el próximo Burj Khalifa. Sí, sabemos que el mercado no está bien, que hay paro… pero en el fondo no piensas que te vaya a pasar. Esperas que haya suerte. Preparas tu CV, con tus flamantes títulos, incluyes como experiencia las clases de matemáticas que le diste al vecino un verano, y añades tus intereses para rellenar, porque parece que se queda un poco “pobre”. Y te lanzas a darlo de alta en todos los portales de internet y a introducirlo en todas las ofertas que tengan que ver. Y esperas. Y esperas. Y nada pasa. Y esperas. Entonces empiezas a frustrarte – esto no es posible. Pasa más tiempo y aún nada. Ya comienzas a desesperarte: ¿ahora qué hago? ¿Qué más se puede hacer? ¡nada! ¡es el mercado, que está fatal, este país es imposible, me voy a tener que ir fuera! Espera. No te lances: ¿no te das cuenta que te has limitado a dejar en manos del azar, de la lotería, de la breva que esperas que caiga, algo TAN importante como es conseguir tu trabajo?  A ver, ¿qué posibilidades crees que tienes enviando un CV anodino (con perdón, pero seguro que lo es) e idéntico al de otros miles, al mismo puesto que cientos quieren? Pocas. Escasas. Casi nulas.

Locura es hacer las mismas cosas una y otra vez y esperar obtener resultados diferentes ~ A. Einstein

Entendiendo esto, antes de desesperarte, plantéate que puede que haya distintas maneras de hacer las cosas, que puede que no tengas que ser mera observadora pasiva del mercado sino que puede que haya cosas que puedes  hacer para provocar que algo ocurra, para que algo se ponga en marcha… para aumentar tus posibilidades. Con esta idea en mente, vamos a entrar en harina hablando de dos puntos importantes que quiero que vayas entendiendo: primero, para qué sirve realmente el CV y cómo enfocarlo y segundo, qué debes estar haciendo además de mandar CVs –como concepto, ya entraremos en detalles en artículos posteriores!SOBRE TU CVEn primer lugar, tu CV no es una biografía, no es un historial, no es una sucesión de títulos. Un CV es UN DOCUMENTO DE VENTA. Es un documento de marketing, el folleto con el que presentas tu producto, sus características, sus ventajas, lo que puede lograr por el cliente. Olvídate que el CV va de ti: un CV va SIEMPRE sobre lo que le interesa leer a su receptor. Este es el planteamiento que debes entender, pero en realidad a quien acaba de salir de la universidad y apenas tiene alguna breve beca que incluir en el CV, lo que le puedo decir es… no te preocupes mucho por el CV. Para empezar, las habilidades que los seleccionadores están buscando no se encuentran en la teoría que te han enseñado en la carrera, y en cualquier caso, no hay CVs brillantes, llamativos y sorprendentes entre la gente que aspira a un primer trabajo, ¡por razones obvias! Por supuesto puedes tener un CV que destaque algo sobre el de los otros cientos de aspirantes al mismo puesto que parten de prácticamente las mismas condiciones que tú, pero creo que más importante que eso es que busques diferenciarte FUERA del CV. [En nota aparte te diré con respecto a la cuestión de la plaza en la que vives vs la del puesto de trabajo, que sí REALMENTE no un factor determinante para ti y te irías a vivir de un día a otro donde sea: elimina los datos de tu dirección en el CV. Mantenemos la costumbre de poner nuestra dirección postal porque antiguamente te tenían que contestar por correo, pero estamos en la era del email! Con tu email (que no sea de Hotmail, plis) y tu teléfono móvil, en realidad no es necesario que añadas nada más -excepto si SÍ vives en la plaza el puesto, en cuyo caso pon el dato de tu ciudad-.  Y a partir de ahí, si te llaman para entrevistarte, tendrás que estar preparada para capear ese temporal ;o)]SOBRE LO QUE NO ES TU CVComo seleccionadora que soy, debo decirte que en puestos de todos los niveles hay algo que siempre me ha hecho interesarme por un candidato, independientemente de si era el que más encajaba sobre el papel: la ilusión, el entusiasmo y las ganas que le echara para conseguirlo. Y como candidata a un primer puesto, sin apenas experiencia, con la misma formación que otros miles, ¿cómo puedes diferenciarte, con qué bazas puedes jugar aparte de estas? Precisamente con las de la ilusión, la creatividad, las ganas y el “echadopalantismo” ;o). Si tienes claro que los RRHH y/o en concreto la selección son lo que ahora mismo te llaman, te motivan y te apetecen, MÉTETE en ese mundo, no esperes a que te contraten para hacerlo. Por supuesto, en este punto te voy a hablar de internet. De hecho, te voy a decir que estás cometiendo un pecado casi mortal si no lo estás aprovechando ya. En internet puedes empezar a “cotillear” lo que hace la gente que ya está haciendo el trabajo que a ti te interesa, puedes ver cómo se mueven, qué saben, qué habilidades tienen y explotan. Debes empezar a escribir sobre el tema – lo que investigues, lo que te parezca novedoso, lo que pienses sobre el trabajo. Si no te ves capaz de abrir tu propio blog –el mejor escaparate-, entonces ponte a tope con Linkedin, localiza todos los blogs referentes en el sector y comenta, pregunta, participa. ¡Todo lo que se te ocurra! Tienes que comenzar a ser visible, empezar a formar parte del sector que te interesa, empezar a demostrar que tienes cosas que aportar, que puedes aprender rápido, que te interesa, que te mueves, que tienes ganas y que ¡eres echada para adelante!Te aseguro que para cualquier seleccionador habrás ganado muchísimos puntos si te puede encontrar más allá de tu CV, si puede comprobar aspectos de tu personalidad, de tu manera de relacionarte, desenvolverte… es decir: pasarás a tomar las riendas, el control de tus posibilidades de encontrar trabajo en vez de dejárselas por completo al azar. Hazlo y ¡ya me contarás! ¡Fuerza y valor!

Sobre La Nueva Ruta del Empleo

Periódico Digital La Nueva Ruta del Empleo

¿Quieres hacer un curso con La Nueva Ruta del Empleo ? apúntate aquí

Add comment