Olvidos de la nueva ley de reforma del trabajo autónomo

Añadir nuevo comentario

A pesar de las mejoras que tiene la nueva ley de reformas urgente del trabajo autónomo, ¿en qué decepciona? ¿Qué olvida? ¿En qué puntos puede resultar engañosa o confusa? Este artículo aclara estas dudas y señala en qué hay que fijarse para beneficiarse de verdad de algunas de las medidas de esta ley, que entrará en vigor por completo en Enero de 2018.

¡Hola queridos Ruter@s! Cómo de sobras ya sabéis, muchas expectativas se levantaron con el anuncio de la Nueva Ley de Reforma Urgente del Trabajo Autónomo, pero, a la postre, cuando se ha aprobado, nada se recoge en cuánto a cotizar a la Seguridad Social por los ingresos reales, la desgravación de los gastos del hogar no se acerca ni de lejos al 30%...¡y no se hace mención alguna al paro de estos trabajadores! 

Muchos celebran la nueva ley de autónomos y sus beneficios para los más de 3,2 millones de trabajadores por cuenta propia que hay en España, pero no son pocos los que discrepan y señalan que, en realidad, los logros de esta Ley (https://www.boe.es/boe/dias/2017/10/25/pdfs/BOE-A-2017-12207.pdf), son mínimos insignificantes, ya que se han dejado en el tintero avances que podrían haber supuesto una mejora definitiva de la situación, siempre difícil, de los trabajadores por cuenta propia.

Concretamente, ¿qué asuntos ha “olvidado” esta ley?

1. Nada de cotizar por ingresos reales

La Ley de Reformas Urgentes del Autónomo deja fuera la principal reivindicación de este colectivo: no incluye la cotización a la Seguridad Social en función de los ingresos reales.

No hay que olvidar que España es uno de los países de la Unión Europea con la cuota mensual de autónomo, más alta, independientemente de los ingresos que se tengan.

En la actualidad, la cuota mínima (que subió el pasado mes de Julio un 3%) es de 275 euros mensuales y se mantiene inalterable se gane o se pierda dinero.

Si los trabajadores en Régimen general, cotizan en función de sus ingresos, ¿por qué está discriminación con respecto a los que están en el Régimen Especial?

2. Autónomos en paro, los grandes olvidados

La ley, como se aprecia desde las propias asociaciones de trabajadores autónomos, no ha entrado en el problema del paro de estos profesionales.

Y no es un tema baladí, más bien todo lo contrario, si nos atenemos al hecho de que a día de hoy, una de cada dos solicitudes que se presentan para poder cobrar esta prestación, se deniega a los autónomos.

3. La extensión de la tarifa plana no beneficia a todos

Una de las medidas estrella es la extensión a 24 meses de la tarifa plana con los siguientes tramos: 

  • 12 meses a 50 euros,
  • 6 meses con una reducción del 50% de cuota (137,97 euros)
  • y otros 6 meses con una reducción del 30% (cuota de 192,79 euros).

Con la Nueva Ley, el período de la tarifa plana de 50 euros de cuota mensual a la Seguridad Social, pasa de 6 meses (como es actualmente) a 12 meses. Pero, ¡ojo! sólo  para quienes se den de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) y a partir de Enero de 2018.

Aunque es una buena medida para impulsar que las personas se lancen a emprender, no beneficia a todos los autónomos, sino sólo a los nuevos.

Una vez más, la Nueva Ley deja en el olvido a todas aquellas personas que llevan años dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y, que están atravesando situaciones complicadas, al no poder beneficiarse de estas bonificaciones.

4. Compatibilizar trabajo y la percepción del 100% de la pensión

Hasta ahora, la ley permitía a los trabajadores autónomos y por cuenta ajena que cobren el 50% de la pensión a la que tienen derecho cuando se jubilan y, al mismo tiempo, seguir trabajando. Con la nueva normativa podrán cobrar el 100% de la pensión. Pero, ¡cuidado! El aumento se hará efectivo solo en el caso de que el autónomo tenga contratado, al menos, a un trabajador.

5 El IVA de caja es otro de las reformas pendientes. Aunque no afecta sólo a los autónomos, es cierto que de este colectivo sólo se acogen a esta medida un 1%, lo que demuestra cómo a pesar de ser una petición desde hace años, su puesta en práctica ha resultado un fracaso.

6. Tampoco se contempla una cotización parcial del autónomo, de modo que siguen sin dar respuesta a aquellos que trabajan de forma esporádica por cuenta propia, e incluso, a aquellos que trabajando como autónomos de modo habitual, sólo lo hacen un par de horas al día.

7. Otro “olvido” es la cuestión de no tener que pagar cuota de autónomos cuando se está de baja.

Si ya se cobra poco, sobre todo en el caso de cotizar por el mínimo, descontando la cuota, se queda perfectamente en una limosna. Lo peor de todo es que si han tardado tanto tiempo en esta ley, la reforma del RETA puede durar décadas.

8. Desgravación de gastos del hogar y por gastos de comida

En este punto para no cansaros más y no repetirme mucho, os remito a mi anterior post(http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/nueva-ley-de-autonomos-deduccion-gastos-del-hogar)

Sobre Manuel Calle Mena

Abogado de profesión especializado en Administración de empresas y de personal, Orientador laboral, Técnico de inserción laboral y Formador, soy una persona que disfruta con lo que hace y que cada día se preocupa por aprender y poder dar un poco más. 

 

¿Quieres hacer un curso con Manuel Calle Mena ? apúntate aquí

Add comment