No pidas nada al 2017

Añadir nuevo comentario

Para algun@s el fin de la Navidad, será una bendición, para otr@s motivo de melancolía, y para otr@s una fecha más… El caso es que estamos iniciando un nuevo año, el mes de enero sigue avanzando en el calendario, y es un buen momento para plantearnos: ¿Para hacer qué? ¿Qué le pides al 2017? ¿Qué propósitos tienes? Año nuevo, vida nueva ¿no?

 

    Oficialmente la navidad ha pasado, quedaron atrás las comidas de empresa,  las cestas navideñas, los mantecados y turrones, las grandes compras de comida, el estrés con los preparativos de Nochebuena y Nochevieja, las reuniones familiares, las quedadas con l@s amig@s, la búsqueda de regalos, y el roscón de reyes ya quedó finiquitado. Ahora nos esperan las dietas depurativas, las promesas de apuntarse al gimnasio, las tentadoras rebajas, la temida cuesta de enero, y en definitiva el regreso a la normalidad. Nostalgia mezclada con motivación, con cierta dosis de calma.

 

    Y es que al empezar cada año queremos llenar de buenos propósitos nuestra recién estrenada agenda, y a medida que pasan los días, ese ímpetu va decayendo y volvemos a nuestra confortable rutina.

 

    Pero, reflexionemos un poco. Posiblemente al Año Nuevo le pidas,  salud, trabajo, felicidad, paz, amor, dinero, etc.,  y deseas todo lo mejor para las personas que más quieres. Analicemos estos verbos, pedir y desear: pedir es expresar que alguien dé o haga una cosa… y desear es querer o aspirar a algo con anhelo. Entonces, ¿a quién pides?, ¿de quién esperas recibir? ¿Con qué anhelo quieres algo?

 

    Esperamos que la vida siempre nos sorprenda con buenas noticias, pero ¿qué aportamos nosotr@s? Habrá cosas que no dependan de nuestras manos, y otras (más de las que te imaginas) que si, porque la tan ansiada suerte, la desencadenas tu mism@ con cada acción y movimiento que realizas. La pregunta más acertada sería ¿qué esperas recibir de ti mism@ este año? O mejor aún ¿qué te vas a dar a ti mism@ este 2017?   

 

    La realidad es que tienes por delante, 1 año, 12 meses, 365 días, 8.760 horas, 525.600 minutos, 31.536.000 segundos… ¿para hacer qué? ¿qué te vas a dar? Porque  cada segundo, minuto, hora, día, y mes, de este año va a estar cargado de oportunidades para hacer y darte aquello que más necesitas.

 

    Así, en lugar de peticiones al 2017, esfuérzate por hacerte concesiones, por darte a ti mism@ lo siguiente:

    

1. Coherencia para encajar las piezas de tu mundo. Que lo que digas y hagas esté en línea, y no vayan por separado.

2. Constancia para tus propósitos. Persevera y lucha por aquello que quieres conseguir, porque cada pequeño paso cuenta.

3. Afrontar miedos. Haz frente a ese enemigo que siempre quiere robarte vida, porque “todo lo que siempre has querido está al otro lado del miedo (George Addair)”.  

4. Vivir sueños. Llénalos de vida, y no los dejes encerrados en tu cabeza.

5. Reír a carcajadas. No te olvides de celebrar la alegría.

6. Valor para tomar decisiones y cambiar. Los valientes buscan con determinación soluciones. Y como dice mi querida Laura Chica “y si fracasé es porque lo intenté”. Aquel que no intenta, no gana.

7. Amor y respeto para ti mism@. Estas ligad@ a ti para toda la vida, así que sé tu gran amor.

8. Tiempo para ti. Es el mejor regalo que puedes hacerte, darte tiempo para lo que te gusta y te hace feliz.

9. Viajar y respirar aire fresco. Nos hace renovar energías, y ampliar horizontes.

10. Compartir momentos con las personas de tu vida. El tiempo con los tuyos, algo que siempre te llenará y llevarás contigo.

11. Que mires con ILUSIÓN cada día. Entusiasmo, esperanza y positividad por favor.

12. Compromiso para construir tu propia FELICIDAD. Es la clave para que tu contrato indefinido contigo mism@ funcione.

 

    Seguramente despediste 2016, como es tradición, acompañando las campanadas del primer minuto del nuevo año, con las doce uvas de la suerte pidiendo prosperidad… espero que tus doce deseos se conviertan en tus doce concesiones para dar la bienvenida y vivir este año, ¿qué te vas a dar en 2017?

 

“Dar es lo que abre la puerta para recibir” (Florence Scovel Shinn).

 

Foto:flickr.com

 

Sobre Johanna Alaminos

 

Actualmente psicólog@ en todas partes y creadora de www.DespiertaAfrodita.com

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter