×

Mensaje de error

  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out

No es una cámara oculta

Añadir nuevo comentario

Hay ocasiones en que la realidad supera la ficción. Si lo que te cuento saliera en una película puede que dijeras ¡Qué exageración!

También si fueras un reclutador mirarías hacia todas las direcciones buscando un piloto rojo que delatara una cámara oculta, pero te garantizo que estas cosas pueden suceder y sucedieron…   ;  )

Mandas tu curriculum a una empresa que está buscando una persona de tu perfil. También envías tu candidatura de forma espontanea a compañías de tu interés. Has comentado a familiares, amigos y conocidos tu situación por si conocen de algún puesto en el que pudieras encajar. Pasa el tiempo y estás en la misma situación. Esto hace mella en tu humor y tu relación contigo mismo y tu entorno, pero un día recibes una llamada para ir a un proceso de selección.

Quizá estés actualmente en activo y tienes un contacto telefónico “misterioso”. Te dicen que han visto tu perfil y que consideran que puedes ser un candidato ideal.

En cualquiera de los supuestos se deberá mantener la calma. Evidentemente es distinto en el primer caso que en el segundo, pero la imagen que transmitas será muy tenida en cuenta. No olvides sonreír. La sonrisa se transmite al teléfono y tu posición corporal también. Así que tu voz y actitud adecuada favorecerán este contacto.  Si no estás en un lugar idóneo para atender la llamada es mejor que anotes el número e indiques que devolverás la llamada. A mí me pasó un día haciendo la compra en una cadena famosa de alimentación y justo se oyó por los altavoces su música y el nombre de la misma.

Seguro que llevas muy preparada la entrevista, has repasado tus logros, si conoces la empresa objetivo habrás navegado por su web para conocer al dedillo su equipo directivo, productos, delegaciones, etc…, habrás analizado la competencia, ya conoces aspectos de la imagen que proyectas y sabes perfectamente la manera de hacer el cierre de la entrevista.

Pero, ¿Te preparas la “puesta en escena”?  ¿Tienes en cuenta los posibles imprevistos?   Pues te voy a contar unas cuantas anécdotas que son reales y que le pueden pasar a más de uno de los mortales. Luego puedes sacar tus propias conclusiones y ver las medidas que puedes tomar para futuros procesos.

Una persona que tenía una entrevista entró en su Outlook y anotó la dirección a la que tenía que presentarse. Salió con tiempo y llegó con margen suficiente a su entrevista. Cuando quedaban cinco minutos de la hora de la cita subió y no encontró las instalaciones del entrevistador. Recorrió todas las plantas y finalmente llamó por teléfono. Le dijeron que en su web estaba indicada y que se habían cambiado hacía 6 meses. Cogió un taxi y llegó casi una hora tarde. Ya te puedes imaginar la forma en la que se desarrolló el resto del encuentro.

También quién va a la entrevista y parece como un vendedor ambulante de esos que puedes encontrarte en cualquier playa, pero en este caso en lugar de vestidos o sombreros va cargado con papeles de notas que ha tomado en la reunión, la tarjeta de visita del entrevistador y peor si es en invierno con el abrigo, la bufanda, guantes e incluso el paraguas. Faltan manos para despedirse.

Recuerdo uno de los testimonios que me hicieron reír respecto a pasar una entrevista, aunque supongo que esta persona se debió de quedar pálido. Comentaba que para evitar problemas de tráfico decidió ir en tren a la reunión con la empresa. Cuando estaba en el vagón se dio cuenta que a la altura del codo de su traje, el que se había puesto una única vez para la boda de una  prima, tenía una quemadura de puro. No tenía tiempo de volver a casa así que decidió evitar movimientos que delataran el agujero.  Ya en las instalaciones de la potencial compañía dobló el brazo izquierdo y estrechó la mano del entrevistador. Una vez sentado sería complicado que visualizarán el orificio. Pero le depararía otra sorpresa, al mover el brazo se comenzaron a oír unos pequeños sonidos. Al mirar al suelo ¿Te puedes imaginar que los producía?   Pues unos granos de arroz, de esos que se les lanza a los novios en las bodas!!

Todos estos casos son reales y ya que no hay tantas ocasiones de ir a entrevistas habrá que tener en cuenta hasta los más insospechados escenarios.

Ahora comienza tu ruta

¿Cómo actúas al recibir una llamada de un reclutador?

¿Qué mantendrías y que mejorarías respecto a la última?

¿Qué aspectos tienes en cuenta para generar contexto y evitar dificultades en una entrevista?

¿Quieres compartir alguna anécdota sobre esta temática?

Sobre Concha Zancada

          Soy una convencida de que cada uno de nosotros podemos hacer día a día un mundo mejor

Me apasiona el coaching, la formación, la motivación... y eso siempre lo hago desde que nací, a "pasitos largos" ;)

 

¿Quieres hacer un curso con Concha Zancada ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter