Mercado laboral: jungla o jardín

Añadir nuevo comentario

Hay información que normalmente nadie te cuenta sobre las luces y sombras del mercado laboral actual. Pero no es la jungla salvaje que nos venden algunos. Tampoco es un sistema justo en el que las personas más válidas triunfan siempre. Podríamos decir que es una mezcla de ambas: 30% de jungla y 70% de sistema de méritos.

Empezaremos por la jungla laboral. Hay cosas que pasan en los procesos de selección que influyen de forma muy importante en los resultados de los mismos. La primera es la escasa formación en recursos humanos de las personas que hacen selección de personal de forma ocasional (esto ocurre en la mayor parte de las ofertas).

Estas personas manejan criterios diversos y en ocasiones caprichosos. No realizan perfiles previos. En ausencia de técnica utilizan excesivamente su intuición.

Otra situación que se produce es la discriminación por cuestiones de raza, género, edad, etc. En determinados sectores se evita contratar mujeres. Si eres extranjero hay puestos a los que será muy difícil acceder. Ser joven sin experiencia no ayuda a encontrar trabajo. Ser mayor de 45 años significa estar “muerto” laboralmente para la mayoría de las empresas.

Si estás en alguna de estas situaciones, busca empleos donde las barreras sean menores. Desgraciadamente estamos aún lejos del día en el que estos aspectos dejen de condicionar absurdamente las posibilidades de empleo.

Pero no todo es jungla. Las empresas aprecian a los buenos candidatos, aquellos que saben ofrecer una imagen resolutiva y profesional. Muchos empleos los consiguen aquellas personas que son capaces de identificar los nichos donde sus competencias son necesarias y tienen una buena red de contactos que manejan de forma profesional. Pero sobre todo aquellas personas que saben hacer algo útil (que tenga valor, lo cual significa que alguien está dispuesto a pagar por lo que haces).

Las empresas buscan soluciones a sus problemas y sin embargo el sistema educativo ofrece titulados con conocimientos teóricos y en algunos casos obsoletos. Este es uno de los problemas históricos que explican el desempleo en España (empleos que no se cubren por falta de profesionales y saturación de profesionales en otros).

Pero hoy existen muchas posibilidades de adquirir habilidades personales y laborales que nos ayudan a mejorar nuestra empleabilidad. Además en prácticamente el resto de países europeos no existe desempleo lo que nos permite la posibilidad de adquirir experiencia internacional, uno de las competencias más valoradas por las grandes empresas.

La utilización de nuevas tecnologías y las redes sociales son recursos que debemos aprovechar o nos quedaremos fuera del mercado.

En general, el mercado laboral funciona en base a la oferta y la demanda. Los precios (salarios) determinan las posibilidades de contratación. Los profesionales más demandados ponen sus condiciones y las empresas hacen lo propio con perfiles poco cualificados o saturados de profesionales.

Si queremos triunfar en este mercado, debemos hacer lo posible por aumentar nuestro valor, si hablamos idiomas, por ejemplo, nuestro valor en el mercado sube, al igual que si nos especializamos en alguna técnica innovadora. Cuando buscamos trabajo competimos con personas que son muy parecidas a nosotros, dado que nos ofrecemos dentro del mismo segmento (en general los jóvenes compiten con otros jóvenes y los seniors con seniors).

Hay que tener claro en qué liga jugamos y cómo podemos diferenciarnos del resto y así tener más valor para las empresas. El mercado laboral no va a cambiar a corto plazo. Tenemos que triunfar con sus reglas, aunque algunas no sean justas o no nos gusten.

Sobre Balbino José González Sáez

 

Consultoría en gestión de recursos humanos, Coaching y liderazgo.

Profesión: Consultor en Recursos Humanos

Ubicación: Oviedo

Add comment