malos ejemplos de liderazgo que debes evitar hacer con tus empleados

Añadir nuevo comentario

SIEMPRE EXISTE EL DILEMA SI EL LIDER NACE O SE HACE. CREO QUE LOS GRANDES PERSONAJES DE LA HISOTRIA TUVIERON UN DNA ESPECIAL, QUE LOS HIZO DIFERENTES A RESTO DE LAS PERSONAS. SIN DUDA ALGUNA, APRENDIERON DE OTROS EN EL LARGO CAMINO DE LA VIDA, YA QUE EL LIDERAZGO SE GESTA POR IMITACIÓN PRINCIPALMENTE.  

Dicen que las palabras impresionan pero que el ejemplo arrastra. Principalmente cuando nos toca liderar adultos, dónde cada persona tiene sus propias creencias, hábitos y motivaciones. Ahí comienza a ser complejo ser líder. Sin embargo de alguna manera, hemos vivido en nuestra vida laboral diversos estilos de liderazgo de nuestros supervisores y que han marcado (positivamente y negativamente) nuestro DNA profesional. Aquí te comparto trece conceptos que debes de evitar cuando te encuentras desempeñando una posicion de liderazgo en la organización.

MALOS EJEMPLOS DE LIDERAZGO

1. Creer que tiene todas las respuestas

Pensar que eres más inteligente y mejor que todos los demás, te llevará al fracaso, si no hay conexión con el equipo y enfoque al resultado final. Así que cuando se trata de decidir la estrategia o resolver problemas, se require la participación de todo el equipo.

2. Reaccionar sin conocer el problema

Impulsados ​​por sus emociones o el calor del momento, sin preocuparse por los datos o hechos, crea repercusiones en el equipo. Hay que documentarse antes de decidir.  

3. Tomar grandes riesgos, entre más grande  mejor

Les gusta jugar y correr grandes riesgos, pero sin medir consecuencias e impacto en la organización, dicen: “los mejores marineros, se hicieron en las tormentas”…pero no todos vivieron para contarlo. La pregunta sería: si fuera tu propia empresa, ¿lo harías?

4. Creer que hablar y hacer lo mismo

Son los que les pregunta el CEO: ¿Cómo van con el problema “x”? Y contestan: "va bien, hemos estado discutiendo el problema durante dos días". El único problema es que son dos días que el negocio no funciona, y no está más cerca de encontrar una solución.

5. Enfocarse en la culpa y no en las soluciones

Es más sencillo culpar y despedir, en lugar de corregir y asegurarse que no vuelva a suceder.

6. Perder tiempo valioso en la mucha planificación y poca acción

No te preocupes si estás enfocado en el síntoma o la causa raíz, o si cuentas con información parcial, solo inicia. Evita la “parálisis por análisis”.

7. Contrate personas que estén debajo de su nivel

Como líder, es fundamental que usted sea hábil y bien informado en el equipo, pero no se llene de personal limitado y sin aspiraciones, por proteger su trabajo, ya que al final será evaluado por el resultado final.

8. Gestión de éxito instantáneo

Se trata de resultados rápido y sabemos que son importantes para construir confianza, pero no ver a largo plazo limita la visión de la empresa.

9. Enfóquese en debilidades y no en fortalezas

Como líderes, aunque es ambicioso no mostrar debilidad, debemos de esforzarnos por mostrar una imagen sólida y consistente.

10. Alabar de más a los demás

Aunque es positivo alabar a la gente, trate de no malbaratar el reconocimiento, ya que perderá fuerza en el equipo, elogiar demasiado a la gente a menudo transforma el equipo en bajas ambiciones y enfoque al logro.

11. La crítica destructiva

Si quieres que la gente mejore, señala los errores de forma rápida y clara, siempre envuelta en el marco del respeto profesional y de manera positiva.

12. Las mil excusas

Hay diversas razones por las que las cosas no funcionan como estaba previsto, por lo que no siempre es nuestra culpa, la clave es aprender de los errores y omisiones de manera proactiva. El problema no es tropezarte, el detalle es no enamorarte de la piedra.

13. Ama a la micro gestión

Aunque sabemos que es difícil confiar en todo el mundo, principalmente en los empleados poco experimentados o de nuevo ingreso, haga un acompañamiento (mentoring) en sus primeros tres meses de trabajo.  

Sobre Horacio González

Me dedico a proveer asesoría profesional para la implementación de prácticas exitosas que enriquezcan los procesos de gestión de talento humano

Ubicación:  Monterrey, Nuevo León, México

¿Quieres hacer un curso con Horacio González ? apúntate aquí

Add comment