Los retos de la formación y cualificación para la actividad logística

Añadir nuevo comentario

Si existe una actividad en la economía española que presenta notables oportunidades para el desarrollo del empleo y las oportunidades de carrera profesional, no cabe duda que se trata de la logística.

Junto a la agroalimentación, la automoción y la hostelería, la logística impulsará el empleo durante 2017, y en la práctica totalidad de Comunidades autónomas, siendo Aragón, Cataluña, Castilla-La Mancha y las Islas Canarias las Comunidades en que la logística aumentará el empleo con más intensidad.

El auge del empleo en la logística viene explicando porque se trata de una actividad en expansión en la economía española, con notables oportunidades de desarrollo y especialización, lo que supone  la necesidad de un aumento de sus plantillas. Además, los analistas destacan que en la logística, las modernas tecnologías de información y comunicación desempeñan un papel determinante en su comportamiento a medio y largo plazo, provocando un cambio de tendencia en la compra de productos por parte de los consumidores.

Uno de los cambios más destacados se corresponde con el llamado, e-commerce, que ha generado un incremento de oportunidades de empleo en puestos como empaquetadores, mozos de almacén, carretilleros y transportistas, perfiles que ya tenían muy buena acogida en épocas determinadas como Navidad o Rebajas, pero que cada vez se demandan en mayor medida durante todo el año, rompiendo la estacionalidad característica de años anteriores.

Estudios, como el informe de Randstad, “Employer branding 2016”, publicado a finales del pasado ejercicio, señalan que el sector de la logística ha ganado en atractivo para trabajar en España con respecto al año anterior, si bien el interés por esta actividad continúa siendo menor que el de otros sectores, sobre todo, por la fuerte temporalidad que muestran los niveles de contratación.

El porcentaje de encuestados que consideran la logística como una actividad atractiva para trabajar ha pasado del 39,5% al 42,9% a lo largo del año, si bien, esta rama de actividad ocupa el puesto 17º en el ranking de sectores más atractivos para trabajar en España,a un total de 13 puntos porcentuales del primero, ocupado por los servicios empresariales, atractivo para el 54,5% de los españoles.

La mayor preferencia de los trabajadores por la logística se puede estimar con el índice REMAS, el “Randstad Employer Attractiveness Score”, que establece el resultado de restar las personas que declaran que no trabajarían para el sector, de aquellas que sí lo harían. Utilizando este índice, la logística gana dos puestos en el ranking, quedando situada en décimo quinta posición, con un 19,7% de personas dispuestas decididamente a trabajar en la logística a finales de 2016, frente al 15,87% de 2015.

Además, los datos comparativos a nivel internacional dejan a España en una situación mucho más favorable que otros países. Así, el Informe 2016 del observatorio del transporte y la logística francés  en que se presenta un análisis de los datos del sector un año antes, apunta que a 31 de diciembre de 2015, el sector del transporte y la logística francés contaba con cerca de 670.000 trabajadores, tras un crecimiento del empleo en el sector del 2% con respecto a 2014, año en el que aumentó a su vez un 0,8%. En 2015, el empleo creció en Francia un 0,6%.

Comparando estas cifras con los datos de afiliación a la Seguridad Social del Ministerio de Trabajo español, se observa un crecimiento mayor en el empleo para el sector español en este periodo, aunque es cierto que, en términos absolutos, aun cuenta con un menor número de asalariados que el francés. El sector del transporte y la logística en España cerró 2015 con 615.437 personas inscritas al régimen general de la Seguridad Social, un 5,3% más que en 2014, por encima del aumento del 3,5% que experimentó la economía nacional. Un año antes, el número de inscritos a este régimen en el sector había aumentado un 2,1%.

Estos datos deben incorporar a los trabajadores autónomos, un total de 194.247 personas en 2015, que también habían experimentado un crecimiento del 0,3% con respecto al año anterior, un aumento por debajo de la media nacional, que repuntó un 1,9% en las afiliaciones de autónomos a la Seguridad Social.

Los cambios en el empleo en el sector logística exigen una clara apuesta del sistema de formación y cualificación para aportar talento y personal especializado a las empresas. El Catálogo nacional de cualificaciones profesionales ha desarrollado de forma exhaustiva la familia profesional Comercio y Marketing con 11 cualificaciones de niveles 1 y 3 estrechamente relacionadas con la logística.

  • Gestión administrativa y financiera del comercio internacional (3)
  • Tráfico de mercancías por carretera (3)
  • Gestión y control del aprovisionamiento (3)
  • Marketing y compraventa internacional (3)
  • Organización del transporte y la distribución (3)
  • Organización y gestión de almacenes (3)
  • Actividades auxiliares de almacén (1)
  • Tráfico de viajeros por carretera (3)
  • Gestión comercial y financiera del transporte por carretera (3)

En desarrollo de estas cualificaciones profesionales, la Formación profesional del sistema educativo ha puesto en funcionamiento el Técnico superior en transporte y logística, un ciclo de grado superior que permite al profesional ejercer su actividad en empresas del sector del transporte y la logística, tanto por cuenta propia como por cuenta ajena, realizando funciones de planificación, organización, gestión y comercialización del servicio de transporte y/o de logística. Por su parte, la administración laboral ha creado Certificados de profesionalidad directamente relacionados con las cualificaciones antes citadas. Cabe suponer que existe espacio suficiente para el reconocimiento de las competencias adquiridas por los trabajadores en su desempeño profesional, una actividad que permitiría el desarrollo de formación complementaria por medio de la formación continua.

La logística necesita formación. Unido al aumento del empleo, será necesario el desarrollo de más programas y además que las universidades aumenten la oferta de grados (actualmente existen solo el grado en logística y negocios marítimos y el grado en ciencias del transporte y logística) y los posgrados que permitan hacer efectivo el principio de aprendizaje a lo largo de la vida en este sector que se presenta como uno de los más importantes del presente y futuro.

 

Foto:pixabay.com

Sobre Elías Amor Bravo

Presidente de AFEMCUAL, Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones. Especialista en cualificaciones y políticas activas de empleo. Director general de FP (1998-2005) y director de la Fundación FSVE (2005-2013).

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter