Los objetivos de las Conclusiones de Riga y el avance de la FP en Europa

Añadir nuevo comentario

Dentro del conocido como Proceso de Copenhague, los ministros responsables del desarrollo de la formación profesional de todos los Estados miembros de la UE,

junto a los países candidatos a la UE, así como los países del EEE (Espacio Económico Europeo), con los agentes sociales europeos más representativos —la CES (Confederación Europea de Sindicatos, la Confederación de Empresas Europeas, la UEAPME (Unión Europea del Artesanado y de la Pequeña y Mediana Empresa, el CEEP (Centro Europeo de Empresas Públicas y de Empresas de Interés Económico General)— y la participación de la Comisión Europea, firmaron en Riga el 20 de junio de 2015 el texto denominado “Conclusiones de Riga”, en el que se establecen cinco objetivos concretos a medio plazo para la modernización de la Formación profesional en el período 2015-2020.

 

Estos cinco objetivos se exponen a continuación.

 

Primero, promover el aprendizaje en el trabajo en todas sus formas, con especial atención al profesional, mediante la participación de agentes sociales, empresas, cámaras y proveedores de EFP, y la estimulación de la innovación y el espíritu empresarial.

 

Este es un objetivo importante, que guarda estrecha relación con la visión que se tiene de un mercado laboral cambiante, sometido a una presión procedente de las tecnologías y las innovaciones que supondrá dejar obsoletas, en muy corto período de tiempo, las cualificaciones adquiridas en los procesos de educación obligatorios. Hacer efectivo el aprendizaje a lo largo de la vida se convierte en parte esencial de la estrategia europea desde la ya lejana Cumbre de Lisboa.

 

El reconocimiento de la importancia que tiene el aprendizaje en el trabajo, choca con el hecho de que solo el 25 % de los estudiantes de formación profesional participan en estos programas. Por ello, se requiere más aprendizaje profesional y en el trabajo de calidad. A tal fin, se proponen asociaciones entre las instituciones de educación y formación, las empresas del mercado laboral y las organizaciones. Un ejemplo, la Alianza Europea para la Formación de Aprendices, que promueve este tipo de asociaciones para el Aprendizaje Profesional y el Pacto Europeo para la Juventud. AFEMCUAL1  nació con este objetivo.

 

Segundo, desarrollar plenamente los mecanismos de garantía de la calidad en la formación profesional, teniendo en cuenta la Recomendación del Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad en la Educación y Formación Profesionales (EQAVET), una red de colaboración para el desarrollo de la garantía de la calidad en formación profesional, a través del marco de referencia europeo, y, como parte de los sistemas de garantía de la calidad, cuyo objetivo es establecer una información continua y retroalimentación en los sistemas de la formación profesional de grado medio y superior a partir de los resultados del aprendizaje.

 

Tercero, mejorar el acceso a la formación profesional y a las cualificaciones para todos a través de sistemas más flexibles y abiertos, en particular ofreciendo servicios de orientación eficientes y completos y la validación del aprendizaje no formal e informal.

 

Las personas disponen actualmente de una amplia variedad de vías para desarrollar sus competencias; desde centros de formación profesional, a cursos online, el trabajo, los voluntariados y otras experiencias. Para obtener el mayor provecho de estas oportunidades, se tienen que cumplir una serie de condiciones: las competencias, sin importar cómo se hayan adquirido, deben ser evaluadas, validadas y contar de cara a una cualificación. La aplicación de la Recomendación sobre la validación del aprendizaje no formal e informal y la revisión del Marco Europeo de Cualificaciones, el servicio Europass y el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET) se inscriben en esta línea de aprendizaje, abiertas y flexibles, que tendrá que ser potenciada.

 

Cuarto, proporcionar un impulso adicional a las competencias clave en los programas de formación profesional y ofrecer oportunidades más eficaces para adquirir o desarrollar estas competencias a través de la formación profesional de grado medio y superior.

 

Se pretende con ello que, al final de la educación y formación obligatoria, las personas hayan adquirido un conjunto básico de competencias que responda a las ocho que son clave para el aprendizaje permanente. Estasson el punto de partida para cualquier aprendizaje superior y para llevar una vida activa en el mercado laboral y la sociedad de hoy en día. Los programas iniciales de formación profesional tienen que garantizar que, junto a las aptitudes profesionales específicas, los graduados adquieran todas las competencias clave, incluyendo las digitales, empresariales y las competencias orientadas a la innovación. En ese sentido, el marco europeo de competencias clave está en proceso de revisión dentro de la Agenda de nuevas cualificaciones y empleos para Europa.

 

Quinto, introducir enfoques sistemáticos y oportunidades para el desarrollo profesional, inicial y continuo de los profesores, los formadores y los tutores de formación profesional, tanto en el entorno educativo como en el laboral.

 

No cabe duda que la calidad de los profesores, los formadores y los tutores es un factor crucial a la hora de determinar cuánto y cuán bien las personas pueden desarrollar las competencias adquiridas en la educación y la formación. El personal docente, debidamente formado, juega un papel clave a la hora de inspirar y orientar a los alumnos, estimulando el trabajo para alcanzar mayores niveles de cualificación o ampliando el ámbito de sus competencias. En este ámbito, el intercambio de buenas prácticas y el aprendizaje mutuo son métodos eficaces para ayudar a los Estados miembros a aumentar la calidad de los profesores en la formación profesional, haciendo especial hincapié en el aprendizaje en el trabajo y el aprendizaje profesional.

 

Las Conclusiones de Riga establecen que se supervisará, a medio plazo, el avance hacia estos cinco objetivos, con el apoyo del CEDEFOP, el Centro Europeo para el Desarrollo de la Formación Profesional, que analiza la evolución a escala europea y nacional en materia de educación y formación profesionales, y de la ETF, la Fundación Europea de Formación, que apoya el desarrollo del capital humano en los países en transición. Una agenda ciertamente importante a la que habrá que prestar especial atención.

1 AFEMCUAL es la Asociación Nacional para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones, con sede en Valencia.

 

Foto:infofpe.cea.es

Sobre Elías Amor Bravo

Presidente de AFEMCUAL, Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones. Especialista en cualificaciones y políticas activas de empleo. Director general de FP (1998-2005) y director de la Fundación FSVE (2005-2013).

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter