Los gurús

Añadir nuevo comentario

Los mortales más normales empiezan a desinstalar LinkedIn. “Estoy harto de consejos de coaches que se hicieron ayer”. Demasiado postureo laboral que está afectando a la red profesional por excelencia.

Hace cuatro años empecé a utilizar LinkedIn como herramienta de trabajo. La plataforma profesional por excelencia me aportó mucho y lo sigue haciendo, pero ahora detecto cierto postureo laboral que va en detrimento de la idea inicial para la que se gestó esta red.

Hace cuatro años, cuando apretaba mi botón de inicio, encontraba más normalidad de la que encuentro ahora. Aparecía gente en búsqueda de empleo, personas que ofertaban trabajos, freelances que contaban su historia y otros que querían tener una historia que contar… Y era todo más fácil y más normal. Era un reflejo de la sociedad. De ahí su éxito.  

Cuatro años después mi botón de inicio me lleva a exitazos, a personas a las que (¡caray!) todo siempre les sale bien, a muchos consejos para venderte y a un lucimiento personal exagerado. Porque no es real. Y si algo tienen las redes sociales es que priman la verdad y saben diferenciar quién cuenta una historia de éxito y quién se la inventa.

Y resulta que esta semana leí algo de lo que estaba yo sintiendo en El Confidencial, en el que hablaba de los marginados de LinkedIn. Y entrevistaba a muchos de los que hace cuatro años aparecían en mi muro de LinkedIn y ya no han vuelto a hacerlo. Y la respuesta ha sido la misma: “Estoy harto de lecciones” y “de gurús que se hicieron coaches ayer por la tarde”. Resultado: la mayoría de los mortales están dejando de usar esta herramienta porque se sienten solos o raros o no lo suficientemente positivos para tener éxito. Y es una pena.

Todos sabemos lo de la actitud. Hemos aprendido que el lamento no conduce a nada. Pero nos resistimos es que cualquiera nos dé lecciones de vida, de superación, de emprendimiento, de vida, de comportamientos, de psicología, de saber vender, de marca personal, de… todo. O de casi todo.

Yo también caí en las dudas. ¿Lo estaré haciendo bien? Y me pasaba días analizándolos y analizándome. Hasta que dejé el psicoanálisis y pasé a la acción. Hay millones de usuarios y yo te recomiendo que seas tú. Sigue a cuatro que te aporten y desoye al resto. Lo estás haciendo bien: sólo tienes que ser tú.  

Sobre Sandra Romero

Tras 21 años dedicada a la prensa escrita, la mayoría en el periódico EL MUNDO, hace tres años y medio emprendí mi proyecto de marketing de redes y creación de franquicias virtuales en el sector de la salud y el bienestar.

 

¿Quieres hacer un curso con Sandra Romero ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter