Las finanzas en los jóvenes

Añadir nuevo comentario

Una buena educación financiera y consumo responsable en los jóvenes, tendra un impacto significativo en la economia en los próximos 20 años. 

¿Qué sabes hoy sobre el dinero?; ¿dónde lo aprendiste?, seguramente te hubiera gustado que alguien te hubiera enseñado a ser más administrado. Lo cierto es que no sabemos mucho sobre la forma eficiente y próspera de administrar nuestro dinero desde la etapas tempranas  ya que estamos movidos por el impulso y la locura por las compras.

Diversos estudios sobre cultura financiera de los jóvenes revela que los jóvenes se distinguen por ciertas características, como pensamiento crítico hacia la autoridad, búsqueda de su independencia, interés por definir su identidad y un fuerte sentido de pertenencia, además de inquietud por explorar nuevas alternativas con miras a construir su proyecto de vida, entre otras.

Asimismo, revelan que los jóvenes enfrentan diversas dificultades vinculadas  con los temas financieros,  a continuación se relacionan algunos de  los  aspectos:

•          La falta de planificación y previsión ante un futuro que visualizan lejano, que se traduce en pocas acciones de ahorro e inversión durante las etapas más productivas de su vida.

•          Las tendencias mundiales muestran en los jóvenes entre los 15 y 24 años de edad, que el  33% tiene menos probabilidades de tener una cuenta en el banco y 40% menos probabilidades de contar con un ahorro formal, en comparación con quienes tienen entre 25 y 64 años.

•          El fácil acceso al crédito para el consumo los pone en riesgo de sobreendeudamiento ante la carencia de competencias educativas para su uso responsable enfocado a la construcción de un patrimonio.

•          La escasa valoración que tiene en nuestra cultura la protección del patrimonio, aun cuando se tengan hijos u otras dependencias económicas.

•          La rápida proliferación de nuevos productos y servicios financieros que aparecen en el mercado, dirigidos a segmentos no bancarizados de la población sin el acompañamiento de una educación financiera.

•          El uso de tecnologías de la información cada vez más sofisticadas para el manejo de los recursos.

•          Un mercado laboral cada vez más competitivo que limita las posibilidades de acceder a un salario bien remunerado.

Por lo anterior, les importante brindar a toda la población, y en especial a la juventud, independientemente de su nivel de ingresos y procedencia, una educación económica y financiera que les brinde más y mejores herramientas para construir y proteger su patrimonio, y con ello aspirar a una mejor calidad de vida

El valor del esfuerzo como medio de superación.

•          El dinero se gana con responsabilidad y mucho constancia,  tenacidad y disciplina.

•          No aparentes lo que no tienes.

•          No gastes, invierte.

•          Si tienes que pedir, pide que te enseñen a pescar no a pedir el pescado.

•          Ahorra el 10% de lo que ganas.

•          Honra tu apellido y sé honesto en la forma en que obtienes el dinero.

•          Siempre emprende, aun cuando tengas un trabajo fijo: genera ingresos complementarios, te sirven para ahorrar para tiempos difíciles y se fortalece el espíritu emprendedor.

•          No importa que te hayas ido de fiesta. Al otro día en tu trabajo o tu negocio te esperan;  imaginate que sin ti no puede iniciar.

•          En los momento más difíciles de estreches financieras, haz magia con las cosas en tu alacena. Saca tu mejor ánimo,  muestra alegría y esperanza; y como dice mi madre: “mañana sale el sol”

•          También observa que existen amistades que pueden ser un riesgo para tu salud y tus finanzas por lo que hay que tomar cierta distancia y estar siempre alertas, entre otros.

 

A continuación algunas recomendaciones:

  • Tu primer trabajo es el primer paso hacia tu madurez y obtención de independencia emocional y  financiera. No es solo un tema de dinero,  sino que implica estar preparado con las fortalezas psicológicas para depender de ti y tener la autorregulación de marcar tus metas y al mismo tiempo tus límites, haciendo un uso adecuado del dinero. 
  • Cuida que tus  ingresos superen a tus gastos.
  • Estás en una etapa ideal para planificar tus finanzas presentes e iniciar la formación de un patrimonio. Tómalo en cuenta. Estás en la edad de mayores gastos y “riesgos”.
  • Usa inteligentemente tus tarjetas de crédito,  evita el uso de las tarjetas de crédito para ropa y “pachangas”.
  • Utiliza los servicios financieros: abre una cuenta de Ahorro.
  • Analiza y madura algunas ideas sobre inversiones.
  • Si vives de forma independiente,  ¡felicidades!. En caso contrario, ¿cuál es tu política con respecto a una contribución justa a la economía de tus padres o familiares?

 

Si aún estas estudiando, te recomendamos:

  • Trabajar lo más pronto posible para generar tus propios ingresos,. Puedes trabajar a tiempo parcial.
  • Usa prudentemente tus tarjetas de crédito o débito y,  sobre todo,  las compras por internet
  • Ten a tu nombre tu plan de crédito de telefonía móvil para tener un historial crediticio.
  • Abre una cuenta de ahorros.
  • Revisa las actividades en las que gastas más dinero y evalúa su conveniencia.

Las decisiones más importantes de nuestra vida ocurren entre los 18 y 30 años, y la realidad es que no tenemos mucha idea de la gran mayoría de los acontecimientos sobre los que tenemos que decidir: la carrera qué elegir, de quién nos enamoramos y los hijos que vendrán producto de esa relación; el lugar donde quisiéramos trabajar, el negocio que nos gustaría emprender; o quizás tu primera hipoteca, tu primer auto y,  en fin,  una serie de encrucijadas que conducirán el resto de tu vida.

Por lo tanto,  es importante reflexionar sobre tus creencias, valores  que hacen tu práctica  financiera  y hacer todo aquello que te permita mejorar tu relación con el dinero, así como  planear tus finanzas de  acuerdo a la etapa de la vida en la que te encuentras. En suma, hacer un uso más eficiente de tus recursos que te permita vivir la vida de tus sueños. Sí,  leíste bien. Vivir la vida de tus sueños; con riqueza emocional y prosperidad económica, siendo el dinero un medio y no el fin.

 

Buen camino

 

 

Foto:pixabay.com

 

Sobre Mary Paz Herrera

 

Pasión por acompañar a las personas a EMPRENDER y alcanzar su “Mejor Yo Posible” 23 años de experiencia profesional en formación y desarrollo del talento emprendedor, así como coaching y consultoría a MIPYMES, Jóvenes y Mujeres Emprendedoras y Empresas Familiares.

Add comment