Las consecuencias de no contratar talento femenino

Añadir nuevo comentario

Últimamente se habla mucho de la brecha salarial entre hombres y mujeres. No es una campaña en vísperas del Día de la Mujer Trabajadora (08 de marzo). Este revuelo viene de la Unión Europea, que ha instado a los Estados a trabajar para erradicar la discriminación de género en el ámbito laboral, con unas cuantas medidas entre las que se encuentra la transparencia salarial.

España no se escapa. El Ministerio de Empleo ya ha anunciado que aprobará, a lo largo del 2018, auditorías salariales para empresas de más de 250 empleados. Los sindicatos han puesto el grito en el cielo porque aquí el 90% de las empresas están integradas por menos de 10 personas. Bueno, por algo se empieza ¿no?

En cualquier caso ¿qué importa el tamaño de la empresa? Nuestro ordenamiento ya establece que no se puede discriminar a nadie. ¿Recuerdas el artículo 14 de la Constitución y el artículo 17.1 y 17.5 del Estatuto de los Trabajadores? ¿Te suena la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social?

¿De verdad, hay que esperar a que venga la UE o el Gobierno con auditorías y sanciones para dejar de discriminar a las mujeres en los procesos de selección de personal? ¿para empezar a equiparar salarios y condiciones laborales? ¿para evitar multas? y sobre todo ¿por el qué dirán de tu empresa cuando esos datos sean publicados?

No te voy a aburrir contándote lo geniales que somos las mujeres y cuánto podemos aportar a las empresas. Tampoco voy a echar las culpas a las mujeres por no sabernos poner en valor.

Hoy quiero hacerte reflexionar sobre:

  • el impacto que tiene en la economía el no contratar a mujeres en las mismas condiciones laborales que los hombres
  • cómo va a afectar a tu jubilación el día de mañana

Pan para hoy y hambre para mañana

Seamos sinceros, muchas empresas no contratan talento femenino porque una mujer puede quedarse embarazada, faltar al trabajo el día que el niño tenga fiebre o solicitar una jornada reducida.

¿A qué mujer no le han preguntado en una entrevista si está casada, tiene hijos o tiene planes de tenerlos algún día? ¿Quién no conoce el caso de alguna amiga que ha perdido el empleo casualmente después de comunicar a la empresa que estaba embarazada?

Debido a esta penalización por maternidad, no me sorprende que el 30% de las ejecutivas tengan que renunciar a su cargo y su carrera profesional ante la imposibilidad de compatibilizar su trabajo con la vida personal o que para el 87% de las trabajadoras las responsabilidades familiares se traduzcan en techos de cristal.

Sí, lo sé, las empresas no son hermanitas de la caridad. Las bajas laborales por maternidad suponen unos costes sociales. Y las jornadas reducidas que no haya alguien sentado en su puesto de trabajo hasta las mil y media.

Da la sensación de que las empresas están centradas casi exclusivamente en cómo lograr ventas y beneficios diseñando planes trimestrales y anuales.

Mentalidad cortoplacista frente a cómo nos afecta a todos ahora y en el futuro la no incorporación del talento femenino al mercado de trabajo.

Que muchas mujeres se vean obligadas a elegir entre carrera profesional o maternidad, repercute de forma directa en índice de natalidad y en la tasa de fecundidad.

Menos niños significa:

  • descenso del relevo generacional
  • envejecimiento poblacional
  • incremento de los años de percepción de pensiones
  • aumento de la tasa de dependencia

Tenemos una bomba demográfica en España.

¿Sabías que la incorporación de las mujeres al mercado de trabajo en las mismas condiciones salariales que los hombres, supondría un ingreso superior a 155.000 millones de euros para las arcas del Estado? ¿Sabías que el coste de las pensiones en 2017 fue de 139.647 millones de euros? Eso sería un 14% del PIB, según Mario Garcés, Secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

¿Cómo te ves dentro de 20 años?

La pregunta no es ¿dónde te ves dentro de 5 años?, típica de las entrevistas de selección, sino ¿cómo te ves dentro de 20 años? Parece algo muy lejano, pero el tiempo vuela.

¿Podrás jubilarte con 70 años? ¿Cuál será la cuantía de tu pensión? ¿Podrás pagar los servicios de asistencia médica, el centro de día o una residencia?

Teniendo en cuenta que los baby boomers empezarán a jubilarse en 2025 y que en 2030 nacerán unos 300.000 niños (ver infografía), ya me dirás cómo va a soportar el Estado los gastos sanitarios de todos y de dónde va a salir el pago de tu pensión. No hay que ser muy listo para responder ¿no? Saldrá de tus impuestos.

Si eres empresario, te sugiero que empieces a pensar a largo plazo. Quizás ya hayas suscrito un plan de pensiones, pero ¿quién cuidará de ti cuando te dé demencia, alzheimer, parkinson, etc? Tu calidad de vida será tu beneficio y ganancia personal cuando dejes de trabajar.

Eres tú el que tiene el poder ahora de decidir, planificar e implantar políticas de igualdad y conciliación en tu empresa. ¿Tienes voluntad e iniciativa?

Sobre Esther Carretero

Licenciada en Estudios Internacionales e Iberoamericanos. Con dilatada experiencia laboral en el extranjero y en empresas multinacionales. Disfruto viajando y conociendo otras formas de vida, culturas y costumbres.

¿Quieres hacer un curso con Esther Carretero ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter