La Milla Extra

Añadir nuevo comentario

Muchos de nosotros queremos hacer cosas grandes, pero las queremos YA, más aun en la sociedad actual en la que, cada vez más, prima la inmediatez.

 

 

Queremos ponernos en forma YA, queremos adelgazar YA, queremos tener un blog de éxito YA…todo lo queremos para YA, y no nos damos cuenta que tenerlo YA es, sí amig@ mí@, es IMPOSIBLE.

Por mucho que un anuncio de la tele te muestre el antes y el después de una persona con sus 50 kilos más comparado con unos abdominales perfectos, y sin apenas esfuerzo, no dudes que estás siendo manipulado, te están vendiendo una ilusión que no es cierta.

¿No es cierto que no pueda tener un cuerpo maravilloso?

Para nada, lo que no es cierto es que puedas hacerlo YA, sin apenas esfuerzo.

Si tú compras esa idea, si quieres tener un estilo de vida en el que consigas las cosas YA y sin apenas esfuerzo, te pueden pasar dos cosas:

  • Que seas un afortunado, tengas mucha visión, audacia, acierto y suerte y que todo esto te lleve a un éxito rápido y sin apenas esfuerzo.
  • O lo que es más normal, que te frustres cuando te des cuenta que no salen las cosas como quieres, cada vez tengas menos autoestima y se vaya convirtiendo en un círculo vicioso que te lleve al fracaso.

Entonces, ¿Qué hago?

Pues amig@ mí@, no te va a quedar más remedio que currártelo un poquito si quieres conseguir resultados, no hay atajos.

Pero hay un problema añadido mi querid@ amig@ y es que, normalmente, vas a recorrer un camino que no has transitado, por lo que vas a ver tu destino muy lejos, ¿verdad?

Te voy a poner un ejemplo, porque yo hago un poco de deporte y he pasado por lo que te digo.

Pasan las fiestas de Navidad, te miras al espejo, te ves un poquito pasado de peso y dices…”Mañana voy a correr”. Lo preparas todo, el chándal, las zapatillas y se lo dices a todo el mundo: “Mañana empiezo a correr” (que suele ir unido a un “y dejo de comer”).

¿Y qué es lo que pasa? Que, efectivamente, al día siguiente vas a correr lleno de motivación, probablemente al día siguiente también, pero al cabo de 3 o 4 días vas perdiendo fuerza y a los 10 días tus zapatillas y tu chándal se quedan guardados en tu armario hasta enero del año siguiente, ¿Por qué?

Porque has arrancado con mucha motivación y sin ningún plan. Has querido un premio rápido, perder los kilos que cogiste en el menor tiempo posible, y ¿Qué has conseguido? Poca cosa, ¿Cierto?

Si quieres hacer cosas grandes, debes tener planes grandes y dar pasos pequeños. Eso lo descubrí personalmente cuando empecé aplicar en mi vida la teoría de “La Milla Extra”

¿Y qué es?

La teoría de la Milla Extra dice, y por eso lo uno al deporte, que para mejorar tu rendimiento, no debes hacer cada día el mismo esfuerzo de entrenamiento, sino que debes plantearte un objetivo, y cuando lo has conseguido, hacer una milla extra.

Por ejemplo, imagínate que empiezas a correr. No puedes comenzar corriendo 20 km, te vas a lesionar, pero sí puedes caminar 2 kilómetros un día, y al día siguiente caminar esos 2 kilómetros, y cuando los hayas hecho, caminar 500 metros más.

Y al día siguiente, caminar 2,5 kilómetros, y cuando los hayas hecho, caminar 500 metros más…y así.

Además, hay que aplicar una premisa para que interiorices la cultura del esfuerzo: el día que estés más cansado, que te cueste más llegar a tu objetivo, en el momento de llegar, no te quedes ahí, da una milla extra.

Si lo haces así, ¿Qué pasará? Que no saturarás al cuerpo, no le pedirás más de lo que puede dar y, poco a poco, irás aumentando tu resistencia.

Por ejemplo, respecto al tema de correr. En la actualidad yo puedo decir que corro bastante, no muy rápido, nunca ganaré una medalla olímpica (ni lo pretendo), pero me gusta correr. Todos los años intento correr, por lo menos, un maratón de 42 km.(aparte de otras muchas carreras más cortas de 10,15, 21...pero un maratón siempre tengo que hacer al año)

Cuando empecé a correr, lo hice caminando porque no tenía forma física para correr. Cuando comencé a trotar, lo hice en intervalos de 2 minutos mientras caminaba porque no podía más, y poco a poco, fui dando lo mejor de mi mismo.

Entonces te voy a hacer unas cuantas preguntas:

  • ¿Piensas que cuando trotaba 2 minutos en medio de una caminata de 30 minutos, daba el máximo que podía?
  • La respuesta es, en ese momento, si
  • Y ahora te pregunto…¿Cuándo corro 42 km en un maratón, doy el máximo que puedo?
  • La respuesta es, en este momento, si.
  • ¿Qué ha cambiado entre uno y otro?
  • Que he aumentado mi límite y mi resistencia
  • ¿Y cómo lo he hecho? Recorriendo muchas millas extra
  • ¿Piensas que podría dar más?
  • La respuesta es sí. (¿Por qué no un triatlón, o un Ironman?)
  • ¿Qué tengo que hacer para conseguirlo?
  • Recorrer más millas extra

Vamos a llevarlo al terreno profesional. Muchas veces queremos triunfar en algo que no hemos hecho nunca, sin un plan estratégico, y sin dar los pasos necesarios. Nos llenamos de motivación, nos lanzamos a la aventura…¿Y?

Pues que las cosas no son como pensamos, al primer contratiempo, nos venimos abajo.

Cuando queramos hacer algo grande, os recomiendo aplicar la milla extra, es decir, ir aumentando el límite.Hay que pensar en grande y actuar con pasos pequeños.

Cada cosa que hagas, que sea un paso hacia el siguiente. Cada cosa que aprendas, sea la base para la siguiente. Como siempre digo:

“Las cosas imposibles se consiguen, pasito a pasito” milla extra a milla extra.

No hay peor que la autocomplacencia, estar encantado de conocerse y pensar que no puedes hacer más, siempre se puede hacer más.

Una vez me preguntaron: ¿Eres perfeccionista?

Y mi respuesta fue rotunda: NO, porque la perfección NO EXISTE, ya que si existiera no habría progreso.

Yo creo en hacer las cosas lo mejor que puedo, EN ESTE MOMENTO, y mejorar continuamente, milla extra a milla extra, para hacerlo siempre lo mejor que puedo EN ESE MOMENTO.

Por eso, cuando veas a una persona que es muy buena en algo, a la que te gustaría parecerte pero que ves totalmente inalcanzable, no pienses que es un súper héroe, solo es una persona que ha comenzado el camino antes que tú, probablemente desde el mismo punto en que estás tú, o incluso desde un punto anterior, y ha recorrido un camino en el cual se ha ido desarrollando hasta llegar a ser el profesional que es gracias a recorrer muchas millas extra.

Asi que, si quieres llegar a ser como esa persona, no lo veas como algo inalcanzable, y fíjate en el camino que ha recorrido y...aplícatelo, lo que está claro es que no vas a conseguir llegar hasta donde quieres sin hacer muchas millas extra.

¿Te convence la teoría?

Pues vamos a ir un paso más allá, te voy a dar una técnica más para que lo veas todo un poquito más fácil. Es una técnica muy SIMPLE, pero te aseguro que si haces esto, pero de verdad, con disciplina, si lo haces siempre (aquí está lo difícil, hacerlo SIEMPRE) avanzaras hacia tu objetivo de manera exponencial.

Cuando hagas cualquier cosa, ten presente en tu cabeza la técnica del 1+2, ¿Y qué es eso?

Cuando hagas cualquier cosa, busca siempre:

  • 1 Oportunidad de mejora, es decir, de lo que has hecho, una cosa que podrías haber hecho mejor, y haz un plan para mejorarla. De esta maneras mejorarás lo que ya sabes (te he dicho que la perfeccción no existe, SIEMPRE se pueden hacer las cosas mejor)
  • 2 Nuevas ideas de crecimiento, es decir 2 posibilidades para recorrer una milla extra…y recórrelas.

Si haces esto, te aseguro que el crecimiento será espectacular porque mejorarás lo que ya sabes y aumentarás tu sabiduría, y, cuando mires atrás, te darás cuenta que ahora corres maratones cuando hace poco solo podías trotar 2 minutos en una caminata de media hora.

Y todo lo habrás conseguido gracias a

Tu Milla Extra.

Millones de besos e INFINITAS GRACIAS

Héctor Trinidad

Sobre Héctor Trinidad Quijada

Profesión:   

Ayudo a las empresas a GENERAR VALOR, POTENCIANDO a sus PERSONAS - Consultor de RRHH, Comunicación y Gestión del Cambio

Perfil Profesional:

¿Quieres hacer un curso con Héctor Trinidad Quijada ? apúntate aquí

Add comment