La FP en Europa en continua reforma

Añadir nuevo comentario

Un estudio de CEDEFOP, “Stronger VET for better lives” con el subtítulo, “Monitoring report on VET policies 2010-2014”, nos ofrece una visión general del camino recorrido por los países de la Unión Europea, , además de Noruega, Islandia y los países candidatos a la Unión, en materia de FP siguiendo las directrices del Comunicado de Brujas de 2010.

Recordando el Comunicado de Brujas, surgió como inspiración y referencia a las reformas emprendidas en materia de FP en más de las dos terceras partes de los estados. En aquellos países con un sistema de FP consolidada, la influencia del Comunicado ha sido menor que aquellos menos desarrollados.

 

Por ejemplo, las iniciativas sobre marcos de cualificaciones, por ejemplo, impulsaron las reformas centradas en los resultados del aprendizaje, estándares y curricula. Mientras la preocupación por la calidad y el atractivo de la FP han figurado entre las principales referencias del Comunicado, los indicadores para medir la calidad no se han utilizado con frecuencia. Allí donde los marcos nacionales de cualificaciones se consideraron el principal objetivo del Comunicado, la tendencia ha sido desarrollar una aproximación en forma de pasos sucesivos, con especial atención a la validación, el aseguramiento de la calidad y el sistema europeo de créditos para la FP. Finalmente, algunos países todavía carecen de estrategias comprensivas para comunicar el valor de los instrumentos europeos, lo que indica que el trabajo realizado sobre ellos no ha sido suficiente y en cambio, se ha apostado más por iniciativas separadas.

 

En otros estados, el principal impacto del Comunicado se puso de manifiesto con el desarrollo de las prácticas en empresas. En algunos casos, las autoridades nacionales han asumido el liderazgo de las reformas. Los agentes sociales han desempeñado un papel secundario, pero su papel está en crecimiento, en la medida que contribuye, de forma sostenida, a desarrollar políticas de FP y su implementación, especialmente en países con una fuerte integración de los agentes sociales en FP.

 

 

El análisis realizado por CEDEFOP muestra una notable concentración en el desarrollo del aprendizaje en el puesto de trabajo y las prácticas en empresas, un proceso que ocupa tiempo y requiere una participación activa de los empleadores y los agentes sociales. El desarrollo de los marcos de cualificaciones, las medidas para reducir el abandono temprano y las políticas para promover el aprendizaje a lo largo de la vida de los trabajadores menos cualificados y otros grupos en riesgo, son otras de las áreas que han ocupado posiciones destacadas en las agendas de políticas nacionales. Estas medidas se han dirigido a conseguir una FP más inclusiva.

 

Otro ámbito especialmente importante ha sido los notables esfuerzos para hacer la FP más atractiva, pero mucho más se podría hacer para mejorar su promoción en la educación obligatoria. El aumento del aprendizaje en el puesto de trabajo ha sido una destacada prioridad y la cooperación entre la FP y los stakeholders del mercado laboral se ha visto reforzada. Los avances de los marcos de cualificaciones y la validación de la experiencia han renovado la atención hacia la calidad en la FP, pero los retos para asegurar la calidad en el aprendizaje en el puesto de trabajo siguen siendo formidables. Las competencias clave y las cualificaciones básicas y las oportunidades que permiten a los jóvenes y adultos su adquisición, han recibido una atención muy destacada. La observación de los resultados en el mercado de trabajo de los graduados de la FP ha sido una actividad bastante extendida, pero la utilización de la información para orientar la provisión de la FP sigue siendo limitada en numerosos países.

 

Una línea especialmente importante ha sido la promoción del aprendizaje a lo largo de la vida y la movilidad ha sido menos atendida que en el pasado, en parte debido a la crisis económica y el alto desempleo que condujo a una notable concentración en la transición de los jóvenes al mercado laboral. Pero los marcos nacionales de cualificaciones han sido un catalizador para mejorar el acceso del aprendizaje y el desarrollo de estrategias individuales de formación. Algunos países, sin embargo, han desplegado estrategias o aproximaciones para validar el aprendizaje no formal y sigue siendo un reto empezar a utilizar el ECVET para estimular la movilidad dentro de los sistemas nacionales de FP.

 

Mención especial recibe la internacionalización de la FP que ha sido apoyada en mayor medida por los programas de formación de la UE, que por las iniciativas nacionales. Las tendencias en materia de orientación reflejan que se necesita animar a la gente a participar en la FP y gestionar mejor sus transiciones. El apoyo al aprendizaje por medio de adecuados plazos temporales y procedimientos de provisión son áreas menos destacadas en las agendas nacionales.

 

Por el contrario, el incentivo a la creatividad, la innovación y los emprendedores en FP ha sido un objetivo que ha recibido poca atención. La cooperación en materia de creatividad e innovación está en desarrollo, pero sigue un proceso muy lento. Las redes y la cooperación entre los proveedores y las empresas para asegurar una tecnología de calidad en la FP, o la utilización de incentivos para conseguir este objetivo, todavía no son muy comunes en muchos países. El emprendizaje se ha convertido en un principio básico de la FP y establece una relación entre la FP y las empresas que ha ido en aumento, pero el apoyo a los emprendedores y sus profesores y tutores debería aumentar.

 

Los estados han priorizado actuaciones y medidas para conseguir que una FP inicial más inclusiva. La reducción del abandono escolar temprano ha sido una prioridad fundamental, con incentivos en aumento para los estudiantes, las empresas y las instituciones de FP. Existe también una clara tendencia hacia el aumento en la participación en la formación de la gente con más bajas cualificaciones y otros grupos de riesgo, pero existe campo suficiente para invertir mucho más en FP adaptada a sus necesidades. El potencial que se deriva del uso de las tecnologías de información y comunicación para ayudar a los grupos en riesgo en sus procesos de aprendizaje, no ha sido plenamente explotado.  Existe una insuficiente observación y análisis de las necesidades de estos grupos que permita una provisión adecuada de FP a los mismos.

 

Mientras que el proceso desde Brujas ha promovido la reforma en una serie de países, el hecho de querer dirigirse a muchas prioridades al mismo tiempo durante una larga crisis económica, ha sido un reto para algunos, especialmente aquellos cuyos sistemas de FP no están muy desarrollados. Los países han tenido que priorizar y concentrar sus esfuerzos. 

 

El estudio de CEDEFOP ha clasificado en cuatro grupos a los estados atendiendo a su experiencia y actuaciones en esta materia. Este sistema de clasificación revela que han empezado a partir de niveles de madurez muy diferentes, de competitividad y efectividad en sus sistemas de FP.

 

(a) Los que desarrollan de forma continua a partir de una buena posición de partida y han trabajado en los últimos años para avanzar en sus sistemas de FP. Precisamente se incluye a España dentro de este grupo, destacando los esfuerzos que se han realizado durante la reciente crisis económica con graves efectos sobre el desempleo de los jóvenes.

 

(b) Los que desarrollan de forma temprana esfuerzos continuos para asegurar sistemas bien desarrollados y seguros de FP. 

 

(c) Los adoptantes recientes, que necesitan centrarse en una implementación continua (y exitosa) lo que exige persistencia y adaptación flexible.

 

(d) Algunos modestos que han empezado las reformas, mientras que otros necesitan acelerar algunas áreas de política. 

 

El análisis realizado ha permitido identificar retos: mejor uso de la información sobre las transiciones; mejorar la provisión de la FP a partir de los indicadores de empleabilidad y otros resultados del mercado laboral de los graduados; promover la creatividad, la innovación y el carácter emprendedor en la FP; y asegurar oportunidades de desarrollo profesional para los profesores y tutores de la FP. 

 

También ofrecer más oportunidades a la gente para validar las cualificaciones que han adquirido fuera del sistema de educación formal, por medio del desarrollo de procedimientos basados en la calidad, se convierten en prioridades relevantes en algunos países.  El paso siguiente en el trabajo del aseguramiento de la calidad es garantizar que los marcos para los proveedores de FP no sólo se refieran a la formación basada en el aprendizaje en las instituciones formativas, sino también al que se obtiene en las empresas. 

 

Para beneficiar a los ciudadanos y ayudarlos a una mayor movilidad entre los distintos tipos de educación, formación y empleo, se requiere avanzar en el diseño de instrumentos europeos que aseguren una mayor interacción entre sí y una mayor aceptación por parte de los usuarios finales. Los asuntos de preocupación y las áreas de menos avance deberían servir para establecer nuevas prioridades.  La observación y estudio de casos concretos puede servior para desempeñar un papel más relevante en la siguiente fase del proceso. Para aumentar su relevancia política, el proceso de observación se tiene que reforzar. 

 

El Comunicado de Brujas y la crisis actual así como los retos del empleo han situado en un alto lugar del ranking de prioridades a la FP en la agenda europea y de los estados.  En paralelo, la noción de que la FP es un pilar crucial en las economías del conocimiento y un motor de competitividad, crecimiento y prosperidad, se ha abierto camino. Los logros que han alcanzado los países en la reforma de sus sistemas de FP dentro del marco voluntario de Brujas, han servido para fortalecer la FP en Europa.  

 

Aunque mucho queda aún por hacer, los cambios puestos en marcha en el Comunicado han servido para mejorar las condiciones de vida de los europeos.  La FP apoya su empleabilidad, por medio de la construcción y reconocimiento de cualificaciones, y nos abre nuevas oportunidades para un mejor aprendizaje y desarrollo de carreras profesionales.   Para conseguir una diferencia real en la vida de los ciudadanos, en los próximos años, los desarrollos futuros de las políticas de FP, las medidas y los instrumentos de apoyo deberían ser informados poniendo el centro en los intereses de la ciudadanía europea. 

 

 

Sobre Elías Amor Bravo

Presidente de AFEMCUAL, Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones. Especialista en cualificaciones y políticas activas de empleo. Director general de FP (1998-2005) y director de la Fundación FSVE (2005-2013).

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter