Imagina, visualiza, crea

Añadir nuevo comentario

Después de la trilogía “Un Mercado líquido”, donde os hablé de: las competencias y habilidades en el SXXI, del auto-cocimiento (quién soy), definimos el objetivo profesional y diseñamos la estrategia a aplicar en la búsqueda de empleo (plan de acción),  ahora quiero hablaros de  una herramienta que os va ayudar a conseguir vuestro objetivola visualización.

Es una práctica muy utilizada por los deportistas de élite con grandes resultados: los esquiadores visualizan el descenso, los corredores visualizan sus carreras, los gimnastas sus ejercicios una y otra vez… se visualizan consiguiendo el objetivo. Consiguiendo la bajada o el ejercicio perfecto que les hará subir al podio y la ansiada medalla.

Si visualizamos mentalmente el plan de acción que hemos diseñado  y la consecución del objetivo deseado, puede suponer para el cerebro lo mismo que si lo estuviésemos haciendo en la realidad.

¿Qué os parece si  visualizamos nuestro objetivo? Vamos!!!

Como hemos visto en los post anteriores, para que esta herramienta sea efectiva el punto de partida es:

  •  fijar bien nuestro objetivo profesional
  •  diseñar  el plan de acción

     El primer paso para lograr nuestros objetivos  es imaginarlo.  Para ello, debes visualizarte  consiguiendo tus objetivos. Esto te va a permitir sentir ese “estado deseado” conectando así  con la emoción de la consecución del logro.

     Para conseguir la imagen del logro de  tú éxito:

  • conecta con tu pensamiento más acertado
  • despierta tu motivación más poderosa para pasar al plan de acción: la búsqueda de empleo o un   cambio de puesto trabajo.

Tú mente se enfocará así al 100% para llegar a él.

Lo que ocurre es similar al efecto que tiene el escribir y compartir nuestros objetivos por escrito. De alguna manera, nuestro subconsciente se compromete con ellos y a partir de ese momento actúa en consecuencia.

PASOS PARA UNA FÁCIL VISUALIZACIÓN

1) Es preciso que te encuentres en un estado de relajación.

            En ese estado es cuando las sensaciones que experimentes serán mejor asimiladas por tu cerebro.

            Busca un lugar tranquilo. Te invito a que, antes de empezar a visualizar, respires profundamente. Siente como el aire entra por tu nariz y recorre todo tu cuerpo, una y otra vez...tantas veces como necesites, hasta que te sientas agusto, hasta que sientas tu  cuerpo algo más ligero.

 

 2 )Transportándonos a la Imagen deseada.

  • Cierra los ojos.
  • Imagina ese momento en que ya has conseguido tu objetivo.
    • ¿ Dónde estás?
    • ¿Qué sucede?
  • ¿Observa la escena con TODOS sus detalles:
    • ¿Qué ves?( colores, luz..)
    • ¿ Qué oyes?
  •  Tómate el tiempo que necesites y cuando ya tengas la IMAGEN DESEADA  y  NÍTIDA GRABALA EN TU MENTE.

Poco a poco abre los ojos. Y… siéntete satisfecho ¡¡YA HAS LOGRADO VISUALIZAR!!

  •  Ponle un nombre a esa imagen, una etiqueta que te permita recordar esa VISUALIZACIÓN.
  • Si te resulta más fácil puedes ponerle una forma, con ese color y ese sonido que has visto en la visualización.

3) Piensa en ella en presente y en positivo, como si lo que deseas ya estuviese sucediendo aquí y ahora.

Esta herramienta que nos proporciona la programación neurolingüística (PNL) no es milagrosa pero si la practicas diariamente y la conviertes en un hábito,  te predispondrá al cambio que deseas y te resultará más fácil lograr tus objetivos a medio-largo plazo debido a los cambios emocionales que experimentarás.

Sobre Begoña de los Reyes

 

Profesión: Coach. RR.HH. Selección. Abogada

Ubicación: Gijón (Asturias)

 

 

Add comment