Hasta que la baja nos separe

Añadir nuevo comentario

Buscamos trabajo. Preparamos un curriculum. Mejoramos nuestro perfil en LinkedIn. Comunicamos a nuestros conocidos que estamos buscando trabajo por eso de si saben de algo. Estudiamos esto. Nos relacionamos aquí, allá. Nos formamos en lo de más allá. Nos reciclamos. Vamos de Erasmus. Yo tengo nivel alto en inglés. Me he sacado ese certificado de profesionalidad. Tengo cinco años de experiencia. Me manejo con soltura en base de datos. Acudimos a una entrevista. Pasamos la prueba crucial. Nos llaman en dos días. Nos seleccionan. Empezamos a trabajar...trabajar…trabajar…cumplir objetivos…cumplir plazos…aportar profesionalidad…trabajar…trabajar…haces horas de más…cubres a una compañera…no descansas…no estiras…no te levantas en 5 horas de la silla…coges el teléfono a la vez que alcanzas un clasificador poniéndote de puntillas con el cuello torcido…cargas sin sabes cómo…así hasta que…crashhhhhhhhhh!!! La baja nos separa. 

Y nos separa por no estar pendientes de una parte fundamental. Lo más importante. Lo que nos permite seguir rindiendo en el trabajo. Diríamos lo que da esencia a la propia realidad empresarial. Lo que permite que existan las marcas. Lo que permite que se disfruten de servicios y haya productos a nuestro alcance. ¿Sabes a lo que me refiero? Exacto, sí, a ti, trabajador! NO ESTAMOS PENDIENTES DE LO QUE HACEMOS y DE CÓMO LO HACEMOS EN EL PUESTO DE TRABAJO.

Este fin de semana quedó guardado en mi subconsciente la imagen del edificio que corresponde al Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Instituto Gallego de Seguridad y Salud Laboral), el cual vi al pasar en coche. Me vino a la cabeza la importancia que supone que lo que allí dentro se cuece, se lo coman los que están fuera currando.

Y también vino a mi recuerdo que cerca de allí, en Pontevedra hay una profesional que se encarga de poner en valor los mecanismos y herramientas de Prevención de Riesgos Laborales. Con “Educa tu espalda”, Paula Prieto González hace que te sensibilices con eso tan importante: la prevención de ciertas afectaciones en tu salud por motivos laborales u otros. Como ella, muchos profesionales están empezando a darse cuenta de la gran importancia que tiene empoderar a los trabajadores en estas herramientas y empaparse de estos conocimientos.

Cuánta importancia tiene seguir unas pautas básicas pero imprescindibles para evitar muchas de las dolencias que padecemos, antes-durante-y tras llevar a cabo nuestra tarea día a día, hora tras hora. Y, sin embargo, poca importancia le damos, muy poca. Así tiramos del carro hasta que la baja nos separa.

Por comentaros acerca de un sector con el que llevo años en contacto, el socioasistencial, cabe mencionar que los profesionales que ejercen en puestos de cuidado directo con las personas son las primeras en no ser conscientes y actuar en consecuencia. Nunca nada es importante hasta que llega el momento del crashhhhhhhhhhh. Después son todos lamentos y arrepentimientos. Os entiendo. Por eso, cuando les imparto formación, insisto mucho en que conozcan los movimientos naturales del cuerpo, cómo aprovechar el movimiento de tu cuerpo para trabajar y protegerte de lesiones, cómo moverte, cuándo, con qué frecuencia, con qué cantidad de peso, con qué tipo de agarre, en qué postura puedo prevenir sobre carga cervical-lumbar, fundamentos que engloba la rama de PRL de la Ergonomía.

Considero que no estamos siendo responsables, ni empresas, ni administraciones públicas, ni trabajadores ni ciudadanos con este tema. Desde la orientación laboral, la gestión de RRHH, las direcciones de personal y desde ti mismo, de forma responsable, se debe trasladar la idea de que producir es importante (la empresa no se levanta sola) pero tan importante es que se produzca y se progrese como que se disfrute de ese progreso con salud.

Como cuando te casas, te ilusionas cuando encuentras ese proyecto del que formar parte, has hecho todos los esfuerzos para alcanzarlo, trasladas toda tu energía para que progrese y deseas que sea para siempre. En tu mente está disfrutar, ¿verdad?

En el trabajo se trabaja y se debe trabajar de forma agradable, ergonómica y anatómicamente respetuosa. Sé RESPONSABLE. Que una baja no os separe.

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter