¿Has desechado ya tu lista de objetivos de año nuevo?

Añadir nuevo comentario

¿Quién no se identifica con una lista de objetivos de año nuevo? Lista que hacemos con muchas ganas y mucha ilusión, pensando "¡este año los cumplo, sí o sí!" ¿y quién, a estas alturas, no la ha desechado ya? porque conforme pasan los días cada vez la miramos menos y menos aún la hacemos caso, la olvidamos y pensamos, "ya, si eso, otro año".

 

 

Pues os propongo algo un poco diferente, además de escribir nuestra lista de objetivos, vamos a dibujarla ¿por qué? para poner a funcionar los dos lados del cerebro. Tendemos a utilizar más el lado izquierdo del cerebro, el racional y olvidamos el derecho, así que para que ambos hemisferios trabajen para nosotros hablemos en ambos lenguajes, al racional y el creativo. Además nuestro cerebro funciona en imágenes, cuando piensas en algo, no sueles hacerlo en palabras, si te digo piensa en un elefante, no dibujas la palabra elefante sino que ves, en tu mente la representación de tú elefante.

Así que quiero que cojas dos folios en blanco uno le llamamos "objetivos lado izquierdo" para escribir y otro "objetivos del lado derecho" para dibujar, y hacerlo con colorines.  Si conoces la técnica de los mapas mentales hazlo siguiendo ese esquema, si no busca "mapa mental" en google y hazte una idea para elaborar el tuyo. En resumen es poner una idea en el centro del folio y de ella ir sacando diversos brazos respondiendo preguntas, en este caso.

1 - ¿Qué quieres conseguir este año? Cierra los ojos y deambula a tu gusto a través del nuevo año, ¿cómo te gustaría que fuera? ¿qué te gustaría lograr? un trabajo haciendo aquello que te apasiona, dejar de fumar, tener un tipazo estupendo..... ¿cuál, de todos tus objetivos, es prioritario? ¿aquel, que de cumplirse, ayudaría a todos los demás?  Escríbelo, en presente, positivo, lo más concreto posible, en primera persona y en el centro del "folio izquierdo" y después dibújalo en el centro del "folio derecho".  Una ayudita, si buscas trabajo dibújate trabajando, haciendo alguna tarea de tu nuevo trabajo, si buscar una figura estupenda, dibújate de esa manera. No hace falta ser Velázquez, algo que a ti te sirva.

2 - ¿Para qué? Aquí enlazamos nuestros objetivos con la emoción que nos produce. Esa emoción es la gasolina de nuestro objetivo, la motivación que nos mueve a la acción. Si nuestros objetivos no logran emocionarnos difícilmente los llevaremos a cabo. ¿Para qué quiero ese nuevo trabajo?¿para qué quiero ese tipazo? Para tener éxito personal y profesional, para verme mejor, para tener más dinero, para ponerme esa ropa que hace tiempo no puedo ponerme y me encanta. Escríbelo sacando brazos del centro, tantos como "para qué" tengas, igual con los dibujos, cosas que representen esos para que, corazones que representen la pasión del trabajo o de verme mejor, símbolos del dinero o billetes, ropa.....¡no te cortes!. Es para ti.

3 - ¿Cómo?¿qué vas a tener que hacer para lograrlo?. Identifica las acciones que tienes que hacer para lograr tus objetivos. Tengo que aprender una nueva habilidad para lograr el nuevo trabajo, o ir a determinado sitio, o ir a un nutricionista, o hacer ejercicio. Sigue sacando brazos del objetivo central y escribe y dibuja. Dibújate aprendiendo inglés, o una bandera de UK, o dibújate haciendo un deporte que te guste, o dibuja comida sana......

4 - ¿Quién te va a ayudar?. Identifica personas de referencia que te puedan servir de apoyo, desde familiares, amigos, conocidos, empresas, instituciones..... escribe sus nombres y dibújalas, a tu pareja, a esa contacto, a esa empresa....

Una vez que lo tengas, es importante colocar ese dibujo en algún sitio visible, que lo veas todos los días, al lado de tu mesilla para verlo al acostarte y al levantarte, en tu nevera, el tu agenda....dónde creas que lo vas a ver a diario para recordarte que tu sueño para este 2018 está ahí, plasmado en un dibujo hecho por ti y para ti.....¡¡¡¡¡y si te atreves haz una foto y comparte en redes sociales!!!!

Sobre Mercedes Frías

 

Mi valor principal es el aprendizaje continuo, creo que podemos aprender de cada cosa que nos pasa, de cada experiencia, de cada resbalón, de cada vez que nos caemos y de cada vez que nos levantamos.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter