Feminismo de mierda, feminismo de un día...

Añadir nuevo comentario

Cada año sucede lo mismo, en cuanto se va aproximando el 8 de marzo los muros de facebook se llenan de ignorancia e hipocresía, dividiéndonos a los usuarios de ésta red social en tres grupos:

1) Los ignorantes orgullosos, que sí, que saben que es el Día de la Mujer Trabajadora pero jamás se han molestado en conocer su origen y significado, lo cual es bastante triste.

Dedican éste día a felicitarnos con mensajes absurdos cargados de florecitas y mariposas. Y digo yo… ¿Por qué nos felicitan exactamente? ¿Por tener chumino? ¿O por tener chumino y además trabajo? Porque claro… ¡eso ya es la hostia en verso! (Ironía modo ON)

2) Los que van de feministas buscando únicamente quedar bien con su discurso facilón, simplemente porque es 8 de marzo y es lo que toca, aunque el resto del año compruebas que su machismo acojona. (Y aquí no dejan de sorprenderme cantidad de mujeres).

3) Los feministas reales, los que luchamos hoy como lo hacemos el resto del año, y no solo de palabra sino también con nuestros actos.

 

A los del primer grupo simplemente les pido que se informen porque sus felicitaciones resultan absurdas, ridículas y hasta ofensivas año tras año. Si buscasen un mínimo de información entenderían que ¡NO HAY NADA QUE CELEBRAR!

El 8 de marzo es un homenaje a todas aquellas valientes que llevaron a cabo las primeras manifestaciones en contra de la explotación capitalista y a las 140 mujeres que murieron calcinadas en una fábrica textil luchando por sus derechos… consiguiendo así que fuesen los nuestros, ¡los de todas!. Por lo que ésta fecha CONMEMORA, y NOfelicita.

A quienes citan leyes presumiendo avances que no existen, decirles que no sean tan ilusos, pues desgraciadamente la lucha continúa, siempre continúa. IGUALDAD es una palabra que se utiliza demasiado a la ligera, cuyo significado no veremos nosotras, ni nuestras hijas ni tampoco nuestras nietas… pero quizá sí lo vean las nietas de nuestras nietas, y entonces ya habrá valido la pena ésta lucha. Por lo que seguiremos exigiendo lo que debería pertecernos por derecho.

Por nosotras, por ellas, ¡por todas!

A los del segundo grupo, directamente les digo: “IDOS A LA MIERDA”

Y es que aquí hablamos de feministas de juja. Que aprovechan ésta fecha para llenar sus muros de facebook con discursos y frasecitas que quedan muy bien, buscando el aplauso fácil y la palmadita en la espalda. Hablo de gente que conozco. Gente de mi edad que hablan mucho y no hacen nada. Mujeres que agachan la cabecita sin protestar siquiera ante su padre, tío, abuelo, o el vecino del quinto, ya que tienen bien aprendido que ante un hombre no pueden rebelarse. Esas que critican por todo a otras mujeres mientras que justifican las “cosas de hombres”. Pero eso sí, en cuanto llega marzo llenan sus muros de frases de Simone de Beauvoir (aunque jamás se hayan molestado en leerla siquiera), opinan sobre ser una misma y sobre que debemos defender siempre nuestras ideas (cuando en realidad ellas están a años de luz de atreverse a hacerlo), y además se permiten, con dos cojones, aconsejar a las demás sobre múltiples cosas de las que no predican precisamente con el ejemplo.

Coño, ¡es que es para mear sin echar gota!

Mujeres machistas jugando a ser feministas. Hombres que se declaran feministas pero dependiendo de lo que pidas… no vayas a querer igualarte demasiado. Feministas de mierda, de pacotilla, de risa… feministas de un día.

Y mientras tanto… las del tercer grupo, las que gritamos alto y claro lo que pensamos durante todo el año, que además de gritarlo también lo demostramos con hechos, las que somos coherentes con lo que decimos a través de nuestros actos… tenemos que soportar que se nos inflame el hígado viendo a éstos mamarrachos, hombres y mujeres publicando gilipolleces en las redes sociales, el único sitio en el que todos se muestran tan valientes. ¡Si es que es de coña!

Y ya por último, quiero aprovechar ésta entrada para recomendaros dos joyas que vienen al pelo y que todo el mundo debería tener en su biblioteca, además de ser también un magnífico regalo para hacerle a cualquiera.

“Todos deberíamos ser feministas” es una conferencia que la escritora nigeriana dio en su día y que tuvo tal éxito que inmediatamente convirtieron en libro. Es una magnífica introducción al feminismo, sobre todo para adolescentes y para ignorantes… a ver si así abren miras.

Y éste otro… es una carta para una joven mamá y su bebé. En ella, Chimamanda le da una serie de consejos de lo más interesantes para ayudar a criar en la más absoluta igualdad y respeto a niños y niñas.

 

No sé a vosotros, pero a mí me cansa tanta hipocresía, sobre todo porque…

¡YO SOY FEMINISTA TODO EL AÑO!

Etiquetas: 

Sobre Belén Edreira

Administro un grupo literario donde organizo entre otras cosas, lecturas conjuntas con autores noveles e indie para intentar darles más visibilidad. Soy además blogger literaria y también proyecto de booktuber. 

¿Quieres hacer un curso con Belén Edreira ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter