Estrategias para combatir la Indefensión Aprendida en la Búsqueda de Empleo

Añadir nuevo comentario

¿Qué es la indefensión aprendida?

La indefensión aprendida es un término acuñado en los años 70 que hace referencia a un experimento con perros del psicólogo Martín Seligman, en el cual dos perros eran sometidos a descargas eléctricas. Uno de esos perros podía cortar la corriente con un golpe de hocico y el otro no. El perro que no podía estaba asustado y nervioso, su actitud fue de indefensión, aún cuando cambiaron las condiciones y si tenía una posibilidad de huir, ni siquiera lo intentó. Dió por sentado que no iba a poder huir basándose en su experiencia previa.

Al trasladarlo a seres humanos definiríamos la indefensión aprendida como aquel comportamiento pasivo ante una situación adversa. Dicho comportamiento se basa en la percepción subjetiva de que no se puede controlar el entorno, aunque haya oportunidades reales de cambiarlo. Suele suceder tras una serie de fracasos. Esa incapacidad genera como resultado  sentimientos negativos en la persona quién reduce la confianza en sí misma y no ve posibles salidas a su situación.

¿Cómo nos afecta en procesos de búsqueda de empleo?

Esta teoría explica la pasividad con la que, tras varios meses de buscar empleo, tras varios intentos fallidos, tras varias entrevistas frustradas, afrontamos la búsqueda de empleo. Si nuestra experiencia en la búsqueda es una suma de acciones que no consiguen su objetivo, acabaremos por pensar que independientemente de lo que hagamos, la solución no está en nosotros, se nos escapa de las manos,  la situamos fuera, en el entorno. Y dejamos de intentar buscar otras alternativas porque percibimos que no tenemos ningún control sobre el resultado.

Esta situación reduce el estado de ánimo, mina la  autoestima y los sentimientos de autoeficacia. Si mostramos pasividad cuando nuestras acciones no dan el resultado esperado vamos a tender a reducir nuestra actividad. Si vamos más allá del individuo y miramos a vista de pájaro, la sociedad que esta situación genera, la crisis es nuestra descarga eléctrica, vemos una sociedad de individuos pasivos, apáticos sin ilusión, sin esperanza y tristes. A esto unimos que, al estar nuestra mente ocupada con la crisis y lo que no podemos hacer ni conseguir, no prestamos atención a lo que sí podemos hacer y por tanto no generamos nuevas alternativas para salir de ahí.

¿Qué podemos hacer para afrontarla?

A diferencia de los animales, los seres humanos tenemos conciencia y podemos darnos cuenta de que estamos siendo víctimas de la indefensión aprendida. Así que....

Date cuenta del dialogo interno incapacitante que generas en el estado de indefensión, "nunca voy a encontrar trabajo"....¿nunca?¿y eso quién lo dice?¿acaso eres adivino?... hazte preguntas para desmontar esas frases lapidarias que alimentan la pasividad.

Cambia la rutinas que te llevan a actitudes de pasividad. ¿Para qué voy a salir a buscar?, ¿para qué voy a encender el ordenador?, ¿para qué voy a hacer llamadas pendientes?, ¡mejor me tiro al sofá a ver la televisión! Ante esa pereza, HAZ. Y si la casa se te cae encima sal y despéjate, haz algo de ejercicio, camina, corre....

Práctica la mente abierta, ya lo dijo Einstein  "la mente es como un paracaídas, solo funciona si se abre". Si vamos así seremos más porosos a ver oportunidades, la atención del cerebro es limitada y siempre tiende a buscar cerciorarse de que lo que pensamos es real. Así que si pienso que todo es un asco detectare las situaciones que lo corroboran, si pienso que hay oportunidades tenderé a encontrar posibilidades nuevas.  Y si veo pasar un tren lo cogeré o si  veo una puerta abierta pasaré.

Os dejo el enlace a un video donde en cinco minutos una profesora es capaz de inducir a sus alumnos un estado de indefensión aprendida;

Indefensión aprendida

Sobre Mercedes Frías

 

Mi valor principal es el aprendizaje continuo, creo que podemos aprender de cada cosa que nos pasa, de cada experiencia, de cada resbalón, de cada vez que nos caemos y de cada vez que nos levantamos.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter