×

Mensaje de error

  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out
  • Unable to connect with the reCAPTCHA server (www.google.com): 110: Connection timed out

Entrevista a Almudena Manzano Sánchez (2ª parte)

Comentarios

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Extraordinaria entrevista a esta deportista de reconocido prestigio, donde no perder de vista que olvidar el estudio en tan temprana edad, aun estando en un deporte de élite es fundamental para luego no lamentarte en una edad ya avanzada en el mercado de trabajo. De estas experiencias sacadas de la entrevista deberían de tomar buena nota nuestros jóvenes, que a pesar de estar trabajando o desarrollando un deporte de élite, no han de olvidar que esto se acaba y es necesario estudiar para tener bases sólidas para el futuro. Enhorabuena por estas entrevistas tan fructíferas y modélicas.

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Muchísimas gracias Ramón por tu comentario tan acertado.Es vital fijarse como objetivo el estudiar y lograr un título académico para que luego no sea tan difícil incorporarse al mercado de trabajo. Se aprende mucho de las experiencias personales y profesionales de los demás. Almudena es un claro ejemplo de ello y para mí es un referente en cuanto a valores y actitud positiva ante la vida.Deseo que su gran mensaje pueda llegar a tod@s, sobre todo, a los más jóvenes.

Añadir nuevo comentario

Cuando termina tu etapa profesional en el baloncesto y decides incorporarte al mercado de trabajo. ¿Cómo se reorienta una profesional como tú? y ¿Cuáles son las principales dificultades con las que te has encontrado? 

Yo, personalmente, he tenido mucha suerte. He tenido unos padres que me han tenido con los pies en el requete suelo. Mi padre siempre me obligaba a estudiar y a saber que tenía que tener un futuro. Porque puedes tener lesiones que te pueden retirar del mundo del deporte, por muy bueno  que seas, y más aún, en el baloncesto femenino, que casi no se mueve dinero, pues más todavía. Si nos pagasen como a los chicos pues sería distinto, pero tienes que ser realista. Siempre he tenido unos objetivos para cuando dejara el deporte, en la recámara, para poder dedicarme a ello. De hecho, lo de ser entrenadora, nunca pensé que lo iba a ser porque pensé que tenía muy poca paciencia y mira ahora. Mi padre tenía un negocio familiar y yo seguí con esa línea del negocio. Hay muchas compañeras que luego han estudiado, dejaron el deporte porque lo que ganaban era insuficiente y lo veían como una pérdida de tiempo, y se han ligado a la vida profesional y fenomenal. Han estudiado carreras y súper bien colocadas. Las que han seguido ligadas al mundo del deporte, muchas no han estudiado, porque es incompatible. Entonces hay un vacío en el cual se pasa por una fase muy dura porque cortas con un tipo de vida que has llevado, como de fantasía porque estás haciendo lo que realmente a ti te gusta y te sientes feliz y consigues tus objetivos. Y tienes que irte a la vida real, la desconoces, y empiezas a buscar empleo y ves que hay mucha gente que se frustra porque no tiene prepararación. Y aunque la tengas, tienes que competir con gente que tiene varias carreras y másteres  y ves que tu currículo  se queda abajo. Hay mucha gente que lo pasa mal y termina muy mal. Y hay otra gente, la mayoría pasa por una pequeña depresión porque tienes que aceptar tu nueva situación, analizarla y ver qué vida hacer fuera. Yo muchas veces lo comparo a que de repente te mandan a la luna y tienes que sobrevivir. Tienes que trabajar pero desconoces por dónde tienes que ir. Tienes que ir descubriéndolo y saber qué camino tienes que trazar. Hay gente que lo pasa muy mal,  en todos los deportes. Yo conozco a muchos deportistas, era muy amiga de Jesús Rollán, el de balonmano. Todos de alguna manera hemos pasado por una depresión, vamos a llamarla así. La sufrimos todos.

Yo personalmente, cuando colgué las botas lo hice porque perdí la ilusión. Sin ilusión no puedes hacer nada. Empecé a ver que me costaba entrenar y viajar y fue ahí cuando me planteé que si me faltaba ilusión era que estaba fallando algo y decidí dejarlo.

¿Crees que una deportista profesional puede reorientarse en el ámbito laboral desde el mundo del coaching por ejemplo?. Además contáis con una serie de valores y herramientas muy útiles para desarrollarlo. EL otro día vi en televisión que un grupo de deportistas paraolímpicos se habían organizado para hacer coaching a empresas.

Sí!. Yo creo que sí, puede ser una de las salidas profesionales que mejor pueden encajar con nuestro perfil profesional. Fíjate que yo me lo he planteado precisamente por los valores que se aprenden en el deporte. La confianza, la autoestima, como son valores que tienes que tener para conseguir tus objetivos muy arriba, los dominas muy bien. Si tu no confías en que puedes llegar a ese objetivo, que es ganar la final, pues no vas a ningún sitio. A su vez, tienes que tener la autoestima muy arriba para entrenar con ilusión, para superarte día a día.  Ser coach va mucho de eso, de motivar a la gente que está abajo porque tú puedes ser un ejemplo para decirles que pueden llegar a conseguirlo porque tú también lo has vivido, ya has pasado por ello y ya forma parte de ti. Tú te ves en un espejo y tienes buena autoestima, te ves guapa, crees en ti y tienes la confianza en ti, pero en ti misma. Pero en el deporte, al trabajar en equipo, ahí es donde reside la clave. Consigue que creas en ti y creas en el equipo. Que veas que creyendo todos en uno mismo y en equipo, la unión hace la fuerza y consigas grandes objetivos. Y el coach lo que hace es que hace equipo con esa persona y le va a animar y mostrar que puede lograr sus objetivos. Sé que te quieres pero no te quieres mucho cuando dudas de lo que puedes lograr en tu trabajo. Yo lo defiendo muchísimo porque creo que es muy importante y contamos con una gran ventaja al enseñarnos a trabajar en equipo y luchar por lograr nuestras metas. Es una vida muy intensa porque 15 años en el deporte a lo mejor, en tu día a día son 50 años de experiencia. Si realmente escuchas, absorbes y aprendes de esa experiencia, obtienes cierta ventaja. También hay gente del mundo del deporte que pasa sin pena ni gloria. Pero yo lo llevo dentro, es unas de las herramientas que forman parte de mi columna vertebral. Yo no sé si sabría vivir mi vida sin el deporte, sin los valores del deporte.

¿Almudena habría sido totalmente distinta a la hora de enfrentarte a los desafíos de tu vida?

Pues a lo mejor sí!. Cuando lo pienso, y fíjate que he tenido en casa una educación exquisita  porque mis padre me han educado así, pero creo que hubiese sido muy diferente. Yo era muy gamberra y creo que el deporte me centró, sino, yo no sé dónde hubiera terminado. Lo digo totalmente en serio.

Yo me voy mentalmente a los problemas, que me han venido luego en la vida y que han sido gordos, y estoy convencida que no los hubiera afrontado igual. A lo mejor mentalmente me sentiría más frágil. Me resulta muy difícil, casi imposible planteármelo porque me siento como si fuera un robot al que le han reseteado y metido un chipo de alto rendimiento y mi mente está preparada para ello. Todos los deportistas con los que trato, Carlota que empezó conmigo y es amiga mía, Marta Fernández, Amaia Valdemoro, Manolo Martínez, todos tenemos un chip especial. Se crea un vínculo muy especial y orgullosísimos de ser así. Por ejemplo, Amaia ha dejado el deporte y gracias a Dios, ella que ha sido una grandísimas deportista ha aprovechado el tirón mediático que tiene y se ha colocado de comentarista. Otros grandes deportistas, también muy buenos, no tienen tanta suerte.

 ¿Te gustaría trabajar como Amaia Valdemoro en los medios de comunicación?

No, yo lo que quiero es ayudar de otra manera. A través de una asociación ó algo así, de ayudar a toda esta gente.

¿En los deportes de élite ven la necesidad de tratan de ayudar a incorporarse al mercado laboral a los deportistas que terminan su vida profesional en el deporte?

Sí, por eso, porque son gente normal que están preparándose mentalmente. Es curioso, fíjate que precisamente, esa fuerza que a muchas personas les valía, puede volverse en su contra. Esa fuerza mental de superación, cuando van a la vida normal, les hace vulnerables y se hunden. Sabes, es un tema muy delicado y el saber cómo es esa adaptación también es otro de los recursos necesarios. Muchos de ellos no han sabido adaptarse a la sociedad y han terminado con unas depresiones horribles. Yo creo que también es un arma de doble filo porque es tan potente, que si sabes utilizarla te abre muchas puertas pero si no es así,  se vuelve en negativo. Yo en mi caso, estoy muy orgullosa de la vida que he llevado y de los valores que tengo y puedo utilizar en mi día a día. Tú puedes tener una vida maravillosa y sufrir un golpe en tu vida de la índole que sea, te afecta tantísimo que te cambia tu vida y se vuelve de tinieblas. Por eso te decía que el deporte es un ejemplo de la vida. Si te pasa algo, lo aceptas, pasas por tu luto como todos, pero sales adelante, sales más reforzada, sigues y brillas más.

En nuestro país se está empezando a valorar en los procesos de selección la inteligencia emocional y destacan las  competencias de este tipo y ver cómo se gestionan.

Para poder trabajar de forma eficiente en un equipo de trabajo ó en una empresa yo creo que puede ser interesante conocer en los procesos de selección si has hecho deporte. Gracias a ello puedes saber qué tipo de valores puede llevar consigo. Creo que ahí tendríais mucha ventaja.

Sí!. Además, claro te hablo por mí, yo creo que esos valores que te aporta el deporte te hacen crecer de forma diferente. Puede suceder, como a mí me ha pasado en mi vida profesional y ahora en un curso que había que hacer un proyecto de empresa en equipo, que la gente luego te vea como un líder. Puede ser que venga en mis genes ó no, pero yo siempre en mis equipos he sido líder. He llevado el peso del equipo y del proyecto. Muchos compañeros del curso no estaban acostumbrados a trabajar en equipo. Lo que te decía, es el tira y afloja, tú no puedes pretender imponer tus leyes en un equipo y tu forma de pensar y todos no!.Eso es lo bonito del deporte, al final todos tienen que poner de su parte. No eres individualista y te abres a otras personas que te enseñan a que tú seas mejor y que estés en continuo proceso de aprendizaje.

Trabajar en equipo es como si estuvieras dentro de un sistema, como la vida misma y ves allí las dificultades que puede haber y te enseña cómo solucionarlo.

Lo que te enseña el deporte en equipo y puedes aplicar a cualquier grupo, es a conocer a tus compañeros y saber qué valores tienen, los buenos, los malos, y en qué momento puedes contar con cada uno. En mi equipo era base y tenía que conocer a mis compañeras y saber a quién debía pasarla el balón en cada ocasión. Tú tienes que conocer a tu equipo para siempre tener la armonía. Todos tienen que aprender a conocerse entre todos y a saber en qué son buenos. Lo que pasa es que todo el mundo no está dispuesto a ello porque están los “egos”, en la sociedad, en los trabajos, etc…

Yo me metería en política relacionada con la educación porque la gente está muy equivocada. Esta sociedad es muy consumista y yo creo que cada uno tiene lo que tiene y tienes que ser feliz con lo que tienes. Tanto en el plano material como con los trabajos es lo mismo. Yo tengo que demostrar que soy el más inteligente, y muchas veces aporta más el menos inteligente y es más generoso y hace el trabajo sucio. Porque aquí, los galones se los ponen todos. La gente está muy confundida con el orden de prioridades en la vida que derivan en conflictos personales, laborales y sociales.

Y valoro lo que tengo, pero sobre todo valoro la salud, sin salud no vas a ningún sitio. También eso me lo enseñó el deporte. Da igual que seas millonario, si no te cuidas, al final te ataca igual. La gente lo que realmente valora son las cosas materiales. Yo ahora, con la edad que tengo, estoy continuamente pensando a qué me voy a dedicar y por qué no puedes cambiar tu vida con 30 ó 40 años.

Hay países anglosajones donde comentaban que había más posibilidades para reinventarse profesionalmente. Y te preguntas por qué no utilizar tus herramientas y ponerlas a disposición de mis objetivos. Empezar a creer en ti de nuevo, aceptar la situación y tratar de ver qué puedo hacer de forma positiva con esta situación y aprender de ella.

Al final es lo que te decía de la ilusión. La ilusión te dura un tiempo y tú puedes estar desarrollando el trabajo que más te gusta pero llega un momento que se hace monótono. Yo creo que los cambios son aconsejables para todo. Que quizá no hace falta que dejes esa empresa, trata de hacer algo nuevo para que vuelvas a tener ilusión por tu trabajo. Vuelve a tener más creatividad también porque claro entras en la rutina. Mucha gente vive la vida por vivirla, no la disfruta, sabes?. Por eso el cambio me hace sentirme ilusionada. Hay gente con 40 años que te dice y ahora qué vas a hacer?..¡pero si la juventud está en el coco!. Yo siempre digo, ¿el DNI para qué sirve?.Alguien se lo inventó para fastidiar (risas). Pero realmente tú envejeces con tu forma de pensar. Gente que es mucho más joven es mucho mayor de pensamiento.

Hay personas que estos procesos de reinventarse es cuando descubren sus verdaderos talentos, sus para qués. ¿Crees que en tu caso tu experiencia en el deporte te puede ayudar a saber cuáles son y qué puedes hacer con ellos?

Sí, yo creo que sí. En este caso el deporte me ha ayudado a conocerlos y ya has visto que todo lo que me ha aportado lo llevo como bandera.

¿Dónde encuentras tú tu fuerza interior?

Cuando a mí me pasan cosas y me derrumbo, porque aquí parece que soy “happy” pero no, tengo mis problemas. Trato de luchar y decirme que si he sido capaz de superar cualquier objetivo, puedo lograr superar éste también. Siempre me digo lo mismo: vale me ha pasado esto, y tengo un día que lloro, dice mi padre, un día y no más. Te hundes y te haces preguntas que no debes hacerte sobre juicios. Al día siguiente dices ya! Hasta aquí!. Ahora cojo las riendas y adelante. Y para seguir tienes que ser capaz de sufrir, de superarte. Vas a subir 3 escalones y bajar 4 y pasar por picos. Al final como en el deporte tú has conseguido objetivos y sabes que merecen la pena, te esfuerzas y orientas en ello y lo consigues. Y me digo mucho a mí misma lemas como: venga, tú puedes, vamos. Y cuando lo consigues te sientes muy feliz, realizada porque te das cuenta que tu esfuerzo ha tenido recompensa. Además creces interiomente. Lo he conseguido anteriormente y puedo con todo lo que sea.

Mil gracias Almudena por la oportunidad de realizar esta entrevista.

 

Sobre Noemi Plazas

 

Socióloga con amplia experiencia en el ámbito del empleo, la orientación laboral y la formación ocupacional.

Comentarios

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Extraordinaria entrevista a esta deportista de reconocido prestigio, donde no perder de vista que olvidar el estudio en tan temprana edad, aun estando en un deporte de élite es fundamental para luego no lamentarte en una edad ya avanzada en el mercado de trabajo. De estas experiencias sacadas de la entrevista deberían de tomar buena nota nuestros jóvenes, que a pesar de estar trabajando o desarrollando un deporte de élite, no han de olvidar que esto se acaba y es necesario estudiar para tener bases sólidas para el futuro. Enhorabuena por estas entrevistas tan fructíferas y modélicas.

Para dejarnos tu comentario rellena los siguientes campos. Tu mail no será publicado
Muchísimas gracias Ramón por tu comentario tan acertado.Es vital fijarse como objetivo el estudiar y lograr un título académico para que luego no sea tan difícil incorporarse al mercado de trabajo. Se aprende mucho de las experiencias personales y profesionales de los demás. Almudena es un claro ejemplo de ello y para mí es un referente en cuanto a valores y actitud positiva ante la vida.Deseo que su gran mensaje pueda llegar a tod@s, sobre todo, a los más jóvenes.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter