Enseña la patita

Añadir nuevo comentario

Leía hace unos días un post de Andrés Pérez Ortega en el que decía algo así "la importancia de demostrar lo que vales simplemente haciendo bien lo que dices que sabes hacer bien y la tendencia a abrirnos para parecer más “humanos”. 

Creo que es bueno enseñar algo de nosotros mismos porque ayuda a sintonizar con aquellos con quienes nos relacionamos" esta breve reflexión que me encantó contradice a las afirmaciones de otros profesionales que afirman que hay que poner distancia entre lo personal y profesional.

 

Pues bien yo creo que aunque evidentemente hay que mantener la privacidad en lo que es, privacidad, sí que nuestros clientes, colaboradores, contactos deben de conocer ciertos aspectos de nosotros para empatizar, congeniar, simpatizar, no sé, como le quieras llamar, pero creo que es importante y en ocasiones imprescindible.

 

Yo como muchos de vosotros me dedico a vender, y cuando vendéis, me da igual un coche, que un curso, que un mueble, cuando queremos visitar a un cliente si tenemos referencias por terceros es genial, pero si no lo tenemos ¿qué hacemos? buscamos información, miramos en linkedin, en facebook, en twitter, en instagram, donde podamos, ¿para qué? pues para ver cómo empezar una conversación y mejorar la conexión y sintonía con el cliente, y que vea por un lado que tenemos inquietudes similares (aunque no sean verdad, las adornamos) y que al mismo tiempo nos hemos interesado por sus gustos.

 

Cierto es, que en ocasiones hay de quien no sabemos nada de nada y tenemos que orientarnos por lo que vemos en su oficina: un cuadro, una foto, un mueble singular... todo ello nos puede dar información de quién es esa persona, gustos y aficiones, vamos que si ves una cabeza de toro en un despacho de cajón sabes que es aficionado a los toros, vamos digo yo.

 

Con todo ello lo que quiero expresar aquí, es que no es malo que a nivel profesional nos conozcan en algo no profesional, puede ayudarnos y mejorar nuestras relaciones, es más en ocasiones, puede ser el punto de inflexión para que nos elijan o no, así que, no digo que desnudéis en internet, pero sí que enseñéis la patita, seguro que os abre alguna puerta.

 

A mi me encanta la música, leer, tomar un vino de vez en cuando con mis colegas y la buena gastronomía, ¿por qué no decirlo?

 

Feliz Año amigos.

 

Foto: pixavay.com

 

Sobre Carolina San Miguel Mas

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter