¡Enamórate!

Añadir nuevo comentario

¡Qué bonito es estar enamorado! Esa  serie de emociones y sentimientos saliendo a flote, ese estado de felicidad incondicional que te hace estar en una nube, esas ganas de hacer muchas cosas… ¿Verdad?

 

Efectivamente, deberás estar enamorado, y no sólo de tu pareja, sino de todo lo demás: de tu trabajo, de tu proyecto, de tus ideas, de la vida, de tus clientes, de tus proveedores… pero sobre todo, de ti. Tú eres la persona que más tiempo vas a pasar contigo ¿Cómo es tu diálogo interno? ¿Qué te dices cuando algo no sale como esperabas? ¿Qué te dices cuando no se cumplen tus objetivos? Estas respuestas serán las que determinen la calidad de tus resultados, por lo tanto ¿conviene cuidar los pensamientos? Rotundamente Sí. Una vez te “mimas”, deberás enamorarte de todo lo que haces cada día, y esto lo cambia todo.

Si trabajas por cuenta ajena, ama tu trabajo, a tus compañeros, a tu responsable, a tu jefe. Cuando lo hagas, notarás que empiezas a verlos de otra manera, de una manera mucho más agradecida, por lo que tu actitud a la hora de ir al trabajo será mucho más positiva.

¿Eres empresario o emprendedor? Ama tu negocio y proyecto como a ti, al fin y al cabo, es algo que tiene una parte muy importante de tu persona. Enamórate tanto de ello que te permita cuidarlo, hacerlo crecer, no desistir ni abandonar… y que enamore a otras personas, como por ejemplo, a tus clientes. Cuando los clientes se enamoran de tu idea, de tu negocio y/o de tu proyecto, ya no son meros clientes, sino personas que militan para ti, que corren la voz convirtiéndose en evangelistas, algo que, por otra parte, te ahorrará muchísimos costes de publicidad y marketing.

Las personas somos seres emocionales, por eso ya no queremos cosas superfluas y carentes de sentido, sino todo lo que nos hace vivir emociones y ser personas más plenas. Y ahora te pregunto, cuando compraste tu último coche ¿fue por razón o por corazón? ¿De qué asignatura (y por ende profesor) tienes mejores recuerdos? ¿Recuerdas qué cenaste hace una semana? ¿Y tu primer beso? Efectivamente, en todos estos casos las emociones entraron en el proceso.

Cuando todo lo que haces lo haces desde el amor, y ya no estoy hablando del amor romántico, sino del amor entendido como la forma de aportar valor al mundo, de cuidar todo lo que nos rodea y de cuidarnos a nosotros mismos, el resultado que se obtiene es totalmente diferente, un resultado extremadamente positivo.

Haz una lista de aquellas cosas en las que ahora no estés prestando demasiada atención, ya sea por la rutina o la desidia del día a día, para empezar a dar amor. Allí donde das amor, crecen cosas maravillosas, y ya sabes que hacer algo que nunca has hecho en un ámbito concreto, te traerá resultados que nunca has experimentado. No me creas, compruébalo. Una pequeña acción es suficiente. Un mensaje inesperado a un compañero, un cumplido a tu jefe, a quién sea, o un simple “Gracias” pueden no sólo transformar tu vida, sino la de los demás, y por amplitud, a la sociedad.

Imagina cómo sería una sociedad que sólo diese amor, que todo lo que hiciéramos fuese con mimo ¿te gusta, verdad? Está en tus manos.

 

Foto:pixabay.com

Sobre Luis Alberto Santos

Estrategia para emprendedores con la que convertir una pasión en una profesión.
 

Ubicación:                        Madrid      
            

¿Quieres hacer un curso con Luis Alberto Santos ? apúntate aquí

Add comment