El Miedo y la Búsqueda de Empleo

Añadir nuevo comentario

¿Recuerdas qué sentiste cuando supiste que te quedabas sin trabajo?¿fue miedo?

Tal vez el pensamiento en forma de pregunta que se te cruzó primero fue ¿qué va a pasar ahora?¿qué voy a hacer? y eso te hizo sentir miedo.

¿Qué nos causa ese miedo?

En la actual coyuntura donde la crisis no termina de irse y dónde estamos rodeados de información que va en busca del morbo que provocan situaciones de desesperación, se acentúa el miedo porque va a lo primario, al miedo a no llegar a fin de mes, a no poder pagar las facturas, a no sobrevivir, y ese miedo es de origen biológico. Tu cerebro está diseñado para la supervivencia y en este  nuevo escenario nos sentimos más vulnerables porque nos enfrentamos a un mercado de trabajo definido por la incertidumbre y el cambio.

El miedo al cambio es el segundo miedo, al cerebro le gusta saber lo que va a pasar, por eso estamos tan a gustito en nuestra zona de confort. El desempleo nos empuja fuera de ahí a una zona donde muchos de nosotros no hemos estado nunca y nos sentimos desorientados, sin saber cómo enfrentarnos y cómo orientar nuestra búsqueda.

El tercer gran miedo que se pone en marcha es el miedo a no ser aceptado, que tiene que ver con un cuarto miedo, el miedo al fracaso, cuando nos despiden o cuando vemos que pasa el tiempo y no logramos insertarnos. Ese miedo a no ser aceptado es de doble dirección por un lado está la aceptación social, y por otro la nuestra propia. Somos nuestros peores jueces y el hablarnos mal durante esta fase revierte sobre nuestra autoestima, nos culpamos de nuestra situación y nos imaginamos amenazas que todavía no son reales.

¿Y qué podemos hacer con estos miedos?

En primer lugar darnos cuenta de que tenemos miedo, identificarlo, saber cual o cuales tenemos, aceptarlos, sin culparnos, es lógico y normal tenerlos. Por último enfrentarlos, convivir con el miedo no es opción, ya que te acaba minando la autoestima, si o si. Así que aunque tengas miedo haz lo que tengas que hacer.

El miedo se afronta con apoyo, rodeándote de gente que te ayude, confiando en ti mismo, en que tú puedes, y hazte preguntas, cuando veas que estas apático que no quieres hacer, pregúntate ¿cuál es el precio que pagas por tu inacción? cuando quieras motivarte, buscar tu palanca de empuje pregúntate ¿qué haría si no tuviera miedo?

Aceptar que el cambio ha venido para quedarse, que el mercado de trabajo es cambiante y que tenemos que ser proactivos en nuestra búsqueda e incluso plantearnos ser nuestro YO S.L.

Ten en cuenta que el miedo hace que no te atrevas, que no te lances, a participar en un evento de networking, a hacer nuevos contactos, a montar tu propia empresa o lanzarte como autónomo/a. El miedo a equivocarnos nos paraliza, actívate y de nuevo hazte cuatro preguntas;

¿Qué es lo peor que me puede pasar si lo hago?

¿Qué es lo peor que me puede pasar si No lo hago?

¿Qué es lo mejor que me puede pasar si lo hago?

¿Qué es lo mejor que me puede pasar si No lo hago?

Evalúa, toma una decisión y hazlo

Os dejo el enlace a un motivante video sobre el miedo

Enfrenta tu miedo

Sobre Mercedes Frías

 

Mi valor principal es el aprendizaje continuo, creo que podemos aprender de cada cosa que nos pasa, de cada experiencia, de cada resbalón, de cada vez que nos caemos y de cada vez que nos levantamos.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter