El drama de muchas mujeres en la actualidad

Añadir nuevo comentario

A partir de una cierta edad, ¿debes renunciar a encontrar trabajo?

He trabajado muchos años en el sector turístico como recepcionista de hotel, me encanta atender a los clientes, la parte administrativa/informática y hablo ocho idiomas.

En el 2012, debido a la crisis, según los dueños del hotel, tuvieron que hacer recortes de personal y me despidieron.

No me quedé parada, seguí estudiando nuevos idiomas y poniéndome al día con las novedades relacionadas con el turismo y la hostelería, incluso escribí y publiqué varios libros de temáticas diversas. Uno de ellos quedó finalista al premio internacional más importante del ramo de la gastronomía.

Desde entonces, busco trabajo (con contrato), estoy dispuesta a cambiar de domicilio si es necesario, incluso tuve una entrevista para trabajar en Alemania. Todos responden lo mismo: las empresas solo quieren gente joven, aunque no tengan tanta experiencia. La imagen cuenta, y mucho.

Los ahorros se acaban pronto cuando no hay ingresos, los subsidios por desempleo son limitados, y para conseguir una pequeña “ayuda”, que te dé un mínimo de “estabilidad”, a partir de los 55 años, siempre que hayas cotizado quince años, te exigen un contrato mínimo de tres meses: una trampa desconsiderada por parte de los responsables sin empatía del Gobierno.

Conozco muchas mujeres en la misma situación, unas sobreviven gracias a sus ancianos padres, otras gracias a sus hijos (si no han escapado ya del nido) o del producto de las “chapuzas” del marido, a otras no les queda otra que trabajar en negro (no porque así lo quieran ellas, sino porque nadie las contrata), limpiando casas o cuidando a personas mayores.

Llevo cinco años buscando, no hay forma, ya tengo 58 años.

Si estás sufriendo el mismo problema, aquí tienes un gran grupo de profesionales que pueden ayudarte de distintas formas. Mis compañeros, los ruteros de La Nueva Ruta del Empleo escriben artículos a diario que te van interesar con toda seguridad. Aparte, cada uno de ellos ofrece sus servicios, muchos de ellos relacionados con este tema.

Son grandes personas con un objetivo común: hacer crecer y avanzar a las personas.

Desde Alcalá de Henares, FELICES RUTAS, compañeros y amigos lectores.

Sobre Isabel Mata Vicente

Diplomada en Comercio en la Escuela Oficial de Gerona.

Titulada en la Escuela Oficial de Idiomas de Gerona y en el Goethe Institut de Prien am Chiemsee – München (Gramática alemana).

Lectora editorial y correctora/maquetadora profesional en Calamo & Cran.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter