El Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, pieza central del nuevo modelo

Añadir nuevo comentario

 

En un artículo anterior, justifiqué que uno de los logros más importantes del modelo de políticas activas de empleo en España ha sido la Ley 5/2002 de las Cualificaciones y de la Formación Profesional, que creó el Sistema Nacional de Cualificaciones y de Formación Profesional, como un conjunto de instrumentos y acciones dirigidos a promover y desarrollar la integración de las ofertas de la formación profesional por medio de un Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales, CNCP. 

En el nuevo modelo, el CNCP juega un papel fundamental.

En primer lugar, porque establece una precisa ordenación de las cualificaciones profesionales susceptibles de reconocimiento y acreditación, identificadas en el sistema productivo en función de las competencias apropiadas para el ejercicio profesional. Actualmente, el CNCP cuenta con un total de 664 cualificaciones publicadas como Reales decretos en el Boletín oficial del Estado. Existen bases de datos que facilitan su consulta y conocimiento por los profesionales así como por la sociedad en general.

En segundo lugar, las cualificaciones profesionales, sin duda, las más significativas del sistema productivo español, se encuentran organizadas en 26 familias profesionales y 5 niveles. Las familias fueron descritas en términos de afinidad de la competencia profesional de las ocupaciones y puestos de trabajo detectados, y los niveles en función del grado de conocimiento, iniciativa, autonomía y responsabilidad precisos para ejecutar las actividades laborales asociadas a las cualificaciones.

En tercero, el CNCP incluye el contenido de la formación profesional asociada a cada cualificación, de acuerdo con una estructura de módulos formativos, y por tanto, constituye la base para elaborar una oferta formativa de títulos y certificados de profesionalidad con contenidos comunes.

Asociado al CNCP, el Catálogo Modular de Formación Profesional comprende el conjunto de módulos formativos vinculados a las unidades de competencia de las cualificaciones profesionales. Su principal objetivo es proporcionar un referente común para la integración de las ofertas de formación profesional que permita capitalizar y fomentar el aprendizaje a lo largo de la vida, con una oferta formativa de calidad, actualizada y adecuada a los distintos destinatarios, que responda a las expectativas de progresión profesional y de desarrollo personal.

Corresponde al Instituto Nacional de las Cualificaciones, INCUAL la definición, elaboración y mantenimiento en condiciones actualizadas del CNCP y el asociado Catálogo Modular de Formación Profesional. Las Comunidades Autónomas, en ejercicio de sus competencias, han impulsado la creación de institutos y servicios de cualificaciones, que coordinan sus actividades con el organismo de la Administración estatal.

La Ley otorga al CNCP los siguientes fines principales:

  • Lograr que la formación profesional se adapte a los requerimientos del sistema productivo.
  • Integrar las ofertas de formación profesional para facilitar el enfoque de aprendizaje a lo largo de la vida y aumentar la cualificación de la población activa.
  • Ejercer como referencia para el proceso de evaluación y reconocimiento de la competencias adquirida por vías informales y no formales.
  • Apostar por el aumento de la calidad de la formación profesional en su conjunto, y elevar la demanda social de este tipo de formación y su calidad global.
  • Dar más transparencia al mercado laboral, para facilitar el ajuste entre oferta y demanda de trabajo.
  • Mejorar la información y la orientación profesionales.
  • Promover la calidad y evaluación del SNCFP.

 

Foto: Wonderlane

 

 

Sobre Elías Amor Bravo

Presidente de AFEMCUAL, Asociación Española para el Fomento de las Políticas Activas de Empleo y las Cualificaciones. Especialista en cualificaciones y políticas activas de empleo. Director general de FP (1998-2005) y director de la Fundación FSVE (2005-2013).

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter