Desde el sofá

Añadir nuevo comentario

Hay que echarle las mismas horas a la búsqueda de empleo que si estuvieras trabajando

Me consta que es duro no conseguir trabajo, dar patadas en multitud de puertas y que ninguna se abra, patear las calles, echar CV en cada negocio abierto, enviar decenas de mails a empresas con el famoso documento adjunto que describe nuestra formación, trabajos anteriores, etc.

Pero, siempre hay un pero, también me encuentro otro buscador de empleo que yo denomino, buscador desde el sofá ¿y quien es él?

Pues el buscador de empleo desde el sofá, es aquel que se levanta pasadas las 10, desayuna, se pone la televisión, mientras se conecta un rato a internet, se mete en facebook, comienza a cotillear, a compartir los famosos mensajes tales como "Lo que buscas te está buscando a ti" o "La ambición produce riqueza, el conformismo, pobreza" entre otras y hace cuatro comentarios, pulsa en varios Me gusta y al cabo del rato se pone a ver Mujeres, hombres y viceversa.

Pasa el tiempo y termina el formativo y educativo programa, llega la hora de comer, se hace la siesta y por supuesto a las 16h en punto se despierta de la misma para volver a poner la televisión y ver Sálvame, sobre las 17h hace un breve paréntesis (claro empieza Sálvame naranja, y el lío y el griterío disminuye) y es cuando se conecta a internet para buscar alguna oferta de empleo y enviar algún CV, y mientras lo hace se queja de la crisis, y que uff cuanto tendrá que esperar para conseguir trabajo.

Se hacen las 18.30 y le llama un amigo para tomar un café, y claro cómo le va a decir que no, si no tiene nada mejor que hacer y se apunta, charlan de lo divino y lo humano, de la crisis, de que así no se puede encontrar empleo, y que a saber donde iremos a parar, uno de ellos comenta que le han ofrecido un trabajo en un municipio, pero que está a 50 kms y que para lo que le van a pagar lo ha rechazado, y el otro asiente, dándole la razón, claro que sí, no hemos sacado unos estudios para eso, nos merecemos mucho más, acaban la cerveza posterior al café, la tarde se ha alargado, se van a casa, mañana más.

Parece irracional, incluso exagerado, pero es algo que está ahí, a la vuelta de la esquina, se da a diario, hace no mucho me comentaba un empresario hostelero que tiene entre sus diferentes locales a más de 40 personas contratadas, que el pasado verano, como es lógico en una zona turística vino un joven de unos 20 años a dejarle un CV, y este empresario lo recogió y le preguntó que si ya tenía experiencia en hostelería, y el que le dio el CV le contestó, no, si el CV no es mío, yo estoy estudiando, el CV es de un colega que me espera dentro del coche... sin comentarios. Yo no sé que opinaréis, pero si alguien que se supone busca trabajo, es incapaz de salir del coche a entregar su CV, lo único que transmite es pocas ganas de trabajar y un pasotismo absoluto.

Por eso, hay que esforzarse, echarle las mismas horas a la búsqueda de empleo que si estuvieras trabajando, levantarse temprano, buscar polígonos, centros de negocio, empresas que puedan buscar a alguien en determinado memento, buscar en internet, meterse en las redes profesionales, crearse una marca personal y diferenciarse del resto, hazte un blog, es algo sencillo, cuenta tu experiencia profesional si la tienes, si no la tienes, habla de tus inquietudes, de tus vivencias, de lo que te apasiona, de lo que podrías aportar a una empresa que te fuese a contratar, etc. y mira tú, todo esto último sí que lo puedes escribir y contar desde el sofá.

 

Sobre Carolina San Miguel Mas

Add comment