¿Cuidas tu imagen cuando buscas empleo?

Añadir nuevo comentario

A menudo dejamos de prestar atención o desconectamos de lo que nos rodea ¿demasiada información? Es posible. 

Pero dejar de prestar atención cuando estás buscando trabajo puede repercutir de forma negativa en tu búsqueda.

¿A qué me refiero? Voy a por ello, veréis, quizás últimamente menos por falta de tiempo pero me gusta compartir las ofertas de empleo que encuentro en la red por si alguien en mi circulo, o por ende, hasta donde puedan llegar mis contactos, puede aprovecharlas.

Conozco a mucha más gente que, como yo, comparten ofertas a diario y la mayoría de ellos coinciden conmigo en que hay personas que parece que no lean las ofertas que cuelgas. Os voy a poner ejemplos y voy, a partir de una foto en la que he quitado nombres por no atentar contra la privacidad de nadie.

Esta oferta se colgó en un grupo de búsqueda de empleo (da igual la red, podría haber sido cualquier otra) y como veis, la persona únicamente comparte un enlace en el que hay que entrar para informarse más.

La primera persona simplemente pone un “Quiero” (o eso parece) y con ello no queda claro si ha entrado al enlace. La buena fe de la persona que ha colgado la oferta le hace explicarle cómo apuntarse.

Y llega una segunda persona que pregunta qué hacer. También pone uno en duda que haya entrado en el enlace y aquí es cuando la persona que ha colgado la oferta empieza a impacientarse. Éste es un pequeño ejemplo porque otros cuelgan su teléfono móvil para que les llames, lo que deja más claro aún que no han entrado al enlace y que además buscan su propia comodidad atentando contra su privacidad poniendo su número de teléfono en un lugar público.

A partir de esto, quería plantearos ¿Qué imagen de mí como trabajador estoy dando cuando no le presto atención a algo que se supone que debería ser para mí de importancia si estoy buscando empleo?

Y podéis decirme: “Mireia, en el ejemplo que has colgado la persona no deja claro encima que hay que entrar y apuntarse”. Cierto. Yo lo he hecho multitud de veces, he colgado ofertas poniendo que no las gestiono y que es necesario entrar en el enlace para poder verla e inscribirse y, aun así, me han llovido teléfonos, personas preguntando cómo apuntarse o pidiendo que las apunte y personas que adjuntan directamente su CV.

Ah, y no olvidemos al que te pone verde a ti por colgar la oferta, porque no sabe cómo inscribirse, porque no hay plazas o se ha cerrado el plazo o porque considera que la oferta es un “asco” o un “fraude” (palabras textuales) Y así vamos a matar al mensajero.

Y con lo que hacemos y decimos en la red, o más bien cómo decimos nos retratamos como futuros trabajadores de una empresa.

La persona que cuelga una oferta no tiene la intención de ofender e incluso algunas personas han dejado de publicarlas por evitarse esos momentos tan desagradables.

Si no te interesa una oferta o no te gusta, o no es lo que buscas, no la compartas pero piénsate bien lo que vas a escribir.

Una vez me ocurrió a mí, vi una oferta del servicio de empleo de jornada completa en la que el salario en bruto estaba por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. A lo que les pregunté si podía ser una confusión en lugar de criticar de forma destructiva y pidieron disculpas y retiraron la oferta.

¿Y tú? ¿Has vivido alguna de estas situaciones?

Si ves cómo alguien critica abiertamente a una empresa, una oferta u otros en las redes sociales de forma destructiva ¿Qué imagen te creas tú de esa persona? ¿Te parece apropiado?¿Qué harías tú?¿Qué opinas? ¡Espero tu feedback!

Sobre Mireia Gargallo

 

Licenciada en Psicología, Grado de Educación Social y Máster en Educación y TIC (E-learning) con experiencia de 4 años en selección de personal y 11 en orientación laboral.

Add comment