¿Cuáles son los puntos clave de una oferta de empleo para superar la entrevista?

Añadir nuevo comentario

En el post anterior hablamos sobre las preguntas que nos teníamos que hacer para plantearnos un discurso ante la empresa.

En primer lugar, y como comentamos, deberíamos informarnos sobre la empresa en la que queremos trabajar: ¿cómo podemos hacer esto? Podemos hacerlo a través de su página web, mirando los valores que aparecen allí, y también podemos hacerlo analizando alguna oferta de trabajo que pueda haber publicado la empresa en Internet o en cualquier otro medio (aunque extraño hoy en día en un periódico, tablón de anuncios de una universidad o centro especializado, e una feria de empleo, etc.).

¿Cómo hacemos eso de analizar la oferta o los valores de la empresa? Vamos a poner un ejemplo de una oferta de trabajo a la que os podríais presentar.

Imaginemos que una empresa busca un dependiente o dependienta para trabajar en una tienda de ropa en el centro de Barcelona.

Implícito a todo lo que puedan poner en esa oferta ya van unos valores o unas competencias que se espera que el candidato tenga. ¿A qué me refiero cuando estoy hablando de competencias?

Veréis, cuando aprendemos o nos formamos en lo que nos gusta, o lo que nos interesa, con nuestros conocimientos adquirimos nuevas destrezas. Por ejemplo, si a mí me enseñan a utilizar un programa que me sirve para usar la caja registradora, adquiriré una habilidad para manejarme con un programa informático, llamémosle X (si es un poco moderno), y ese conocimiento es probable que me ayude a entender y manejar otros programas parecidos o que aparezcan en el mercado a posteriori. A través del uso de ese programa y su práctica, aprendo y mejoro.

Como con esto, ocurre también que si en mi trabajo se considera que he de participar en un equipo, si soy capaz de ser flexible en él, de adaptarme y de conseguir buenos resultados gracias a mi interacción y aportaciones, es muy probable que pueda decir que tengo la competencia de trabajo en equipo.

En Internet podéis encontrar diccionarios de competencias y mucha información al respecto (no voy a entrar en ello ahora porque este no es el tema del post) pero si os quedan dudas, por favor, preguntadme.

Así pues ¿cómo demuestro una competencia en mi discurso? (esto os lo explico en mi próximo post) y, es más, ¿cómo me doy cuenta de que me la está pidiendo esa empresa o que la considera importante?

A eso sí que voy ahora. A veces, simplemente la propia oferta enumera competencias: trabajo en equipo, flexibilidad, orientación al cliente, trabajo por objetivos, comunicación, etc.

Si están enumeradas será fantástico porque así te, será más fácil detectar qué quieren y planificar un discurso que incluya algunas de ellas. Pero ¿qué hago si allí no aparece escrita ninguna de esas competencias de las que yo hablo?

Pues deberemos detectarlas en la oferta o bien buscarlas entre los valores que puedan aparecer en la web que tiene la empresa.

Si os fijáis, normalmente todas las empresas tienen un apartado con los objetivos que persigue o valores a los que dan importancia: optimizar la experiencia del cliente (una forma de decirte que está orientada al cliente y que por tanto querrá a personas así), preocupación por el medio ambiente, interés y motivación por causas sociales, etc. Es importante que las tengamos en cuenta para poder resaltar de nuestro curriculum todas las que puedan ajustarse más a lo que busca la empresa. Siempre teniendo en cuenta que sean esos valores y competencias con los que estamos alineados.

Y… ¿si no podemos ver los valores que generalmente pueden aparecer en la misión de la empresa, cómo podemos ver esto en una oferta de trabajo?

Vamos a analizar una cualquiera. Voy a copiaros una imagen al azar de una oferta de dependiente/a cogida de internet. Os paso una captura de pantalla.

Esta es una oferta de empleo cogida al azar, como en todas las ofertas aparece una descripción. Vamos a analizarla:

Aparte de la experiencia, en la descripción ya nos están hablando de dotes de venta, por tanto, has de ser buen comercial. Sin duda, una gran muestra de que tienes esa capacidad será que seas capaz de “vender” bien tu candidatura. No hay nada mejor que saber explicar lo que sabes hacer de forma clara, concisa y atractiva para que se vea que tienes dotes de venta. Algunas técnicas explican que has de imaginarte que eres una caja de bombones y describirte como tal. Yo te propongo que seas tu mismo y que reflexiones en qué cosas puede ser interesante que no olvides explicar, y ser capaz de contarlo de la mejor manera posible. Para eso es necesaria una buena preparación. Ojo, no aprenderse como un loro lo que voy a decir y no salir de este guión. ¡Ni hablar! Bien, del discurso, como he dicho antes hablamos en el siguiente post. Ahora estamos fijándonos en la oferta y la empresa para ser capaces de crear ese discurso.

También nos piden iniciativa ¿cómo se demuestra eso? En la mayoría de los casos se puede ver iniciativa cuando explicas alguna de tus experiencias en las que has aportado algo, o cuando te preguntan qué podrías aportar tú a la empresa. Así buscan los entrevistadores a alguien que no se espere a que las cosas pasen, a alguien que interactúe por sí mismo.

Persona ordenada, dinámica y decidida, con don de gentes y persuasión. Fijaos en toda la información que nos está dando la empresa sobre lo que va a necesitar ver en una entrevista.  Yo puedo decir que soy una persona ordenadísima, pero si llevo el Cv sucio, arrugado, roto, voy despeinado/a, desarreglado/a, con manchas en la ropa... ¿quién me va a creer? Por tanto, sé cuidadoso/a.

¿Cómo hago para ser dinámico? ¿Qué tiene una persona dinámica? Ante todo, cuando no hay que sacarte las palabras de la boca en la entrevista, cuando te expresas de forma ágil. ¿Cómo sé si lo estoy haciendo de forma dinámica? Puedes grabarte y ver si te expresas muy despacio, muy bajito y tratar de mejorar tu ritmo para que sea más rápido, más continuo, con energía, que suene motivador (o al menos no aburrido ni apático tu tono de voz).

Y eso del don de gentes ¿qué es? Plantéate: ¿se te da bien tratar con las personas? ¿te resulta fácil?¿Cómo eres con los demás?¿qué situaciones recuerdas, vives o has vivido en el que demuestres que se te da bien? Reflexiona sobre ello porque será lo que tendrás que preparar para explicar esa capacidad.

Y ¿cómo puedo demostrar que soy persuasivo? ¿Alguna vez has convencido a alguien de algo que no era inicialmente su primera opción? ¿Has hecho cambiar a alguien de opinión? ¿Has podido vender un producto fácilmente? ¿O un proyecto? ¿O una excursión a tus amigos? Busca en tus vivencias y en tu experiencia profesional. Siempre será mejor que te centres en un tu plano profesional, pero hablar de tu día a día si suma y con mesura, relacionado con lo que estás explicando, puede aportar también mucho a tu candidatura.

Que se adecúe al estilo de nuestra tienda “exige” de alguna manera que hayas pasado por las tiendas y “visto” cuál es ese estilo. Tendrás que moverte porque a veces en la web no tendrás esa información. Es importante que veas cómo se visten los/as dependientes/as de esas tiendas para poder saber de qué te están hablando y si “encajan” contigo. Recuerda que tratar de ser lo que no eres, finalmente, puede ser captado por el entrevistador y eso puede perjudicarte. Ya sabes eso de que se “pilla antes a un mentiroso que a un cojo” ¿no? Así pues, te piden flexibilidad en tu estilo (que puedes aceptar o no) y que te preocupes por tu imagen. Sobre esto también pueden hacerte preguntas ¿qué valoras de la imagen de la empresa? ¿Qué te gusta? ¿Cómo ves la ropa que ellos tienen? Reflexiona sobre estas preguntas y sobre sus respuestas.

El vínculo y atención con el cliente ¿cómo se crea? Piensa, ¿de qué manera una empresa consigue fidelizarte a ti? ¿Cómo eres capaz de conseguirlo tú? ¿Siendo amable? ¿Prestando atención a sus necesidades y ofreciéndoles exactamente lo que buscan?

Léete una vez más la descripción y piensa si hay algo más que deberías preguntarte a ti mismo antes de decidirte a escribirles y más si has de preparar una entrevista con esta empresa. Esta es la descripción, pero para el próximo post me dejo una parte…que usaremos para preparar el discurso. ¿Cómo lo harías? ¿Crees que sabes lo suficiente sobre la empresa como para prepararlo?

¡Adelante! Plantéame tus dudas sobre las preguntas que te surgen en tu profesión cuando ponen una frase X. ¿Hay frases estándar?

Os espero en el próximo post para seguir completando nuestro camino y preparación, ¡que nadie dijo que fuera ni fácil, ni corto!

Sobre Mireia Gargallo

 

Licenciada en Psicología, Grado de Educación Social y Máster en Educación y TIC (E-learning) con experiencia de 4 años en selección de personal y 11 en orientación laboral.

Add comment