Conquístate

Añadir nuevo comentario

Qué importante resulta mirarse al espejo y sentir que eres tu conquista más preciada. Esta realidad que parece una cursilería, resulta esencial en la gestión de la carrera profesional de las personas.

Recientemente mantuve una conversación con una amiga de la infancia acerca de la importancia de la elección de tu camino profesional. En muchas ocasiones las personas no nos paramos un momento a pensar en cómo ha transcurrido nuestra línea laboral, cómo hemos llegado a dónde hemos llegado y por qué y para qué de esta situación actual u otras pasadas.

Resulta interesante frenar de vez en cuando nuestro auto, escoger una buena puesta de sol y reflexionar acerca de nuestra propia conquista. Preguntémonos, ahora que está a punto de acabar un año más de nuestras vidas, varias cosas:

  • ¿Has logrado tus objetivos laborales?
  • ¿Te habías puesto metas en algún momento?
  • ¿Has elaborado alguna vez un plan de acción?
  • ¿Te miras al espejo y sigues pensando que ha valido la pena “conquistar” a quien ves en esa imagen?
  • Verdaderamente, ¿por qué haces lo que haces?

Y si tras reflexionar acerca de esas preguntas, te queda la sensación de que tu mente está en blanco y no tienes argumentos para responder, te animo a que empieces a mirarte más en el espejo. ¿En qué consiste eso de mirarse más en el espejo? Te lo explico.

Desde que practico meditación, he desarrollado mucho más mi capacidad de atención plena, que no es otra cosa que la capacidad de sentir plenamente con todos y cada uno de los sentidos las múltiples señales que te lleguen de tu experiencia presente (mindfulness).

A mi entender, “Mirarse al espejo” es una actividad de atención plena de gran utilidad diaria, cotidiana y que debieras de convertir en actividad de rutina. Consiste en reservar, al menos, 15 minutos de tu día a día a plantarte delante de un espejo y mantener contigo un diálogo de auténtica y dolorosa sinceridad. Hazte preguntas del estilo a las mencionadas anteriormente y, mirándote a los ojos, contéstate desde la más valiente honestidad. Conseguirás, ya te advierto que lleva tiempo coger la rutina pero los beneficios son increíbles, que tu yo tridimensional sea más consciente de lo que hace de forma automática, sin pensar en conquistar al que aparece en esa preciosa imagen de espejo. A raíz de esa toma de conciencia, querrás provocar cambios, rendirle cuentas a tu reflejo, al mejor reflejo de ti mismo, serle fiel y responder a sus expectativas.

Si hace algún tiempo os hablaba de lo importante que era mantener conversaciones cruciales en la vida, que afectan a la toma de decisiones de nuestra carrera profesional, ni que decir tiene cuando nos referimos a la conversación que mayor peso debe tener en tu vida: la que estableces contigo mismo.

Así que ya sabes, reserva 15 minutos de tu día, que seguramente pierdes en banalidades, para ponerte al frente del espejo y plantéate conquistarte.

En mi trabajo con personas mayores me he dado cuenta de la importancia que supone este ejercicio para la gestión y orientación sociolaboral de las personas. Cuando comparto largas conversaciones sobre la vida con personas mayores, muchas de ellas se arrepienten de no haber tomado ciertas decisiones, se lamentan de no haber tenido coraje de dar un cambio de rumbo a su automático modo de tomar decisiones, se sienten incompletos por no haber respondido a sus ansias y, en último caso, sienten que no han conquistado su joya más preciada: C O N Q U I S T A R S E.

Y, créeme, que no hace falta que te plantees grandes logros, sino de que desees dar respuesta a tu autoadmiración, logrando superarte a ti mismo dentro de tus propios límites, limitaciones, complejos y debilidades, para desarrollar mayor firmeza, mayor valía y más fuerte autoconcepto. Sin ir más lejos y sin darme vergüenza de comentarlo, porque yo he conseguido conquistarme en este aspecto crucial, hasta no hace muchos años, me daba pánico hacer uso de la quinta marcha de mi coche y conducir a más de 100 km/h. Pues bien, ahora tened cuidado cuando veáis un Seat León TDI circulando a más alta velocidad y fluidez: dentro va una loca entusiasmada por conquistarse a sí misma cada día!

¡Feliz entrada del 2016 y F E L I Z  C O N Q U I S T A!

 

Foto: pixabay.com

 

Sobre Sandra Fernandez Prado

 

Apasionada por aprender a lo largo de la vida: tomo nota de cada vivencia, agradezco cada oportunidad, disfruto cada proyecto, regalo mi implicación y me emociono con los detalles.

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter