Cómo integrar a un nuevo empleado en una organización con la ayuda de un programa de inducción

Añadir nuevo comentario

Gran parte de las cosas más significativas al momento de la selección y el reclutamiento de nuevo personal no se queda en ese primer punto de la entrevista y la elección de los mejores prospectos. Va más allá, a lo que pasa luego de que la persona ha sido seleccionada y lo más cumbre de todo es que tanto como el nuevo empleado como la empresa tienen un gran papel de responsabilidad en el desenvolvimiento exitoso.

Por supuesto que es de suma importancia la actitud que tenga la nueva adición al equipo para adaptarse, pero es vital que existan procesos en la empresa que le facilite esto a todos los nuevos ingresos tengan o no la condición ideal de excelencia (que de todas maneras es la que debe buscarse).

No estaría mal ofrecerles una copia de este artículo de Gananci acerca de cómo ser el mejor en las cosas que haces.

Una de las responsabilidades de los encargados de recursos humanos en una empresa es el proceso de inducción, el cual será vital y repercutirá directamente en el desarrollo de los empleados dentro de la organización.

La inducción es una manera un poco más controlada de integrar al nuevo trabajador -como parte productiva- al ecosistema de la organización.

Vamos a analizarlo en frío, dos personas por sus capacidades tanto profesionales como humanas quedan asignadas al mismo departamento, a una se le da una inducción de calidad mientras que a la otra se le dice con rapidez y al azar ciertas cosas que su compañero de trabajo con más experiencia en la empresa considera que necesita saber ¿A cuál de los dos le irá mejor en su primera semana de trabajo? Ya sabemos la respuesta.

A continuación encontrarás algunas de las ventajas que te dará desarrollar un programa de inducción fuerte y replicable en tu negocio:

1.- Ahorro de tiempo: el tiempo es dinero, así que esta es una de las ventajas más importantes de la inducción. Cuando se respeta el proceso de inducción para los nuevos ingresos a la empresa te ahorras gran parte de los “ensayo y error” que cada persona pueda hacer mientras aprende a cómo llevar a cabo sus tareas de la mejor manera.

Esto no quiere decir que se le dará un manual al nuevo empleado y se pretenderá que este se apegue 100% a él por 24/7, las ideas nuevas y buenas son siempre bienvenidas. Sin embargo, mientras obtiene seguridad y se adapta, es preferible que se mantenga alineado a lo que va aprendiendo durante su inducción. Esto hasta que pueda empezar a soltarse un poco más y a proponer nuevos/más eficientes métodos.

2.- Agilización en la productividad: al contar con un programa de inducción eficaz, las personas que lo completen estarán listas para ser productivas y con menos margen de error en un tiempo considerablemente menor que una persona que no lo haga.

3.- Fortalecimiento de la cultura organizacional: un proceso de inducción no debe contener solamente métodos para realizar el trabajo de manera más automatizada, es de vital importancia que también la cultura empresarial de la organización de vea ampliamente reflejada.

Se debe especificar lo más posible todos los procesos que se vayan a realizar dentro de la empresa, sean responsabilidad del nuevo empleado o no, la forma de tratar a los clientes, de comportarse mientras estén en su horario de trabajo, entre otros. Lo ideal es que este pueda conocer bien la organización donde se está iniciando para que pueda empezar a sentirse parte e identificado con la misma.

Si no estás claro de cómo crear esta inducción estandarizada, te recomiendo este artículo:  Cómo optimizar los procesos de tu empresa.

Sobre Edith Gómez

 

Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. 

 

¿Quieres hacer un curso con Edith Gómez ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter