Aplicando la Inteligencia Emocional Laboral

Añadir nuevo comentario

Las emociones surgen como reacción a un hecho de carácter externo o interno y generan sentimientos que producen en nosotros mecanismos comunicativos que afectan directamente a las acciones y pensamientos de las personas tanto en el entorno personal como en el laboral.

Dentro del entorno laboral, las emociones más frecuentes que podemos encontrarnos son la satisfacción y entusiasmo por un trabajo bien realizado, la autoconfianza que genera una situación positiva, la desesperación, el enfado, el miedo y el orgullo entre otras ante las adversidades. Todas ellas confluyen en entornos que se caracterizan por ser cambiantes y que tan pronto vienen de cara como se tornan y ponen piedras en el camino.

Una emoción no tiene carácter ni positivo ni negativo, está en nosotros mismos y depende únicamente del significado que le queramos dar, es decir, no está estipulado formalmente. Lo que para unos es bueno, para otros puede tener carácter negativo y viceversa. Las circunstancias no tienen sentido emocional, es nuestra interpretación la que da sentido y, en ocasiones, tiende a distorsionar la realidad. El manejo de las emociones tan solo tiene que ver con entenderlas, canalizarlas y proyectarlas dirigiendo el camino al beneficio personal y al de la organización.

Gestionar las emociones es necesario para que la comunicación pueda fluir adecuadamente, evitando la aparición de conflictos y el deterioro de las relaciones permitiendo el aumento del desempeño y la productividad.

¿Cuáles son los perjuicios más importantes para el desempeño idóneo de la organización?

Toda emoción influye en la forma de pensar, sentir y actuar de las personas. Si atendemos a las características negativas como el miedo, la preocupación, la incertidumbre y la frustración, la emoción tiene un calibre destructivo muy importante que afecta directamente al clima laboral.

Factores como la creatividad y la concentración se ven debilitados y tendemos a manifestar un carácter exagerado, acusatorio y sin dar lugar a doblegar los pensamientos, proyectando un pensamiento profundamente irracional.

Los efectos negativos de los malos pensamientos se reflejan en la depresión, falta de autoestima, migrañas, efectos cardiovasculares, falta de rendimiento y estrés crónico entre otras. 

Claves para conseguir un clima laboral satisfactorio

Las empresas tienen que ser conscientes del impacto tan favorable que tiene desarrollar este tipo de inteligencia en sus integrantes, por lo que realizar formación relacionada con este factor puede ser muy positivo. Trabajar los sentimientos en el entorno laboral, teniendo en cuenta la cantidad de tiempo que pasamos en el mismo es muy importante para que la organización alcance sus objetivos.

Ignorar los sentimientos o minimizarlos, tomando la postura de preferir ignorar que actuar hace que de forma irremediable atraiga la soledad, frustración y el desamparo. Una organización es el lugar idóneo para promover el aprendizaje de competencias relacionadas con la Inteligencia Emocional, tocando nuestra identidad, autoestima y actitud de forma positiva o negativa.

Incrementar el Capital Emocional dentro de la organización produce aumento de energía personal y motivación, enlazando el compromiso y el desempeño personal y erradicando problemas como el absentismo y la alta rotación.

El aumento de autoestima provoca en los integrantes una tendencia claramente positiva, mayor adaptabilidad al cambio y gestión de la incertidumbre y el miedo, permitiendo a su vez la resolución de problemas.

Potenciar todas estas características es clave para que el personal de la organización goce de una Inteligencia Emocional óptima y permita hacer frente a todo tipo de circunstancias que puedan presentarse en el día a día.

Estos beneficios se traducen en una mejora considerable de la salud, ya no solo a nivel laboral, sino también personal, lo que permite ser capaces de asumir un mayor número de retos a través de altas dosis de motivación.

Sobre Mercedes Poyato

Grado en Turismo y Máster en Recursos Humanos y Relaciones Laborales.  Técnico en Orientación Laboral.

¿Quieres hacer un curso con Mercedes Poyato ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter